Resiliencia Costera fortalece a Caibarién

resiliencia

El Proyecto internacional «€œConstruyendo resiliencia costera en Cuba a través de soluciones naturales para la adaptación al Cambio Climático»€, acaba de entregar equipos de comunicación, vitalidad y capacitación al Centro de gestión de reducción de riesgos de desastres y sus Puntos de alerta temprana en Caibarién.

Asimismo, se suministró mobiliario, equipamiento y bicicletas a las tres Áreas de resultados claves, la Estación Meteorológica, el Centro de creación de capacidades y de Ordenamiento territorial y urbanístico,  además de productores y especialistas de la Agricultura Urbana en la localidad.

El MSc. Luis Orlando Pichar Moya, coordinador del este proyecto en el CITMA de Villa Clara, aseguró a la prensa que Resiliencia Costera (en su nombre abreviado) se afianza en la provincia, en particular en la Villa Blanca, ahora con esta acción inscrita en el Área de resultados número 1, orientada al necesario fortalecimiento del Sistema de Alerta Temprana.

Resiliencia Costera apuesta por las acciones que complementan la implementación del Plan del estado para el enfrentamiento al Cambio Climático «€œTarea Vida»€. Es financiado por la Unión Europea bajo el Programa Alianza Mundial contra el Cambio Climático (GCCA), e implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Agencia de Medio Ambiente (AMA), del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) como institución nacional.

Los principales organismos involucrados son la Delegación Municipal de la Agricultura y sus dependencias de la Empresa Agroforestal, Granja Urbana y Apicultura, el Centro de Estudios y Servicios Ambientales de Villa Clara (CESAMVC) con su oficina de Manejo Integrado Costero en Caibarién y las entidades locales del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), representadas por la Dirección Municipal de Acueducto y Alcantarillados, relacionados sobre todo con la gestión de aguas pluviales, saneamiento y solución de residuales.

Resiliencia Costera, es un proyecto que se centra en la potenciación de una visión integrada de la reducción del riesgo de desastres y la adaptación al cambio climático, como base fundamental para la sostenibilidad de las intervenciones de desarrollo resiliente en Cuba.

En la provincia, además de Punta Brava en Caibarién, el proyecto tiene potencial de replicación en otras 4 comunidades costeras de la provincia, Emilio Córdova en el municipio de Encrucijada con una población de 1400 habitantes, Isabela de Sagua en el municipio de Sagua la Grande con una población de cerca de 2000 habitantes, Carahatas en el municipio Quemado de Güines con una población de más de 633 personas y en La Panchita, municipio de Corralillo con una población de más de 800 personas.

Imagen tomada del perfil en Facebook de CESAM VC

Yudith Delgado Rodríguez

Yudith Delgado Rodríguez

Periodista, directora, locutora y guionista en CMHS Radio Caibarién.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *