Un hogar sin contagios (+Audio)

Desde el inicio de la epidemia de COVID-19, ninguno de los convivientes del Hogar de Ancianos de la Villa Blanca ha contraído la enfermedad.

anci dddd

La travesura y el apremio en las palabras de Valentín León García demuestran la felicidad con que vive a su avanzada edad. Él como otros tantos abuelos del Hogar de Ancianos de Caibarién supera los avatares que impone la primera gran pandemia de un muy agitado siglo XXI.

«Yo siempre uso el nasobuco y no salgo a ninguna parte de aquí, que es como debe ser y nos indican. Aquí la atención es buenísima, los médicos, las enfermeras nos atienden muy bien»».

Desde el inicio de la epidemia de COVID-19, hace ya más de un año, ninguno de los convivientes del Hogar de Ancianos de la Villa Blanca ha contraído la enfermedad, un logro que resalta el doctor Maykel Espinosa Sanetti, director de la institución.

«Lo hemos logrado por la aplicación rigurosa de los protocolos, el cambio de nasobuco, el lavado constante de las manos, la desinfección, así como la fumigación sistemática del centro. También aplicamos la Biomodulina, un medicamento que ha posibilitado disminuir las infecciones respiratorias agudas»».

Belkys Carrera, enfermera jefa de la sala número 2 destaca los cuidados a tener en cuenta con los abuelos, y el control diario y sistemático del suministro de los medicamentos y otras atenciones.

Dicen que a los abuelos retorna la inocencia de la infancia. Labor compleja de los profesionales de la salud mental. Un reto que enfrenta la psicóloga Yadira Morera Bermúdez.

«Como son pacientes ancianos hay que guiarlos para que entiendan que el hecho de no poder salir es por su bien, por el cuidado de la salud, pues son el grupo más vulnerable. Hay que hacerlos entender y sobre todo con mucha paciencia»» comenta la psicóloga.

En los resultados alcanzados por el Hogar de Ancianos de Caibarién, sin casos positivos a la COVID-19, cada aporte cuenta, entre ellos el de Tania Mesa Moreno, jefa de turno que vela por la correcta higienización de salones y espacios compartidos del lugar, un aspecto en el que no pueden faltar los medios de protección de las auxiliares.

Ha sido un año difícil, colmado de desafíos y no ausente de preocupaciones, pero lleno, además, de las mejores atenciones. Bien lo agradecen los abuelos del Hogar de Ancianos de la Villa Blanca. Valentín León García, es uno de los eternos complacidos por los extremos cuidados que recibe a diario.

«Me siento muy bien y estoy muy agradecido con los que me atienden y por la obra de nuestro Comandante en Jefe, que para mí no está muerto sino vivo en mi corazón, y él fue el que creó e impulsó el sistema de los hogares de ancianos en Cuba»».

Escuche en voz y sonido el reportaje realizado por Christian Serafín Jimenéz y Freddy Espinosa en el Hogar de Ancianos de la Villa Blanca

Imagen: Archivo CMHS

Christian Serafín Jiménez

Christian Serafín Jiménez

Estudiante de Periodismo en la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *