Eucalipto, perfuma el aire con salud (+Videos)

En esta ocasión Pedrito, el Yerbero de Caibarién, sugiere una planta que en el mundo entero goza de enorme popularidad, tanto por sus usos cosméticos como por sus propiedades medicinales. Se trata del Eucalipto (Eucalyptus sp.) un árbol de gran altura que crece y abunda en los campos de Cuba, donde se introdujo en la segunda mitad del siglo XIX.

789

Se conocen algunas especies de Eucalipto que en su hábitat natural sobrepasan los 100 metros. Tiene el tronco recto y poco ramificado, del que suele desprender finas capas de la corteza. Sus hojas son aromáticas, simples, alternas y enteras. Mientras,  las flores y frutos son  pequeños y poco notables.

En la medicina natural y tradicional se reconocen sus poderes como descongestionante nasal y respiratorio. En algunos países se usa para fabricar productos químicos, como potente repelente de insectos, y en Australia, de donde es oriundo, se le asocia con el principal alimento de los tiernos koalas.

Aunque su nombre resulta conocido, tal vez no se conozca a ciencia cierta el alcance de los beneficios que esta planta reporta.

Por siglos se ha dado al Eucalipto una diversidad de usos, debido a que, este árbol  posee características que lo convierten en un aliado de la salud física, la estética y la higiene personal.

Tiene virtudes respiratorias. Es idóneo para tratar resfriados y catarros. Sus rasgos antiinflamatorios y expectorantes lo hacen apto para tratar los síntomas de las gripes, catarros, resfriados, sinusitis y bronquitis.

Calma la fiebre. Se usa como acompañante de los tratamientos gripales por sus propiedades febrífugas.

Posee dones para la higiene personal. Su poder antiséptico y su agradable aroma lo convierten en un asiduo ingrediente de productos cosméticos y para la salud de la piel.

Para tener un cabello más hermoso. Se afirma que el aceite de Eucalipto posee la capacidad de eliminar la resequedad en el pelo, y debido a sus características antifúngicas, repele la proliferación de hongos, hace que el pelo luzca más sano.

Reduce los niveles de azúcar en la sangre. Por ser hipoglucemiante, disminuye los niveles de glicemia en el torrente sanguíneo, por lo que se presenta como una excelente opción para mejorar la calidad de vida de los pacientes diabéticos.

Sirve para tratar heridas y afecciones de la piel. Es usado para atender las quemaduras, ampollas, picaduras de insectos, granos y furúnculos, gracias a su poder cicatrizante y antibacteriano.

Es muy útil para curar infecciones. Resulta eficaz para tratar infecciones de oído y de las vías urinarias, porque es antiinflamatorio y antiséptico.

¿Cómo usar el eucalipto?

Como siempre debe primar la moderación en su uso y la sensatez al consultar a los profesionales médicos antes de iniciar un tratamiento que incluya Eucalipto, a fin de evitar los peligros que entraña la automedicación.

Inhalaciones

Son diversos los usos y beneficios que se le apropian al vapor del Eucalipto, como para la gripe o aliviar la congestión nasal. Para lograrlo, en una olla se coloca agua hasta la mitad y se pone a hervir, en cuanto el líquido entra en ebullición se agregan  las ramas y hojas frescas de la planta y se tapa. Luego de tres minutos se retira del fuego la olla y se destapa en el ambiente que se desea desinfectar.

Para realizar vaporizaciones mediante este método, debe alistar una toalla grande o manta, con la cual tapará su cabeza y espalda mientras expone su cara al vapor salido de la olla, mantenga una distancia adecuada para no quemarse. Se pueden  absorber los vapores por 15 minutos y luego evite exponerse a corrientes de aire. Estas vaporizaciones pueden hacerse tres veces al día. El vapor disminuye los dolores fuertes de cabeza, es efectivo para relajarse y reducir el estrés.

Según algunas investigaciones, el eucaliptol, una sustancia química presente en el aceite de la planta, contribuye a disminuir el mucus en personas con asma. Incluso, algunos asmáticos han podido bajar el consumo de medicamentos a partir del uso de este vapor.

El empleo del vapor de Eucalipto mezclado con algunas otras plantas puede aliviar los síntomas de la bronquitis. También, se utiliza para la rinitis. Otro de los usos es para la sinusitis, ya que contiene propiedades expectorantes y antisépticas, aliviando de forma rápida y efectiva la congestión nasal.

Asimismo, algunas personas utilizan el vapor de Eucalipto para la cara, ya que tiene propiedades antioxidantes y antisépticas, por lo que ayuda con varias cuestiones vinculadas a la piel como: limpiar la grasa, eliminar granos, quitar manchas y aliviar picaduras de insectos y ronchas.

Decocción

En el caso del uso de la hoja será necesario hervirla a fuego lento, por al menos 10 minutos, aproximadamente 3 hojas por tazas de agua. Esa agua se puede usar para tomar té o bien fría, para aliviar los estados de resfrío, congestión, asma y sinusitis.

Cuando hay tos, en una taza se coloca 1 hoja de Eucalipto y se le echa leche caliente con miel de abeja o azúcar morena para endulzar.

No debe usarse más de 3 hojas, porque el sabor amargo de la planta puede impedir su ingestión.

Fomentos para uso tópico

Los mismos sirven para emplear en articulaciones, lugares con inflamación o dolor. Se recomienda mojar un algodón o paño en 60 mililitros de decocción de la planta. Puede hacerse tres veces al día.

Humo aromático

Se queman algunas ramas secas de Eucalipto para aprovechar su humo aromático. En todas estas formas se puede sacar el provecho a sus propiedades desinfectantes y despejar las vías respiratorias o simplemente fortalecer el organismo.

Precauciones y contraindicación al consumir el Eucalipto

Aunque existen investigaciones que recomiendan el uso del Eucalipto en general para las enfermedades y dolencias mencionadas, según Fitomed es necesario continuar con las investigaciones para poder confirmar la eficacia de este árbol.

Existen algunas medidas preventivas y observaciones a tener muy presente al emplear esta planta, por ejemplo, las personas que tomen medicamentos para bajar la glicemia deberían evitar la interacción con el Eucalipto, porque reduce también la glucosa en el organismo.

Además, no es recomendable su uso durante el embarazo y la lactancia sin antes obtener autorización médica, por cuanto podría causar problemas en las enzimas hepáticas del feto y el bebé.

El Eucalipto puede provocar reacciones alérgicas en la piel en caso de aplicarse de forma directa.

Como causa sueño si se ingiere por vía oral, no se sugiere su consumo si van a realizarse actividades que requieran concentración.

Si padece inflamaciones gastrointestinales, problemas de las vías biliares, o insuficiencia hepática, hay que abstenerse de usarlo.

El vapor de Eucalipto para bebés no suele ser contraproducente, pero, el aceite de la planta no sea seguro para los niños cuando se ingiere, se inhala, o se aplica sobre la piel.

Por último, pero muy importante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que de momento, no hay ningún estudio, ni evidencia, de que el Eucalipto pueda prevenir, ayudar a tratar, o eliminar la Covid-19.

¿Cómo cuidar la planta de Eucalipto?

Hojas de Eucalipto en la ducha. Conoce sus beneficios

Imágenes y videos tomados de Internet

Yudith Delgado Rodríguez

Yudith Delgado Rodríguez

Periodista, directora, locutora y guionista en CMHS Radio Caibarién.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *