Fumando me resto vida

Si Usted tiene la voluntad, encienda su conciencia, medite y fúmese una vida saludable por el resto de sus días. Empiece hoy, 31 de mayo, Día Mundial sin Tabaco.

periodico 26dddd

Quizás cuando le hallen alguna propiedad curativa o beneficiosa al cigarro, la gente deje el hábito de fumar. Sí, porque a pesar de constituir la segunda causa de muerte a nivel mundial, muchos son los que acompañan su vida o la guían con humo.

Una encuesta realizada en Cuba hace unos años arrojó que la prevalencia de fumadores en la población mayor de 15 años ha disminuido, algo que en una mirada a tu alrededor no se palpa; y si hicieran el mismo estudio en menores de 15, estoy segura que los datos asombrarían. Y yo diría que no es malo llevarse un cigarro a la boca; cuando adolescente lo hice alguna que otra vez en busca de la libertad que provoca lo prohibido y quizás también hasta para sentirme un poco grande dentro de la sociedad que se abría para mí. Ahora no fumo. No soy fumadora. No me faltó claridad, ni me falta como a tantos otros, para saber que los malos hábitos se desechan y más este que atenta contra la salud pues se vincula con la aparición de varios tipos de cáncer, específicamente el de pulmón, y otras enfermedades y trastornos en la persona.

3dddd

Pero no, no se preocupe Usted. No voy a repetirle lo que ya conoce. Sabido es que nuestro país desarrolla innumerables acciones de promoción y prevención contra esta epidemia, aunque se erija como el potrero de Don Pío a la hora de penalizar el hábito en lugares comunes. No es justo que muchos estén obligados a compartir el humo tóxico proveniente de bocas irresponsables. ¿Por qué tiene otro que apenas conozco convertirme en un fumador pasivo y así dañar mi salud? Porque si Usted ya lo tiene como compañía, mire, no moleste a los demás. Usted que lleva el vicio lo mismo en su casa, que en el carretón de pasaje o en la guagua, déjele al menos a sus semejantes respirar con tranquilidad el aire que nos pertenece a todos.

No obstante, si Usted tiene la voluntad, encienda su conciencia, medite y fúmese una vida saludable por el resto de sus días.

Imágenes: tomadas de Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *