Cuba: Tiempo de rebrote, para una mayor prudencia

2601 la habana covid3

En Cuba las cifras de casos positivos a la Covid-19 han ido en aumento significativo en las últimas jornadas, de 300 ascendió a 400, 600, y de ahí casi los mil, y más reciente al cierre de este 7 de enero alcanzó los 2 174, aunque, como esta variante Ómicron parece ser menos agresiva, a pesar del alto contagio, el número de fallecidos, por suerte, es bien bajo.

Ómicron es la nueva variante con que cerró el pasado 2021 y arrancó este 2022, parece arrasar y ganarle a la Delta, pues ya es más predominante, sin embargo, aún existe una disputa de criterios entre si este ya sería el esperado fin de la pandemia, en cambio, podría ser la mala oportunidad para que una nueva variante nazca de tantas mutaciones del virus.

Como enfermedad al fin, si hay algo a tener en cuenta, es que mientras que a un joven saludable la Covid-19 puede ser no más que un malestar general leve y secreción nasal, para otros, jóvenes también, y de mayor edad, esta puede desencadenar en fiebre alta y síntomas más complejos, lo que cual podría requerir ingreso hospitalario y cuidados especiales.

Desde hace días, coincidentemente cuando la curva volvió a subir y como cuando en La Habana se vivió un ascenso de contagios por la Delta, el conocimiento de personas cercanas, familiares y amigos positivos a la Covid-19 volvió a ser más recurrente de lo normal. Y es que los números no mienten, a pesar de que muchos no vayan a los centros de salud.

Es preocupante el estado de niños y adolescentes en las escuelas, y es que ahora lo es más por la inmediatez del contagio, como si fuera en forma de spray, incluso la aparición de síntomas, o lo que es igual a la incubación, es en cuestión de pocos días, no como sucedía antes con otras variantes que tardaban hasta 10 para empezar a dar señales de la infección.

0923 curso escolar

Por ello, tanto padres como profesores deben enfocarse más en el cuidado de estos menores, hacer más hincapié en el uso correcto del nasobuco, velar en el momento del receso a la hora de ingerir alimentos al menos mantengan una distancia prudencial, recalcar el lavado de las manos con hipoclorito o gel antibacterial. Todo cuidado siempre será por el bien de la salud.

Asimismo, en los centros de trabajo hay que estar pendientes si un colega nuestro presentara tos, fiebre, o si fuera contacto directo de un positivo para evitar que este contamine a un grupo laboral. Hoy día no es momento para la despreocupación ya que hay casos asintomáticos que portan y transmiten la enfermedad sin saberlo, y terminan propagando el virus.

Las actividades en centros nocturnos, cerrados o con poca ventilación son el arma de doble filo que nos acecha en la noche. No son pocos los casos de jóvenes recién diagnosticados, que tienen como punto en común una salida a un bar o discoteca, donde no son pocos los videos en las redes, que muestran una gran masa sin mascarilla, bebiendo y bailando todos apiñados.

El pronóstico ya está dado por las autoridades, el comportamiento es al aumento, lo cual quiere decir, que, si hoy estás negativo, pero mañana te descuidas, pasado mañana puedes ser uno más en el parte diario de la pandemia del Ministerio de Salud Pública y ser la fuente de infección de tu familia. Nuestra respuesta debe ser la preocupación y ocupación de cuidados en sentido general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *