Agostinho Neto: La claridad política y la firmeza revolucionaria (+ Fotos)

07 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 32 580x399 1

Ante el riesgo de que la anhelada proclamación de la independencia de Angola, fijada para el 11 de noviembre de 1975, no pudiera concretarse, el presidente del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), Agostinho Neto, le pide a ayuda militar a Cuba.

Fuerzas opositoras internas, alentadas por Estados Unidos y otras potencias extranjeras, con el contubernio de Zaire y Sudáfrica, pretendían impedir a toda costa el ascenso del MPLA al poder.

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, no lo dudó. La primera colaboración de la mayor de las Antillas consistió en instructores para cuatro centros de capacitación angolanos que organizarían, prepararían y armarían a unas cincuenta unidades de las Fuerzas Armadas Populares para la Liberación de Angola (FAPLA).

Pero los agresores se daban prisa en su objetivo de impedir la independencia. Las tropas enemigas se dirigían hacia Luanda por el norte y por el sur, con el propósito de ocupar la capital. Jefes militares coincidieron en que el golpe hubiese aniquilado a las fuerzas revolucionarias del MPLA y de paso a sus asesores cubanos.

Tras evaluar tan grave situación el Gobierno de Cuba decidió enviar tropas regulares y armamento apropiado para enfrentar y derrotar a los invasores. 

Así, el 5 de noviembre de 1975 surgió la Operación Carlota. Fue un ejercicio genuino de solidaridad que llevó a alrededor de 350 000 cubanos a luchar por la independencia angolana. La historia de hermandad entre Cuba y Angola se forjó en ese campo de batalla, donde más de dos mil cubanos perdieron su vida, y la sangre de cubanos y angolanos se mezcló para siempre.

El papel de Cuba en el logro de la independencia definitiva de Angola fue decisivo, según reconoció en múltiples ocasiones el primer presidente de la República de Angola, el doctor António Agostinho Neto, a quien Cubadebate y el Sitio Fidel Soldado de las Ideas recuerdan hoy en el centenario de su natalicio, a través de su amigo, el Comandante en Jefe Fidel Castro.

Fidel dijo en 1992 que “una de las cualidades excepcionales de Agostinho Neto fue la firmeza revolucionaria, la defensa intransigente de los principios, la tenacidad en su lucha que lo llevó a la victoria”.  

En ese mismo discurso en el Palacio de la Revolución, el Líder histórico de la Revolución exaltó la labor realizada por los combatientes cubanos en tierras africanas y señaló: “Parto de la convicción de que esa gran herencia histórica no puede ser destruida. Parto de la convicción de que los valores que en el pueblo de Angola sembró Agostinho Neto, sembró el MPLA, sembró José Eduardo dos Santos y han sembrado tantos dirigentes angolanos, no pueden ser destruidos, y que esos valores prevalecerán como prevalecerá nuestra amistad en cualquier circunstancia, como prevalecerá el ejemplo de lo que juntos hicimos, porque juntos –repito- escribimos una de las páginas más hermosas del internacionalismo”.

De acuerdo con el Comandante en Jefe, “la claridad política y la firmeza revolucionaria del compañero Agostinho Neto”, fueron determinantes en la victoria.

“La victoria del heroico pueblo de Angola. Esa victoria se debió en primer término al admirable esfuerzo del MPLA y a la extraordinaria dirección del compañero Agostinho Neto.

“Si el compañero Neto hubiese vacilado, la Revolución Angolana habría sido aplastada, decenas de miles de revolucionarios angolanos habrían sido asesinados y el compañero Neto no estaría aquí presente entre nosotros, porque él mismo habría muerto en los combates. Pero el compañero Neto frente a la agresión del imperialismo, de los mercenarios blancos y de los racistas sudafricanos no vaciló en solicitar el apoyo de los pueblos revolucionarios”, dijo en 1976, durante su visita a Guinea Conakry.

especiales

Fidel Castro durante su visita a Guinea, en el acto en honor a la delegación cubana, en el estadio «28 de septiembre». Lo acompaña Ahmed Sekou Touré, presidente de ese país y Agosthino Neto, presidente del Movimiento para la Liberación de Angola, el 5 de mayo de 1972. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

António Agostinho Neto nació el 17 de septiem­bre de 1922 en la aldea Kaxicane, región de Icolo Bengo, aproximadamente a sesenta kilómetros de Luanda.

Sus padres fueron profesores y devotos de la Iglesia Protestante, por lo que desde muy temprana edad a Neto se le inculcó la vocación por el servicio y la búsqueda de la justicia social.

Luego de cursar estudios en el Liceo de Luanda, trabajó en los servicios de salud del territorio, a la vez que se involucró en el movimiento cultural nacionalis­ta que alcanzó una fase de vigorosa expansión en Angola durante los años cuarenta del pasado siglo.

En 1947 viajó a Portugal y matriculó en la Facultad de Medicina en Coimbra, graduándose en 1956. Dos años más tarde, funda en Lisboa el Movimiento Anticolonialista de conjunto con algunos estudiantes provenientes de diversas colonias portuguesas.

En 1962, Neto es elegido presidente del MPLA durante la Conferencia Nacional del Movimiento, posición desde la que asume una intensa actividad, visitando numerosos países y contactando con importantes dirigentes revolucionarios y otras personalidades políticas. Desde entonces se le reconocía como el guía indiscutible de un pueblo heroico y generoso, que llevaba una guerra justa por la independencia nacional, por la democracia y por el progreso social. 

Con el derrocamiento del régimen fascista de Salazar en Portugal, el MPLA consideró que estaban creadas las condiciones mínimas indispensables para firmar un acuerdo de cese al fuego con el gobierno portugués, el cual se materializó en octubre de ese año.

El 11 de noviembre de 1975, después de 14 años de lucha armada contra el colonialismo fascista y el imperialismo, el pueblo angolano proclamó, en la voz de Neto, la Independencia Nacional. Entonces es nombrado Primer Presidente de la República Popular de Angola y define en su discurso como objetivo estratégico “la construc­ción de una nueva sociedad sin explotadores ni explotados”.

Fidel Castro junto al presidente angolano Agostinho Neto, haciendo uso de la palabra en una concentración popular en el Museque de Golf, Luanda, en ocasión de su primera visita a Angola, el 24 de marzo de 1977. Foto: Joaquín Viñas/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

Fidel Castro junto al presidente angolano Agostinho Neto, haciendo uso de la palabra en una concentración popular en el Museque de Golf, Luanda, en ocasión de su primera visita a Angola, el 24 de marzo de 1977. Foto: Joaquín Viñas/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas.

La figura de Neto, como militante de coraje revolucionario y eminente estadista, no se limita a las fronteras de Angola sino que se proyecta en el contexto africano y mundial.

Neto es símbolo de unidad nacional y sus ideas de construir una patria independiente sobre las cenizas del colonialismo tienen plena vigencia.

Fue también un hombre de cultura. Para él, las manifestaciones culturales eran ante todo la expresión viva de las aspiraciones de los oprimidos, armas para la denuncia ante situaciones injustas e instrumento para la reconstrucción de una nueva vida.

En 1976, Fidel señaló: “Agostinho Neto es un hombre cuyo nombre pasará a la historia entre los dirigentes revolucionarios que han adquirido grandes méritos con su pueblo y con el movimiento revolucionario mundial”. 

“Neto es también un hombre de extraordinaria cultura, de gran capacidad intelectual, y un extraordinario poeta que consagró su vida y su pluma a su pueblo, a sus hermanos discriminados y esclavizados, a forjar la conciencia política de los angolanos (…)

“Y así como Martí escribió muchas de sus mejores obras y de sus mejores versos en el sufrimiento -en ese sufrimiento inextinguible de quien tiene conciencia de libertad y no soporta la esclavitud del hombre-, así también Neto escribió muchos de sus mejores versos en el sufrimiento de las prisiones, del exilio y de la esclavitud de sus hermanos. Martí y Neto han sido forjadores de patria. 

“Y no solo forjó Neto una conciencia, forjó también como Martí el instrumento de lucha, y trazó una línea, un camino -el único camino en Angola como ayer en Cuba- para alcanzar la independencia, que era la lucha heroica del pueblo, la lucha armada del pueblo. Y durante muchos años ha dirigido esa lucha. Neto es también uno de los hombres más modestos, nobles y honestos que he conocido”.

Un año más tarde, durante su discurso en el acto celebrado en la Plaza Primero de Mayo, en Luanda, Fidel apuntó: “Pienso que ningún hombre es insustituible. Soy enemigo del culto a la personalidad. Pero sé también que en determinados momentos históricos los dirigentes juegan un papel de extraordinaria importancia. Ese fue el papel del compañero Neto en la conducción de su pueblo hacia la independencia y la revolución. Ese fue el papel del compañero Neto en la primera y la segunda guerras de independencia. Y ese es el papel del compañero Neto en esta etapa de reconstrucción del país, de la creación del Partido y de la marcha del pueblo angolano hacia el socialismo”.

Neto fallece el 10 de septiembre de 1979. Entonces, afirmó Fidel: “Para el movimiento progresista y revolucionario del mundo y para el pueblo de Angola, la muerte de Neto significó un trágico golpe, una pérdida enorme, que privó al país, que recién alcanzaba su independencia, del jefe que había iniciado la lucha y había conducido a su pueblo a la victoria”.

En fotos, la amistad entre Neto y Fidel

01 Fidel y Agostinho

Fidel Castro es recibido por Agosthino Neto, primer presidente de la República Popular de Angola y máximo líder del Movimiento Popular de Liberación de Angola (MPLA), en el aeropuerto de Belas, Angola, 23 de marzo de 1977. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas

02 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 27 FOTO JOAQU%C3%8DN VI%C3%91AS

El Presidente cubano Fidel Castro Ruz, durante su visita a Angola, en las poblaciones de Kifangondo y Caxito, en compañía del Presidente angolano Agosthino Neto y la Miembro del Buró Politico del P.C.C., Celia Sánchez Manduley.

03 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 38

Fidel Castro visita en compañía del presidente angolano Agosthino Neto las poblaciones de Quifangondo y Caxito, 24 de marzo de 1977. Foto: Joaquín Viñas/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

05 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 44

Fidel Castro pronuncia un discurso en el acto celebrado en la Plaza Primero de Mayo, Luanda, Angola, 27 de marzo de 1977. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas

06 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 29

Fidel Castro pronuncia un discurso en el acto celebrado en la Plaza Primero de Mayo, Luanda, Angola, 27 de marzo de 1977. Foto: Estudios Revolución/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

08 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 33

Fidel Castro junto al presidente Agostinho Neto en su primera visita a Angola, 24 de marzo de 1977. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas

09 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 39

Fidel Castro junto al presidente Agostinho Neto en su primera visita a Angola, 24 de marzo de 1977. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas

10 Fidel y Agostinho 23 31 03 1977 32

Fidel Castro junto al presidente Agostinho Neto en su primera visita a Angola, 24 de marzo de 1977. Foto: Sitio Fidel Soldado de las Ideas

11 CON AGOSTHINO NETO Manejando el jeep en compa%C3%B1%C3%ADa del Presidente angolano Agostinho Neto en la Isla de la Juventud 1976 07 26 1

Fidel Castro manejando un jeep en compañía del presidente angolano Agostinho Neto durante un recorrido por la Isla de la Juventud, 26 de julio de 1976. Foto: Liborio Noval/ Sitio Fidel Soldado de las Ideas

Vea además:

http://www.cubadebate.cu/especiales/2020/11/05/operacion-carlota-la-mas-justa-prolongada-masiva-y-exitosa-campana-militar-internacionalista-de-nuestro-pais/embed/#?secret=nkxZjm45TQ

Tomado de Cubadebate

Tomado de Cubadebate

Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba. Publica noticias y análisis con un tratamiento objetivo de los hechos. Muestra los intereses que el poder global oculta para mantener sus privilegios. UCI, La Habana, Cuba. editor@cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *