Evento Nacional de Parrandas, baluarte de la cultura popular

Significativo resultó sin dudas el hecho de que acudieran a la cita de este año cientos de parranderos pertenecientes a las comunidades parrandiles

photo 2022 10 31 21 15 13 copia

Después de las celebraciones del X Evento de Parrandas de la Región Central de Cuba —del 28 al 30 de octubre pasado en el poblado de Guayos, municipio de Cabaiguán, en la provincia de Sancti Spíritus—, vale la pena hacer algunas acotaciones y consideraciones para ser consecuente con los necesarios procesos de viabilidad y difusión de una manifestación tradicional declarada Patrimonio Cultural de la Nación en el 2013 y Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el 2018.

Significativo resultó sin dudas el hecho de que acudieran a la cita de este año cientos de parranderos pertenecientes a las comunidades parrandiles, además de gestores comunitarios, decisores e integrantes de la comunidad académica relacionada con los estudios de la bicentenaria expresión. Todos por un mismo fin: el de propiciar espacios de confrontación, intercambio y diálogo intercultural entre los diferentes elementos que, de alguna manera, contribuyen a la gestión en la salvaguardia de dicha fiesta popular tradicional.

Haciendo un poco de historia, estos talleres se iniciaron en el año 2013, precisamente para dar respuesta al Plan de medidas de salvaguardia elaborado en favor de la Declaratoria como Patrimonio Cultural Nacional y en camino para ser inscripta en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial, como así fue, pero también como parte de la viabilidad cultural. Aquella primera edición se celebró a solo tres meses de dicha proclamación y se le dedicó a las Parrandas de Remedios por ser, precisamente, la cuna de las Parrandas. Posteriormente, en el 2014, se le dedicó a las Parrandas de Camajuaní; en el 2015 a las de Caibarién, y así sucesivamente hasta lograr que todas, y sus cultores, sean estimulados. Su celebración de modo presencial se vio afectada por los embates de la pandemia de COVID-19, no obstante, se diseñaron iniciativas virtuales con la participación de varios seguidores y gestores comprometidos con las Parrandas en la región central de Cuba durante los años 2019 y 2020. En todas las ediciones se ha tratado de diseñar un programa donde prevalezca la participación comunitaria; tanto desde lo académico como de la práctica cultural misma; sobre todo con la representación de congas o changüíes pertenecientes a los barrios parrandiles invitados y los anfitriones de Guayos, La Loma y Cantarrana.

Lo cierto es que durante esta fecha se hace común el reencuentro en Guayos de los más relevantes estudiosos del país en torno al fenómeno de las Parrandas, quienes son acompañados por los únicos protagonistas de estos procesos: los portadores parranderos quienes, juntos, establecen puntos de vista, criterios, acepciones y, sobre todo, soluciones ante las dificultades en las celebraciones de dichos festejos tradicionales. Se puede encontrar en las exposiciones historias de vida de parranderos que constituyen para la comunidad imprescindibles tesoros humanos vivos, también valoraciones, así como formulas o aportes para una mejor celebración, y la presencia de textos publicados y de audiovisuales alegóricos a los más de dos siglos de existencia de las Parrandas.

“Otra de las constantes durante esta década de celebración en estos cónclaves han sido sin duda las exposiciones de los elementos inherentes al festejo invitado (…) caracterizados por el colorido y el goce visual, dada la majestuosidad y riqueza artesanal a la que se somete cada uno de ellos, dando fe del valor de los saberes, conocimientos y habilidades heredados por cada cultor y sus respectivos oficios”.

Otra de las constantes durante esta década de celebración en estos cónclaves han sido sin duda las exposiciones de los elementos inherentes al festejo invitado, prevaleciendo banderas, estandartes, faroles, insignias, fotografías, entre otros, caracterizados por el colorido y el goce visual, dada la majestuosidad y riqueza artesanal a la que se somete cada uno de ellos, dando fe del valor de los saberes, conocimientos y habilidades heredados por cada cultor y sus respectivos oficios.

El X Evento Nacional de Parrandas, Guayos 2022, tuvo su primera actividad el viernes 28 de octubre con la presentación del proyecto cultural cinematográfico Zona Roja, en los propios portales de la Casa de Cultura, y una vez finalizada esa presentación se movilizó el pueblo para arrollar con las congas güayenses alrededor del Parque Martí. Al amanecer del sábado 29 se recibió a los representantes de las Parrandas de Placetas como invitado de honor, se iniciaron las sesiones teóricas con un panel compuesto por los presidentes de los barrios Fortún y Zaza, acompañados por relevantes especialistas e investigadores de la Villa de los Laureles, en donde conocimos parte de la historia de sus parrandas, así como protagonistas que son figuras imperecederas de sus celebraciones. También se realizaron exposiciones de invitados del Consejo Nacional de Casas de Cultura y el Museo de las Parrandas; las conferencias: “Procesos de Salvaguardia en las festividades parrandiles” y “Hoja de ruta para el desarrollo sostenible de las Parrandas del centro de Cuba” protagonizaron la jornada académica; ambas dirigidas a potenciar su viabilidad y salvaguardia como parte de los procesos de acompañamiento de las instituciones culturales, teniendo como base la aplicación de la política cultural, con énfasis en las pretensiones de la nueva Ley de Patrimonio Cultural y Natural, recientemente aprobada por la Asamblea Nacional. Momento cumbre fue la presentación, por los representantes del Museo de las Parrandas de Remedios, Eric González Bello y Juan Carlos Hernández Rodríguez, del libro Las Parrandas de Remedios, 200 años de historia y tradición, regalo propicio para entregarle a personas dedicadas y defensoras desde su función y compromiso con estas fiestas populares tradicionales.

Una vez concluidas las exposiciones académicas del certamen hicieron entrada a los salones de la Casa de Cultura las representaciones de los changüíes de los barrios Fortún y Zaza, de las Parrandas de Placetas, en el parque José Martí de la localidad para darle paso a los más jóvenes, quienes nos regalaron un emotivo espectáculo infantil con carrozas, congas, banderas, insignias, faroles, globos y demás elementos alegóricos a las Parrandas de Guayos. Mientras, ya en la noche, después de la proyección del documental sobre la salvaguardia del Patrimonio Cultural inmaterial relacionado con las fiestas populares tradicionales en el cine Alcázar, salió el changüí del barrio de La Loma para cerrar con broche de oro la edición de 2022.

Estos son los criterios de algunos de los protagonistas del jolgorio:

Leonardo Valdivia, destacado promotor cultural, director de la Casa de Cultura de Guayos y creador del evento:

“(…) sin duda, de la noche a la mañana y sin grandes pretensiones, Guayos se ha convertido en la capital de la academia de las Parrandas de la Región Central de Cuba, para nosotros es un orgullo y nos complace la visita de los parranderos de las demás comunidades que practican esta tradición bicentenaria, además de figuras importantes de la cultura cubana…”.

Yeidel Hernández, destacado realizador de audiovisuales y director del programa De tarde en casa, de la TV cubana:

“(…) un espacio imprescindible para visibilizar, promulgar y estimular a las 18 comunidades parrandiles y sus cultores…”.

Heriberto Zequeira, poblador de Guayos:

“(…) Todos los años ya no solo esperamos la Parranda como mayor espectáculo, también, y por diez años, este pueblo espera el Taller Nacional de Parrandas y así tener la posibilidad de intercambiar y conocer sobre otros festejos en Cuba…”.

Estos protagonistas legitiman el valor y la importancia de continuar celebrando este evento, sobre todo porque se trata de una festividad que tiene miles de seguidores y que goza de gran popularidad; preferida por las comunidades de la región central de Cuba, mientras sugerimos que las demás comunidades parranderas imiten a Guayos para que, juntos y en alianza, tanto portadores de tradiciones, como gestores, decisores y académicos luchen por una mayor viabilidad de las Parrandas; nuestras Parrandas, a las que la UNESCO declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *