Estados Unidos anuncia un avance histórico en fusión nuclear

fusion nuclear
Imagen del interior de la instalación en la que se activan los láseres para la fusión, en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore.Damien Jemison (Lawrence Livermore National Laboratory)
Estados Unidos anunció este martes un avance científico histórico en el campo de la fusión nuclear, que en unas décadas podría revolucionar la producción de energía en la Tierra.

Los científicos llevan décadas trabajando para desarrollar la fusión nuclear, considerada una fuente de energía limpia, abundante y segura que podría permitir a la humanidad romper su dependencia de los combustibles fósiles que provocan la crisis climática global.
 
Un experimento llevado a cabo la semana pasada ‘produjo más energía de fusión que la energía láser utilizada’ para provocar la reacción, explicó en un comunicado el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL), situado en California y dependiente del Departamento de Energía estadounidense.
 
Este hallazgo se verá ‘en los libros de historia’, declaró en rueda de prensa la secretaria de Energía estadounidense, Jennifer Granholm.
 
El anuncio, que se filtró a la prensa hace unos días, entusiasmó a la comunidad científica en todo el mundo.
 
Las centrales nucleares utilizan actualmente la fisión, la división del núcleo de un átomo pesado para producir energía. La fusión nuclear, al contrario, combina dos átomos de hidrógeno para formar un átomo de helio más pesado, liberando una gran cantidad de energía en el proceso.
 
Esto ocurre dentro de las estrellas, incluido el Sol.
 
En la Tierra, este proceso se puede conseguir con la ayuda de láseres ultrapotentes.
 
En el National Ignition Facility (NIF), que depende del laboratorio californiano, 192 láseres apuntan a un cilindro del tamaño de un dedal, donde se colocan los átomos de hidrógeno ligero que se fusionarán.
 
Los científicos produjeron así unos 3,5 megajulios de energía usando 2,05 megajulios a través de los láseres, según el comunicado.
 
Este resultado proporciona una prueba de principios físicos descritos hace décadas.
 
La fusión tiene algunas ventajas: no presenta riesgo de desastre nuclear y produce menos desechos radiactivos. Y sobre todo, en comparación con las centrales eléctricas de carbón o gas, no genera gases de efecto invernadero.
 
Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer antes de que la fusión sea viable a escala industrial y comercial.
 
Probablemente ‘décadas’, declaró este martes Kim Budil, la directora del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore. Los desafíos son tecnológicos, puesto que hay que poder repetir el experimento muchas veces por minuto, explicó.
 
Hay otros proyectos de fusión nuclear en el mundo, como el llamado ITER, que actualmente se está desarrollando en Francia.
 
En lugar de láseres, ITER utilizará una técnica conocida como confinamiento magnético: los átomos de hidrógeno se calientan en un inmenso reactor, donde permanecerán confinados con la ayuda de un campo magnético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *