Yo quiero hablar con Federico, no con Maikel Chávez (+Podcast)

El programa radial Cuentos para Federico del caibarienense Maikel Chávez García tiene miles de seguidores gracias a la experiencia de WhatsApp y Facebook en una retroalimentación constante con los públicos

116769649 101782608302759 8154796677304914000 n

-Sí, sí, uno, dos, tres probando» ¿Oigo?

-Federico, ¿Qué haces?

– Pipo Pipo me estoy comunicando con la periodista Dona.

Así comenzó un diálogo con el caibarienense Maikel Chávez García, creador de los Cuentos para Federico, programa radial que se transmite de lunes a viernes por Radio Progreso a las 5 y media de la tarde, en el contexto de la Semana Mundial de la Alfabetización Mediática e Informacional que se celebró del 24 al 31 de octubre.  

Desde el proyecto Creativa, estuvimos hablando con el también dramaturgo y actor sobre el uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones en el trabajo con las niñas, niños y adolescentes (NNA).  

Resulta que Maikel Chávez tiene una experiencia gratificante en la red social Facebook y la aplicación de mensajería WhatsApp con más de 1300 seguidores y casi 200 participantes, respectivamente.

¿Cómo se gestiona este público? ¿Qué le aporta a las niñas, niños y padres la comunicación directa con este ratoncito tan popular?

«Cuentos para Federico surge a partir de la aparición de la pandemia y ante el gran problema de que los estudios de grabación de la Radio Cubana estaban cerrados y por lo tanto desde el mes de marzo no se grababa ninguna serie en ningún programa destinado al público infantil.

WhatsApp y la página de Facebook en los Cuentos para Federico surgen justamente como una de las estrategias creativas y en búsqueda de los públicos. No podemos estar ajenos que las redes sociales en estos momentos tienen un poder inmenso si vamos a hablar de comunicación y aunque no nos gusten, los niños están accediendo a estas redes sociales. Eso es una cosa con la que no vamos a poder luchar, ni vamos a combatir porque sencillamente es una realidad y lo que tenemos que hacer es adoptar esa realidad y tomar entonces las estrategias creativas desde nuestro producto y acercarnos a esos públicos.

En el chat de Federico, una vez terminado el programa, se conversa directamente con los niños sobre diversas temáticas. Primero que todo se va conduciendo por el tema que se aborda en el programa y ellos también proponen dibujos, adivinanzas; es una manera de discursar con ellos. Todos estos dibujos, adivinanzas, fotografías e iniciativas de los mismos padres, se suben luego a la página de Facebook».

Lea además: El ratoncito Federico Maldemar apuesta por llegar a todas las familias cubanas (+Audio).

¿Cuál es la clave para mantener tantos seguidores y que cada día se sumen más NNA y padres al mundo de Federico? ¿Cómo se crea esta familia gigante?

«La clave para conseguir tantos seguidores es la constancia. Las redes sociales es algo en lo que tienes que estar todo el tiempo y, sobre todo, en mi experiencia particular, darle la importancia que lleva cada una de esas personas que te siguen. Ellos se ven todos los días en la página para conversar con Federico, pero, además, Federico saludarlos y felicitarlos hasta el día de su cumpleaños. Muchos padres me han escrito por interno y me dicen: Federico, hoy es el cumpleaños de la niña y aunque no es el horario del grupo a esa hora yo con lo que esté haciendo, le envío un mensaje y juego con ellos porque tú no sabes si en ese instante puedes estar salvando una sonrisa. Creo que ese es el poder que tienen las redes sociales: la inmediatez, el poder de contactar inmediatamente con tus seguidores y dialogar con ellos y que ellos se sientan motivados como mismo a ti te motivan. Tú los tienes que motivar; creo que esa es la clave del éxito y cómo conseguirlo, pues con constancia, con constancia día a día, atenderlos y constantemente desde las diversas plataformas de las redes, promocionar también el programa y el grupo. Las redes sociales son de promoción constante para lograr esos seguidores».

250541120 4503097346426099 2733439042619174338 n
«Un rodaje hermoso, con la magia que genera Federico y en casa, los estudios de animación del ICAIC. Gracias al equipo de lujo, amigos y talentosísimos. «¡Ya pronto llegan los Cuentos para Federico a la gran pantalla!», escribe Maikel Chávez en su perfil personal de Facebook.

Sé por entrevistas previas que le has cambiado la vida a muchos niños y niñas, Federico es un amigo que no les puede faltar a los más pequeños. ¿Cómo te hace sentir eso?

«Cambiarle la vida a alguien es algo muy grande y yo no creo que Federico le ha cambiado la vida a las personas. ??l les dio como un granito de esperanza en medio de tanta oscuridad. Si tengo muchas experiencias con niños que de repente estaba muy tristes y el simple hecho de ponerse a dibujar por el día para Federico o de jugar a disfrazarse con sus padres o de esperar cada tarde para conversar con él y escuchar los cuentos que Pipo Pipo hace, eso les dio un nuevo matiz y un nuevo color.

A mí Federico si me ha cambiado la vida, me cambió la vida cuando empezó esta pandemia porque yo llegué a sentir pánico, pero ante el pánico dije: no, la importancia no es asustarse y tirarse a un rincón sino reinventarse a uno mismo y construirse un camino. Yo creo que Federico es ese ángel que todos necesitamos porque al menos los que lo queremos, los que lo seguimos, pues lo necesitamos para soñar en tiempos tan complejos y tan difíciles. Para mí sentir que los niños creen en él y que lo llaman constantemente»Fíjate, no con Maikel Chávez, sino con Federico. Sentir que creen en esa realidad nueva creada a partir de un personaje y saber que existe el niño que le pregunta al padre: papá, pregúntale a Pipo Pipo qué se siente tocar a Federico; eso es algo tan bonito».

¿Cómo el acceso a internet y a las tecnologías puede golpear la retroalimentación con este público? ¿Cuánto te golpea a ti? ¿Cómo se protege a nuestros NNA en las redes?

«Golpea mucho porque si bien tú estás hablando y persiguiendo todo el tiempo ilusiones, sueños y fantasías, las redes sociales se han convertido en un sitio de odios, de rencillas, de abordajes políticos, de miserias personales o frustraciones y eso pues contrasta con el discurso que quieres llevar. Pero es algo con lo que tampoco puedes luchar porque está ahí al alcance de las manos. No podemos encerrarnos en una burbuja, no podemos seguir creyendo que nuestros niños van a estar a salvo porque le creemos un mundo de maravillas. El mundo de maravillas hay que crearlo, pero hay que estar conscientes de que estamos pasando un momento feo. Ahora mismo estoy sufriendo mucho porque mi teléfono tiene serios problemas. Eso me ha impedido por unos días abrir el grupo y poder llevar las redes sociales. Sé que esto va a repercutir indefectiblemente en el impacto con los públicos, aunque los niños también han buscado sus alternativas, conversan entre ellos mismos y se hacen amigos».

Screenshot 20210221 162458 1
Algunos de los stickers que intercambia Maikel Chávez con los niños que contactan vía WhatsApp con Federico.

¿En tu experiencia donde buscas el apoyo para lograr esta comunicación mágica con quienes sueñan con Federico?

«Para este grupo de WhatsApp yo me vinculé directamente con Roxana Castellanos, psicóloga de la Universidad de La Habana quien atiende además los grupos de WhatsApp de ayuda a la infancia y a la juventud en este tiempo de pandemia. Además, con Nilsa, la psicóloga de los Estudios de Animación del ICAIC. Ellas me van dando tips, pautas para potenciar la comunicación.

Dialogar con los niños es muy rico. Los niños te llevan a parajes insospechados, te hacen preguntas que a veces te hacen a ti como artista replantearte muchas cosas, como, por ejemplo: cómo estudia Federico, qué come, qué sueños tiene Federico» Preguntas que uno como escritor o como actor ni se había hecho porque las presupone. El diálogo con ellos me ha obligado a reconstruirle el universo a Federico.

Ya vez que se habla de Federico y de Maikel como dos cosas totalmente diferentes y no nos damos cuenta que es la misma persona, pero eso es muy bueno y yo creo que eso lo da el poder de la comunicación directa con los públicos; eso es fundamental para todo producto artístico.

Conversar con distintos públicos de diferentes regiones de Cuba y del mundo porque al grupo Amigos de Federico se han unido personas desde Perú, España, Estados Unidos, Chile, le da un nivel de veracidad al personaje y a la obra artística sobre todo en el plano de la comunicación tan importante en estos tiempos».

IMG 20210529 WA0005

Lea además: Cuando la radio abraza la ternura infantil (+Audio y fotos).

¿Qué consejos o que gran consejo puedes brindar para el trabajo con los NNA aprovechando las TIC?

«Al niño no se le miente, se le habla tal cual es la vida porque el niño está pidiéndolo. Con el niño se juega, se le lleva al universo de la fantasía, pero nunca mintiéndole. El mayor consejo es mantener siempre la alegría infantil, rebuscar un poquito dentro de uno y despojar todas las miserias que uno pueda tener. Lo importante es salvar la alegría, pensar en los demás y siempre con verdad. Si mantienes tu alegría infantil siempre llegarán las oportunidades».

A Maikel Chávez García trabajar para las niñas y los niños le hace crecer, ser diferente. Siempre me ha dicho que la magia no se puede romper; por ello desde el grupo de WhatsApp Amigos de Federico mantiene muy activo a este ratoncito.

«Todo lo que lleva reto, dedicación, constancia, trabajo vale la pena hacerlo. Lo fácil se acaba fácil, lo difícil y si eso difícil es edificante, es un trabajo que alimenta tu alma y el alma de los que te rodean y lo ves y lo sientes y lo palpas; pues entonces vale la pena, vale mucho mucho mucho la pena y cualquier esfuerzo es poco».

Como de costumbre, cuando se habla con Maikel Chávez, uno tiene ganas de sentarse, escuchar y darle las gracias.

Escuche el podcast que cuenta con la participación de dos seguidoras de Federico: María Lucía Wanton Boada desde Santiago Cuba y su bella Carmencita con apenas 5 años de edad.

Imágenes: Archivo de CMHS, perfil de Facebook de Cuentos para Federico y del entrevistado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *