Cuba: un 26 olímpico en Tokio 2020

«Comprometido con la Revolución de la que es fruto, el Inder se suma hoy a las celebraciones por el aniversario 68 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes», dijo aquí su presidente, Osvaldo Vento Montiller.

Sus palabras cerraron la recordación de la efeméride por parte de la delegación cubana asistente a los Juegos de la XXXII Olimpiada, concebido en formato virtual a partir de los protocolos impuestos por la covid-19.

«Ratificamos el más enérgico rechazo a las agresiones orquestadas desde los Estados Unidos con el propósito de desestabilizar un país que jamás claudicará», sentenció el directivo, quien resaltó el mayoritario respaldo a la Revolución y el permanente liderazgo del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

«Desde este puesto de combate, continuaremos empeñados en merecer el seguimiento con que millones de compatriotas respaldan desde la Isla el desempeño de sus atletas», aseveró Vento, cuya intervención también incluyó una enfática denuncia al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a la Isla por Estados Unidos.

«Reiteramos la decisión irrevocable de ser fieles a la tradición de lucha en la que se inscribió con sangre la hazaña del 26 de julio de 1953», sostuvo poco después de que la pesista Ludia Motero resaltara el significado del Día de la Rebeldía Nacional.

«Confirmamos que cada jornada por venir continuará siendo expresión de los valores defendidos por la generación del centenario», aseguró la atleta, sexta en esta cita.

Décimas declamadas por la tiradora Laina Pérez y cortes audiovisuales relacionados con los sucesos que cambiaron la historia de Cuba completaron el material, transmitidos por los perfiles de Facebook del propio Inder y este periódico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *