Los Joven Club por la resiliencia costera (+Audio)

Se insertan Joven Club de Computación y Electrónica de Caibarién en proyectos de colaboración internacional como el de Resiliencia Costera que se ejecuta en el municipio

Joven Club de Computación y Electrónica. Colaboracion internacional resiliencia costera

Las instituciones de los Joven Club de Computación y Electrónica en Caibarién apuestan por la vinculación con la comunidad desde proyectos de colaboración internacional.

En la instalación del Consejo Popular Punta Brava exhibe sus beneficios un aula de creación de capacidades para la adaptación al cambio climático, fruto del intercambio con el Proyecto Resiliencia Costera.

Ketty Peñaranda Casares, directora municipal de los Joven Club en Caibarién, reconoce las ventajas que tiene para estas instalaciones la cooperación, por ello, apuestan además por otras experiencias.

Impartir cursos, capacitar a especialistas de instituciones y facilitar el acceso a la información demanda también la superación de los profesionales que integran el equipo local de los Joven Club.

Escuche el reporte radial desde nuestro canal de Teveo:
¿Sabes que es el proyecto internacional «Construyendo resiliencia costera en Cuba a través de soluciones naturales para la adaptación al Cambio Climático»?

(Información tomada del artículo de Yudith Delgado Rodríguez y Félix Alexis Correa publicado en Cubadebate el 12 de agosto del 2020).

  • inició en Villa Clara en medio de la compleja situación epidemiológica impuesta por la COVID-19 en el país.
  • Resiliencia Costera, es el nombre abreviado por el cual se conoce este proyecto.
  • contempla a Caibarién, en particular al Consejo Popular 2, Punta Brava, dentro de los 4 municipios costeros del país en los que tendrá una intervención directa, como es el caso de Playa Vitoria (Yagüajay), Punta Alegre (Chambas) y Santa Rita (Nuevitas).
  • Es financiado por la Unión Europea bajo el Programa Alianza Mundial contra el Cambio Climático (GCCA), e implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Agencia de Medio Ambiente (AMA), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) como institución nacional.
  • Los principales organismos involucrados son la Delegación Municipal de la Agricultura y sus dependencias de la Empresa Agroforestal, Granja Urbana y Apicultura, el Centro de Estudios y Servicios Ambientales de Villa Clara (CESAMVC) con su oficina de Manejo Integrado Costero en Caibarién y las entidades locales del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), representadas por la Dirección Municipal de Acueducto y Alcantarillados, relacionados sobre todo con la gestión de aguas pluviales, saneamiento y solución de residuales.
  • Entre las acciones previstas figura el reforzamiento de la infraestructura ambiental, agroforestal y alimentaria de la comunidad Punta Brava, a partir de la rehabilitación del bosque de manglar en el Barrio Las Varas, el Refugio de los Barcos y Punta Brava; el desarrollo de un proyecto integral de fortalecimiento de la seguridad alimentaria en el área de intervención, con la rehabilitación de los organopónicos, el fortalecimiento de Patios de Referencia, la capacitación y trabajo con la comunidad sobre la producción de hortalizas y frutales sobre bases sostenibles y agroecológicas, y la reactivación de la actividad apícola en el municipio.
  • La contribución del Proyecto Resiliencia Costera permitirá enfrentar con una mejor disposición material e informativa las distintas acciones contenidas en sus planes de acción para el desarrollo local y la integración de los enfoques de adaptación al cambio climático y reducción de vulnerabilidades, tendientes a fomentar la resiliencia costera.
  • Resiliencia Costera, es un proyecto que se centra en la potenciación de una visión integrada de la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático, como base fundamental para la sostenibilidad de las intervenciones de desarrollo resiliente en Cuba.
  • En la provincia, además de Punta Brava en Caibarién, el proyecto tiene potencial de replicación en otras 4 comunidades costeras de la provincia, Emilio Córdova en el municipio de Encrucijada con una población de 1400 habitantes, Isabela de Sagua en el municipio de Sagua la Grande con una población de cerca de 2000 habitantes, Carahatas en el municipio Quemado de Güines con una población de más de 633 personas y en La Panchita, municipio de Corralillo con una población de más de 800 personas.

Imagen: tomada de Internet.

Frank Rodríguez

Frank Rodríguez

Periodista, director y guionista de programas de radio y televisión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *