Deportes

BOXEO CUBANO: La Cruz legendario

Vistas: 0

Con el acostumbrado calor del público guantanamero cerró este fin de semana la edición 61 del Torneo Nacional de boxeo Playa Girón, y más allá del triunfo de los locales ante su siempre entusiasta afición en la Sala Polivalente Rafael Castiello, lo más trascendente de la justa fue la corona 14 para el camagüeyano Julio César La Cruz.

En la Caldera de San Justo, el pentacampeón mundial y doble monarca olímpico venció de forma unánime al joven coterráneo Nelson Williams en la división de 92 kilogramos, para conquistar su histórico título 14 en estas lides, con lo cual quebró un empate a 13 coronas con el estelar guantanamero Félix Savón, quien poseía el récord absoluto.

La Cruz, que buscará su tercera medalla de oro consecutiva en Juegos Olímpicos durante los de París 2024, pone el listón bien alto tras reinar en varias categorías de 81 kilos hacia arriba, cuando ya a su carrera le va quedando menos.

No obstante, poco después de coronarse anunció que no va a retirarse pronto, y aunque las citas estivales probablemente no lo vean más, porque de momento hay un límite de hasta 34 años para intervenir y ya él tendría 38 en Los Ángeles 2028, dijo que seguiría entre las 12 cuerdas, y eso le puede garantizar algún título más a nivel doméstico.

Además de la justa parisina, este año hay Campeonato Mundial, y querrá despedirse en lo más alto tras perder en la versión anterior, con el aliciente de que el certamen podría celebrarse incluso en su natal Camagüey.

Además, en el mundillo profesional en el que se mueven actualmente los púgiles antillanos, no hay esa limitante etárea y todavía puede sumar éxitos porque es un ejemplo de entrega y disciplina, con una forma física que ya envidiarían unos cuantos más jóvenes.

Ya el pasado año hizo historia también como el primer boxeador en ganar cuatro Juegos Panamericanos, y su amplio palmarés, que incluye dos coronas olímpicas (Río de Janeiro 2016 y Tokio 2020) y cinco Mundiales (Bakú 2011, Almaty 2013, Doha 2015, Hamburgo 2017 y Belgrado 2021), sin duda lo coloca entre los mejores púgiles del planeta de todos los tiempos.

Además, aunque el 2023 no fue su mejor año, lo cerró de buena manera, con un triunfo por un cetro profesional, al superar al nigeriano Austine Nnamdi en combate a 10 rounds en Conakry, capital de Guinea, por un título internacional de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Defender ese cinturón debe ser una de sus principales motivaciones cuando cierre la temporada y no esté en los planes del colectivo técnico para el siguiente cuatrienio, toda vez que la edad se lo impide.

Todo esto, si la IBA y el Comité Olímpico Internacional no revisan el tema, ya que con la entrada de profesionales, desde Río de Janeiro 2016 ha sido un reclamo elevar el listón hasta los 38.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *