El jengibre, una planta eficaz como medicamento y especia (+ Fotos y videos)

En esta ocasión, Pedrito, el Yerbero de Caibarién, recomienda conocer más sobre el jengibre, una especia que se debe tener a la mano en la cocina todo el tiempo. Pero su mayor valor está en las  numerosas propiedades medicinales que permiten llenar varios libros.

st1.uvnimg

El jengibre (Zingiber officinale Rosc., shengjiang) es una especia y planta medicinal utilizada desde hace muchos años y procedente de Asia Central y el Sudeste Asiático. Esta planta con rizoma de la familia de las zingiberáceas, similar a un lirio, se cultiva en todas las regiones tropicales y subtropicales de Asia, en partes de África, en Brasil y Jamaica.

En la actualidad, casi el 50% de la cosecha mundial procede de la India. El jengibre se da en toda China, pero en especial en las regiones centrales y meridionales. Es una planta vivaz y resistente, con un vigoroso rizoma rastrero horizontal que presenta tuberosidades y ramificaciones.

Del rizoma surgen falsos tallos y brotes con flores. Su nombre procede del sánscrito shringavera, que quiere decir «con forma de cornamenta». De allí se derivaron el griego ziggiberis, el latín zingiber y el inglés ginger.

Los rizomas, utilizados para fines terapéuticos y alimenticios, se recogen entre 9 y 10 meses después de la plantación. Al cosecharlo, se lava bien y se deja secar algunos días al sol. De toda la planta solo se utilizan las «manos» del rizoma, de unos 10 cm de longitud. Los rizomas jóvenes se utilizan frescos, mientras que los más viejos se secan y presentan un sabor mucho más fuerte. El jengibre posee un característico aroma perfumado y refrescante con un toque de limón. Su sabor es especiado, picante y penetrante, con un toque ligeramente dulzón.

Una planta importante en la historia de la medicina

La raíz del jengibre se utiliza desde hace mucho tiempo en la medicina popular como condimento y medicamento beneficioso y eficaz. En China, el jengibre se conoce al menos desde la dinastía Zhou (siglo XI a.C., año 221 a.C.). Asimismo, Dioscórides, el farmacólogo más conocido de la Antigüedad (siglo I d.C.), se refirió al jengibre en su obra más importante, la Materia Médica.

El jengibre es una planta particular. Tiene las raíces pequeñas como aquellas del cipero: las cuales son blanquecinas, olorosas y del gusto de la pimienta. Tiene virtud de calentar, y de digerir. Ablanda el vientre ligeramente, y es muy agradable al estómago. Resuelve los impedimentos que ofuscan la vista, y se mezcla en las medicinas contra venenos tóxicos. En suma, tiene casi la fuerza de la pimienta.

También Hildegarda de Bingen describía en su herbario medieval el jengibre y sus efectos: «El jengibre es muy cálido y dilatado, esto es, delicuescente…». La religiosa alemana subraya además su efecto curativo para las enfermedades de los ojos y diversos trastornos estomacales e intestinales.

En el Ayurveda, las enfermedades neurológicas, los estados de dolor, la insuficiencia circulatoria, los trastornos digestivos, las náuseas y los vómitos se consideran indicaciones clásicas para su uso.

En la medicina natural centroeuropea está extendido su uso para la neurastenia, enteritis crónica, tos, retención de orina, trastornos ginecológicos, reuma y faringitis. También se utiliza para los vértigos, náuseas y mareos de viaje, trastornos circulatorios y del riego sanguíneo, dolores y espasmos musculares, así como para los trastornos gástricos y digestivos.

Desde la antigüedad, el jengibre también se considera un afrodisíaco. Es especialmente apreciado en caso de sensibilidad al frío, defensas bajas y debilidad motora.

Sustancias picantes y aceites esenciales con efecto medicinal

La importancia nutricional del jengibre reside en su amplísimo espectro de aceites esenciales (2,5-3%) y sustancias picantes no volátiles. Los principales componentes de la fracción de sustancias picantes son los gingeroles, con un 25%. Un contenido elevado de gingeroles y un sabor picante intenso son señal de frescura y calidad.

Por su estructura química y acción, los gingeroles son semejantes al ácido acetilsalicílico, por lo que presentan un efecto analgésico. Como antagonistas de la serotonina, un neurotransmisor, los gingeroles actúan en el estómago y el intestino contra la flatulencia, los espasmos y las náuseas. Junto con los shogaoles, los gingeroles figuran entre las sustancias picantes que incluso durante la cocción experimentan poca evaporación. Estimulan el flujo de saliva y la secreción de jugos gástricos. Al excitar los receptores térmicos del estómago generan en él una sensación ardiente y cálida muy intensa.

Los principales componentes de los aceites esenciales son los sesquiterpenos como el curcumeno y el alfafarneseno. Su aroma característico se debe a la mezcla de isómeros cis y trans del betaeudesmol y a los alcoholes sesquiterpénicos betasesquifelandrol y zingiberol. El olor a limón es debido al neral y el geranial.

Al analizar los nutrientes destaca el elevado contenido en agua (81%) y los hidratos de carbono (11%). En cuanto a los minerales, posee cantidades apreciables de potasio, fósforo, magnesio y hierro. Además, el jengibre contiene numerosas sustancias vegetales secundarias con efectos antioxidantes.

Aplicaciones farmacológicas diversas

En la fitoterapia occidental, el jengibre se ha incluido en la farmacopea alemana, con la contraindicación de que, en casos de cálculos biliares, solo debe emplearse previa consulta con un médico. Como observación destacan que no debe utilizarse para las náuseas del embarazo. Además, se han descrito algunos casos en los que, tras la ingestión de preparados de jengibre en dosis elevadas, aumentó el riesgo de hemorragia por disminución de la síntesis de tromboxano, cuando se administraban simultáneamente inhibidores de la agregación plaquetaria y anticoagulantes orales.

El jengibre es antiemético, positivamente inotrópico, colagogo y estimulante del tono muscular y el peristaltismo intestinal. Las investigaciones farmacológicas con extractos de jengibre y diversas sustancias individuales aisladas han demostrado la presencia de efectos analgésicos, antirreumáticos, antiinflamatorios, anticolesterolémicos e inhibidores del sistema nervioso central.

El jengibre en polvo, en dosis de 2 gramos, es un potente antiemético, al parecer superior a la difenhidramina (dosis terapéutica 100 mg). Como antiemético se toman 2 gramos del producto recién pulverizado (1 cucharadita = 3 gramos) con un poco de líquido. Para preparar una infusión en caso de trastornos dispépticos se vierte 1 taza de agua hirviendo sobre 0,5-1,5 gramos del producto pulverizado de forma gruesa y, tras 5-10 minutos, se cuela con un colador de té. Como dosis diaria se recomiendan 2-4 gramos del producto desecado.

Eficacia dietética, especialmente contra las náuseas y el frío

La nutrición y dietética de la medicina china atribuye al jengibre fresco las siguientes cualidades y efectos:

• Temperatura: cálido.
• Sabor: picante.
• Afinidad a los órganos: pulmón, estómago, bazo, hígado.
• Efectos: calienta el Jiao Medio, suprime las náuseas, calienta el pulmón, calma la tos, transforma la flema, elimina toxinas, dispersa el frío, fomenta el sudor, libera la superficie.

El jengibre se menciona por vez primera como producto dietético en el tratado central del Mingyi bielu («Notas complementarias de médicos famosos», aproximadamente del siglo II). Sin embargo, el jengibre desecado ya aparece en el Clásico de la Ciencia Herbolaria de Shennong (finales de la dinastía Han). El jengibre fresco se describe en el capítulo 26 del Bencao gangmu («Farmacología sistemática») de Li Shizhen (1593).

Como indicaciones importantes para su uso terapéutico se encuentran las náuseas, los vómitos, la falta de apetito, la tos, la insuficiencia respiratoria, el frío y los escalofríos, el dolor de cabeza y de las extremidades, la congestión nasal, la dispepsia y diarrea tras el consumo de alimentos en mal estado, la dismenorrea y los trastornos del riego debidos al frío. Como contraindicaciones deben tenerse en cuenta los estados de deficiencia y los trastornos de calor, las enfermedades oculares, las hemorroides y la hipertensión.

Uso extenso como especia culinaria

Además de su aplicación médica, el jengibre se utiliza como especia para elaborar y sazonar alimentos, por ejemplo dulces y productos de repostería, sopas o platos de carne. En mezclas de especias, el jengibre desecado se emplea sobre todo en el curry.

Su extracto o aceite se utiliza para elaborar licor, vino o aguardiente de jengibre, así como infusiones. La bebida más conocida es el ginger ale, un refresco carbonatado sin alcohol apreciado por sus notas de limón con un toque picante y su refrescante sabor.

El jengibre fresco se ralla o se pica muy fino y se añade a los platos sin una cocción prolongada. Si el jengibre fresco se cuece durante mucho tiempo se hace más picante, pero disminuye la frescura de su aroma. El té de jengibre, preparado en infusión o breve decocción de rodajas o trocitos de jengibre, es una bebida especiada que calienta intensamente el interior del organismo.

jengibre propiedades 1 1

Como especia, es muy utilizado en la cocina china. El jengibre joven suele añadirse en conserva o en cantidades relativamente grandes en numerosos platos, incluidos platos fríos, y se emplea casi como una verdura. El jengibre maduro se utiliza como especia por su fuerte sabor. Para ello se pulveriza, exprime o corta en trozos.

Sin embargo, también puede secarse, conservarse en salsa de soja, sal o vinagre o utilizarse con miel y azúcar para la elaboración de dulces. Cortado en rodajas o tiras, o rallado, el jengibre resulta apropiado para chutneys, sopas, salsas y platos de carne, pescado, verdura o arroz. En Europa se conoce, sobre todo, el jengibre confitado.

En las recetas, es muy importante utilizar la cantidad de jengibre adecuada. El delicado toque en el paladar le proporciona su refinamiento. Además, almacenadas en un lugar fresco y seco, las raíces frescas de jengibre se conservan al menos 3 semanas.

La receta del Pollo al jengibre
Cómo plantar y cultivar jengibre en casa con éxito
Cómo hacer té de jengibre y limón. Una bebida con un poderoso y sorprendente beneficios para la salud
Jengibre como producto natural para rejuvenecer la piel

Textos, videos e imágenes tomadas de Internet

Maibelys Fernández González

Maibelys Fernández González

Licenciada en Lengua Inglesa y gestora de contenidos en las redes sociales de CMHS Radio Caibarién

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *