Vamos, Camilo

Fragmento del poema Camilo, de Nicolás Guillén

f0313701

Duerme, descansa en paz –dice la mansa

costumbre de las flores, la que olvida

que un muerto nunca descansa

cuando es un muerto lleno de vida.

Ahí viene, avanza el río

de su barba serena.

Suena su voz, su permanente voz resuena,

arde en la patria pura un gran fulgor de estío.

Se oye ¡Partir!, que ordena

y partimos. ¡Avanzar!, y avanzamos.

Todos lo mientan, dicen:

–Puño de piedra, resplandor de paloma,

el aletear del corazón te damos;

oh joven padre, toma

nuestra violenta sangre en peso: ¡Vamos!

(Fragmento del poema Camilo, de Nicolás Guillén)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *