Mucha ambición en las manos

El balonmano será el primer deporte en salir a escena en los venideros Juegos Panamericanos juveniles

uTIn7V 01 11 2021 19.11.38.000000
Hanser Mitchel Rodríguez participó con la selección nacional en el Campeonato Mundial para Naciones Emergentes en donde Cuba fue subcampeón. Foto: IHF» Autor:» IHF.

La pasada semana conocimos que los equipos de balonmano de Cuba ya están ubicados en sus respectivos grupos dentro del organigrama competitivo de los 1ros. Juegos Panamericanos Junior de Cali-Valle 2021.

El plantel masculino antillano reposa junto a los conjuntos de Argentina, Colombia y República Dominicana en la llave B del certamen; mientras la zona A la integran Brasil, Chile, Puerto Rico y México. Por su parte, la selección femenina de nuestro país también fue asignada al lote B en compañía de brasileñas, paraguayas y dominicanas; en tanto Chile, Argentina, México y Colombia matizarán el grupo A.

En Cali, según anunció el Comité organizador del certamen, será precisamente esta disciplina la primera en poner en acción a sus jugadores, pues los partidos iniciales arrancarán el 23 de noviembre, dos días antes de que se inauguren de manera oficial los Juegos.

El adelanto en las fechas responde al hecho de que el calendario competitivo de este deporte en el torneo juvenil continental destaca por ser bastante extenso. Mientras la lid femenina se definirá el 28 de noviembre, no será hasta el 4 de diciembre, una jornada antes de la clausura de la lid, que se sabrá el destino del apartado varonil.

Cuba prepara a sus muchachas y muchachos desde hace varias semanas con objetivos muy bien definidos, tal y como explicara a Juventud Rebelde, Franklyn Guevara Balcázar, comisionado nacional de la disciplina.

«Nuestro deporte no ha escapado a las dificultades que ha tenido todo el país debido a la pandemia. El hecho de haber estado año y medio sin competir indudablemente nos pasa factura, pero lo más importante que vemos en los equipos es el compromiso.

«En relación a los varones, ellos tuvieron la oportunidad en el mes de julio de asistir al clasificatorio para este evento panamericano y eso se tradujo en 15 días de preparación que les permitió activarse e incentivarse un poco.

«Se trata de un conjunto algo más formado, con atletas que participaron en la preparación del mundial del 2019 e incluso llegaron a estar en el evento, de ahí a que podamos aspirar a ir a Cali con metas ambiciosas»», precisó el también titular de la Federación cubana de balonmano.

Con respecto a la selección de varones nos acercamos también al capitán de la nave antillana, el central Hanser Michel Rodríguez, quien confirmó que el equipo se ha sumergido en intensas jornadas de entrenamiento que les ha permitido acoplarse como conjunto puesto que a los atletas que estuvieron en el clasificatorio se han sumado otros jugadores de menos experiencia.

«Como líder pienso que mis aspiraciones en el panamericano no serán otras que las de apoyar a los muchachos y al colectivo de entrenadores. En lo personal tendré que entregarme al máximo para asegurar el objetivo con el que vamos a la competencia, que es primeramente clasificarnos dentro del grupo, ir ganando partido a partido para luego luchar por la medalla, no importa el color que traiga.

«Sabemos que en el área panamericana hay equipos como Brasil y Argentina que forman parte de la élite del deporte, pero vamos por todo, como cubanos que somos. Sé que el equipo tiene las garras, las fuerzas y los deseos suficientes para pretender un buen resultado en Cali»», puntualizó Mitchel, recientemente contratado para jugar en el Club Sporting de Portugal.

De acuerdo con Guevara Balcázar, el plantel femenino de la Mayor de las Antillas tiene establecidas metas menos exigentes, aun cuando se trata de un equipo que cuenta entre sus filas con jugadoras que forman parte del equipo nacional desde 2016 y que tienen a su favor el hecho de haber participado en la mayoría de los eventos convocados en el pasado ciclo olímpico del balonmano cubano, algo que, indudablemente, las capacita para poder enfrentar la lid de la urbe colombiana.

«En Cali la diferencia entre el evento masculino y el femenino puede estar en el nivel de la justa, que geográficamente hablando es más elevado entre los hombres. Sin lugar a dudas eso es una ventaja para nuestra selección femenina que, por supuesto, apelando a la voluntad y la perseverancia de las jugadoras, en conjunto con la profesionalidad y la sapiencia de los técnicos, va en pos de conquistar un resultado  digno»», aseguró el comisionado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *