El reinicio de nuestras luchas (+Audio)

Un profesor de Historia con más de 40 años de experiencia conversa sobre el 24 de febrero de 1895, fecha significativa en la historia de nuestro país.

marti

Hoy es un día de esos en que cualquiera se emociona. Y más un profesor de Historia como Víctor Rivas González, Vitico, con más de 40 años de experiencia.

Un 24 de febrero hablar sobre el reinicio de nuestra gesta, es un privilegio para quien ve en sus alumnos de la Secundaria Básica Julio Antonio Mella de Caibarién parte fundamental de su vida.

Hoy las aulas están cerradas, pero se abren las puertas de este espacio. Paso a paso entramos todos. Vitico al frente nos cuenta.

IMG 20210223 WA0008
Víctor Rivas González, Vitico, es profesor de la Secundaria Básica Julio Antonio Mella.

«€œEl 24 de febrero de 1895 tuvo un significado especial para nuestro país porque al fin, después de muchos años de intentos de reiniciar la guerra, se destacaba en Cuba un movimiento que va a materializar los esfuerzos que José Martí y el Partido Revolucionario Cubano hicieron posible.

Hay que recordar que antes estuvo la Guerra Chiquita, el Plan Gómez-Maceo y otros levantamientos, que no pudieron reiniciar la guerra porque se repetían las mismas causas que llegaron al fracaso de la Guerra de los Diez Años: regionalismo, caudillismo e indisciplinas.

Y ahí vemos la genialidad de Martí que mediante el Partido Revolucionario Cubano logra el equilibrio necesario entre el mando civil y el militar, entre los cubanos que estaban dentro y fuera de la Isla para unificar criterios. Logra consumar un hecho que parecía prácticamente imposible dada las incomprensiones que tenían los cubanos»€.

El reinicio de la guerra el 24 de febrero de 1895 y toda su trayectoria, sirvió de enseñanza para tiempos posteriores en cuanto a la necesidad de un mando único. Además, se tomó conciencia de que las previsiones del Maestro sobre el peligro del Gigante del Norte eran válidas para Cuba y el resto de América Latina.

«€œMartí, sin dudas, es el alma de esa guerra, pero no podemos ceñirlo solamente al 24 de febrero de 1895 a pesar de ser el día del alzamiento en Cuba; hay que remontarse mucho más atrás porque en el periodo de Tregua Fecunda, es la figura política de mayor ascenso y desarrollo. Como dijeran algunos historiadores importantes: aunque otros se cansaron el siguió allí.

Fue muy importante la labor de sus discursos, llamaba a reiniciar la lucha inconclusa, unir pinos nuevos y viejos. La propia creación del Partido Revolucionario Cubano para encabezar la lucha resume mucho de toda la genialidad de José Martí.

Ya en esta guerra existe una idea de que es lo que se quiere al terminarla: una patria con todos y para el bien de todos. Hay un trabajo ideológico muy fuerte en la figura de Martí para llevar al cubano de nuevo a la guerra después de un largo periodo de inactividad. Martí es la figura que con mayor fortaleza encierra el tesón de los cubanos por alcanzar la independencia»€.

Esta gesta fue superior en diversos aspectos a la Guerra de los Diez Años, pero la falta de unidad volvió a relampaguear en los campos de batalla, brecha que aprovecharon los Estados Unidos.

«€œSi bien a lo largo de la guerra no se vieron manifestaciones de falta de unidad, una vez alcanzada la independencia relativa de España, caímos en mano de los Estados Unidos. Aquí si se vio la falta de unidad, porque no hubo consenso alrededor de la nueva aprobación de la Enmienda Platt y demás mecanismos que nos convirtieron en neocolonia de Estados Unidos»€. 

El profesor Vitico nos ha hablado de Cuba, de historia. De aquella vez en que Martí preparó minuciosamente la guerra que estallaría aquel 24 de febrero de 1895.

«€œLa historia de Cuba es muy hermosa porque está llena de heroísmo y consagración. No es difícil amarla porque los ejemplos de grandeza están a la mano. Hay que verla como un todo único, no hay mucha diferencia de los jóvenes de hoy con aquellos que fueron a la manigua.

Partiendo de una frase dada por el propio Fidel que dijo que entonces nosotros hubiésemos sido como ellos, ellos hoy hubiesen sido como nosotros. Hay un objetivo que hilvana desde el 10 de octubre hasta hoy y es lograr la independencia de Cuba. El objetivo de preservar nuestra independencia»€.

Imagen de Vitico cortesía del entrevistado

Otra Imagen tomada de tvavila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *