Destacadas

¿Cómo se regula la importación de equipos eléctricos a Cuba?

Vistas: 0

En los últimos años se incrementó la importación de equipos eléctricos en Cuba, informó a Cubadebate Joel Enrique Trincado Pacheco, director de normalización y evaluación energética de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (Onure).

Aunque la alta demanda de energía no se puede relacionar de manera directa con las elevadas cifras de nuevos equipos enchufados a la red, pues inciden otros fenómenos como el calor y el “factor de coincidencia” en el consumo por los prolongados apagones, este elemento debe tenerse en cuenta al modelar los equilibrios entre la irregular generación y los picos de demanda.

En 2022, entraron a Cuba alrededor de tres millones de equipos. Según Trinchado Pacheco, “el 53% corresponden a sistemas de iluminación y el 23% son equipos de cocción como ollas reinas y arroceras, que sí repercuten notablemente en el consumo”.

Los equipos de climatización y refrigeración son un 10% de las importaciones, que en un 92% fueron realizadas por personas jurídicas.

En el 2023, la cifra descendió ligeramente a 2.8 millones de equipos, el 50% fueron luminarias, sobre todo LED.

“En lo que va de año (cierre de abril) se han importado 1.8 millones de equipos. El 46% son de iluminación. Igualmente, ha aumentado la importación de equipos de cocción de alimentos y de refrigeración como neveras, congeladores verticales u horizontales, con una tendencia creciente en las formas de gestión no estatal. Este año han importado más las formas de gestión no estatal que las estatales”, dijo el directivo de la Onure.

Ante el aumento del número de electrodomésticos en funcionamiento dentro de la red nacional, muchos podrían preguntarse cómo se regula su importación, sobre todo tomando en cuenta la premisa de eficiencia energética basada en equipos con menor índice de consumo.

El director de normalización y evaluación energética de la Onure explicó que, a diferencia de lo que algunos pueden pensar, es una práctica internacional que para todos los “equipos de uso final de la energía” se establezcan normas de seguridad eléctrica, eficiencia energética y tropicalización.

“Muchas de estas normas están encaminadas a proteger los sistemas eléctricos, con base en las capacidades de generación y el consumo, para lograr un equilibrio entre ambos”, dijo Trinchado Pacheco.

“Nuestro país funciona bajo ese principio. Además de priorizar que los equipos comercializados sean eficientes y seguros, tomamos en cuenta la tropicalización. Este concepto toma en cuenta las condiciones climatológicas del país, las altas temperaturas, la salinidad y la humedad. Si se cumple, permite que los equipos eléctricos funcionen de manera correcta en nuestras condiciones”.

Las primeras regulaciones para la importación de equipos en Cuba datan de 2009, a partir de la revolución energética.

El objetivo de esas normas tenían era que los equipos que entran al país sean eficientes energéticamente y “contribuyan a conservar la estabilidad del sistema electroenergético nacional”.

Particularidades para la importación de equipos para personas jurídicas

En Cuba hay un marco regulatorio para la importación de equipos. Las personas jurídicas, tanto estatales como no estatales, se rigen por las resoluciones 235 y 236 del 2021.Trincado Pacheco explicó que la 235 establece los procedimientos para los trámites de solicitudes de las importadoras, la entrega por la Onure del certificado de homologación y el permiso de importación de equipos desde el punto de vista técnico.La 236 complementa la anterior, pues es el reglamento técnico que establece los requisitos de seguridad eléctrica, eficiencia energética y tropicalización que deben cumplir los equipos a importar, fabricar o ensamblar con vista a su comercialización y uso por diferentes entidades.Para ello, el país cuenta con laboratorios de ensayo donde se certifican los equipos.“Debemos aclarar que se regula un grupo de equipos que son los que más influyen energéticamente en el país. No son todos los equipos. Los de televisión, cómputo, radio y amplificación son regulados por el Mincom”, precisó el directivo de la Onure.“Nosotros nos encargamos de los equipos de clima, iluminación y otros, tanto para las instituciones tanto estatales como privadas. Por ejemplo, está prohibido importar luces incandescentes, debido al alto consumo energético”, agregó.En el área de los implementos de cocción, se regulan las ollas arroceras y reinas, hornos microondas y eléctricos, sandwicheras, tostadoras y otros electrodomésticos como lavadoras y ventiladores.Según Trinchado Pacheco, el listado de equipos homologados se actualiza mensualmente y está disponible para consulta en la web www.onure.co.cu.

Recordó que, antes de realizar cualquier importación de equipos eléctricos, las entidades estatales y las formas de gestión no estatal deben verificar el listado de equipos homologados.«Si el equipo ya está certificado por otra entidad nacional, el cliente puede importarlo sin problema alguno”, dijo.Añadió que las mipymes y los trabajadores por cuenta propia no pueden importar directamente “equipos de uso final de la energía”, sino mediante las entidades importadoras autorizadas por el Mincex, y recalcó que esos equipos tienen que estar homologados.“Si usted va a traer una marca y modelo que no está homologado para uso comercial o dentro de las entidades, debe traer dos muestras al laboratorio junto con sus fichas técnicas. Ahí se verifica si cumple con los parámetros. De no cumplirlos, el equipo solo podrá ser empleado para uso no comercial», señaló Trinchado Pacheco.Agregó que, sin embargo, si se importa en pequeñas cantidades, para donación o para un uso específico dentro de las entidades, sin que tenga carácter comercial, se permite la importación, porque no va a tener un efecto energético importante.

Apuntes para las personas naturales

Las personas naturales se rigen por la resolución 175 de 2022 de la Aduana General de la República, que establece la cantidad de equipos y los precios referenciales de costo.“Hasta el momento, estos no deben cumplir las normas de tropicalización ni de eficiencia energética. Para importar estos equipos, no se requieren permisos técnicos, ni pasar por el proceso de homologación. Es bueno aclarar a la población que las normas anteriores (235 y 236)  no inciden en sus importaciones de carácter no comercial”, señaló el director de normalización y evaluación energética de la Onure.“Actualmente, para la población no se regula la importación de equipos atendiendo a su eficiencia energética, teniendo en cuenta, entre otros factores, el proceso de rápido despacho en la aduana”, dijo, pero agregó que se harán acciones para contribuir a que esos equipos que entran al país sean energéticamente eficientes y no complejicen aún más la situación del SEN.Los requerimientos se centrarán, sobre todo, en la potencia y las características técnicas de eficiencia energética, principalmente en equipos de alto consumo como lo de refrigeración, climatización y cocción.

Tomado de Cubadebate

Tomado de Cubadebate

Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba. Publica noticias y análisis con un tratamiento objetivo de los hechos. Muestra los intereses que el poder global oculta para mantener sus privilegios. UCI, La Habana, Cuba. editor@cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *