Día del Trabajador de la Cultura: donde palpita fuerte el arte cubano

cultura

Es conocida la incondicionalidad de los trabajadores del sector de la Cultura, de aquellos que no detienen su arte bajo ninguna circunstancia, siempre atentos y dispuestos a la hora de repartir amor, conminados a representar los más auténticos valores cubanos que identifican a los miembros de este gremio.

Ciertamente cuando eso sucede, el público se desinhibe al compartir sus opiniones sobre el resultado de un espectáculo danzario o de una puesta en escena de una obra de teatro, como si cada uno de los espacios fuera su responsabilidad e indirectamente lo es, pues de sienten partícipes de los premios y los fracasos de sus compañeros y de la obra cultural de las instituciones por las que han transitado tantos excelentes profesionales.

Los artistas también tienen una deuda con las nuevas generaciones que se van formando dentro de las escuelas de arte y con el movimiento de aficionados, y es traspasar el conocimiento adquirido para consolidar la calidad a la que se aspira. 

Por eso, es momento para reconocerlos y afirmar que la cultura está en sus manos, en sus voces y en el nivel técnico-artístico que puedan imprimirle a cada intento de acompañar la educación y la civilidad de nuestro pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *