Armando Johnson: “Aquí no hay nada imposible”

armando johnson manager cuba clasico beisbol sept 22
Armando Johnson (Foto: Boris Luis Cabrera)

La designación de Armando Johnson como director del equipo Cuba que asistirá al V Clásico Mundial de Béisbol y a todas las competencias internacionales de los años 2023 y 2024, tomó por sorpresa a todos.

El timonel de 64 años y casi 40 en estos menesteres, quien llevó a los Piratas de la Isla a un bronce histórico en el año 1999, tiene en su bitácora un cofre repleto de medallas y reconocimientos, pero después de alcanzar la presea plateada y el boleto mundialista en el último torneo panamericano sub-23, estaba fuera del radar de la mayoría de los aficionados.

“Esta designación me sorprendió. Estaba aquí trabajando con el sub-23, era la tarea que tenía, y ese día llegué con el espíritu de seguir batallando para luchar un buen puesto en el mundial, cuando nos llamaron a Alaín y a mí y nos dieron la noticia. Ahí se decidió que él iba a ser el mánager de esta categoría y yo pasaría a la de mayores”, le confesó a Cubadebate en una de las sesiones de entrenamiento de los jóvenes menores de 23 años.

Conversar con este hombre humilde sin dotes de gran orador, pero conocedor de los secretos de este deporte, es un gran privilegio.  Mandy, como lo llaman sus amigos, se escapa de las preguntas que tienen que ver con sus méritos y protagonismos, y pondera a sus compañeros a cada rato de nuestro encuentro.

“En primer lugar, estoy muy contento de que haya sido Alaín el que me sustituyó en el sub-23, porque estuvo conmigo en el panamericano y tenemos muy buenas relaciones. Es un hombre muy trabajador y en el tiempo que hemos estado juntos me ha enseñado. Hemos sido una pareja muy unida y nos hemos ayudado mutuamente”, dijo.

“Yo estoy muy feliz por esta nueva misión. Tenemos que enfrentar una tarea bien difícil, pero imposible no hay nada. Vamos a seguir la línea de trabajo que siempre nos ha dado resultados”, agregó.

Dirigir a nuestra selección nacional de mayores será el gran reto de su vida deportiva, luego de haber alcanzado la medalla de oro en la superliga del 2003 (Habaneros), en la Primera Olimpiada del Deporte Cubano (Occidentales), con el equipo Cuba de 15-16 años en el campeonato mundial del 2005, y la de bronce en el mismo torneo del orbe con los juveniles en 2010, entre otros podios en competencias internacionales.

Contestó las preguntas sin vacilaciones, y mientras hablaba pude apreciar su nobleza y la confianza que inspira, armas que seguro han sido determinantes a la hora de aglutinar los equipos que ha tenido bajo su mando durante todos estos años.

¿Crees que el mánager del equipo Cuba deba mantenerse “caliente” dirigiendo en la serie nacional o prefieres que esté desde afuera viendo el desempeño de los atletas?

–Sería más feliz si pudiera dirigir en la serie nacional. Yo tengo un equipo en formación en La Isla que se vio con muy buena disciplina y tuvo buen resultado, gracias al excelente colectivo que me rodea, y por eso estoy aquí ahora.

“Ese grupo ha sabido trabajar y seguirme, y la verdad me gustaría continuar dirigiéndolos. Si hay una cosa que yo admiro es esa Isla, ahora mismo están muy contentos por esta designación que me han dado, y yo trabajo para el pueblo de Cuba en general, pero para ellos en particular”.

He visto un apoyo generalizado a tu designación, aunque sabes que estos temas son muy polémicos en nuestro país.

–Siempre hay personas que no están de acuerdo y eso a mí me satisface. De una forma u otra me tienen presente y puedo alimentarme de esas opiniones, aprovechar las críticas, y ser un poquito mejor en mi trabajo.

¿Tiene un mánager la potestad para elegir los atletas que formarán parte del equipo nacional?

–Eso es un trabajo mancomunado. Depende mucho del colectivo de trabajo y de la Comisión Nacional, pero uno siempre tiene la potestad para algunas cosas, no voy a quitarme responsabilidad de nada. Lo que me toca a mí me va tocar asumirlo y la responsabilidad completa de lo que pase y no pase en el terreno es mía.

Se comenta mucho de la posibilidad de convocar peloteros cubanos para el Clásico Mundial que no pertenecen a la Federación Cubana. ¿Qué me puedes decir sobre esto?

–Ya esa parte le pertenece a la Comisión Nacional. Ellos están trabajando muy fuerte en eso. Creo que hay que esperar al final a ver qué se decide, pero si no tenemos una cosa tenemos que ir con la otra. Siempre vamos a luchar, sabemos las deficiencias que tenemos y las dificultades que tienen nuestros atletas, pero se va a trabajar para suplir muchas cosas que tenemos ahora en contra.

¿Satisfecho con el colectivo técnico que han escogido para que te acompañe en esta misión?

–Muy satisfecho. Para un mánager es muy importante el colectivo que lo rodea. Ahora aquí está Germán Mesa, que es una buena adquisición. Él ha dirigido en ligas profesionales y tiene mucha vista. Seguro va a ser un buen jefe técnico, jugó con los equipos Cuba y todo eso nos lo puede aportar a nosotros.

“Tenemos el caso de Pedro Luis Lazo, que estará acompañándome en el picheo. Es un atleta muy carismático y tiene gran experiencia como jugador, y luego buscaremos a otro que tenga también conocimientos más técnicos, más de papeles como se dice, y eso lo va a ayudar mucho.

“Él fue conmigo a este último campeonato y la verdad es que en momentos que son difíciles les da mucha confianza a los muchachos por el tremendo prestigio que tiene.

“Yo me he quedado asombrado con él. Cuando terminamos los entrenamientos salimos juntos a caminar por la calle y es increíble como aquí en La Habana quieren a ese hombre, a pesar de ser un látigo para Industriales en sus tiempos de jugador. Es muy humilde y campechano, y esas son las cosas que motivan a la gente”.

Hemos visto muchas deficiencias en los equipos nacionales de los últimos tiempos. ¿De qué manera se puede solucionar esto cuando está tan cerca una competencia de tan alto nivel como el Clásico Mundial?

–Aquí todo se puede solucionar porque hay calidad para eso. He visto el trabajo aquí de los técnicos y están en una línea muy alta. Estoy viendo, por ejemplo, el trabajo de Frank Camilo con los receptores y me he quedado asombrado. Si se buscan entrenadores capaces como él, que en cada área aporten su granito de arena, el equipo dará un salto grande.

“Me he quedado impresionado con algunos aquí, por ejemplo, el tipo de swing que tienen los peloteros de Industriales, muy similar al que se usa en las Grandes Ligas. Ahí tenemos el trabajo de Alfredito Ríos que tiene una capacidad increíble y se los ha modificado. Hay que aprovechar esas cosas.

“Está Eizmendiz, que es otro que está bien empapado en todo lo relacionado con la parte técnica, y Rolando Verde, que está apoyando y es un preparador físico increíble. Estas son las personas que hay que buscar para poder avanzar.

“Otras cosas son a largo plazo, como la necesidad de tener una academia de talentos. Tenemos muchos aquí y eso es lo que nos va a dar el desarrollo de esos muchachos que vienen a veces con mucho déficit, y eso lo vimos en el campeonato nacional sub-23.

¿Entonces crees que podemos tener esperanzas con este equipo Cuba que se piensa confeccionar?

–Cada vez que estoy en una preselección o con el equipo de La Isla en cualquier campeonato, voy a darlo todo y en busca de un lugar decoroso. No importa que estamos hablando del Clásico Mundial o lo que sea, voy a luchar porque nadie sabe lo que puede pasar. Aquí no hay nada imposible.

“El equipo va a dar la cara y vamos a trabajar para que jueguen con alegría y se entreguen en el terreno por su bandera y por su afición como lo hicieron esos muchachitos del sub-15 en el mundial. Ellos le dieron a Cuba un alegrón y nosotros se los vamos a poner de ejemplo a los mayores, porque les pusieron la varilla alta”.

Tomado de Cubadebate

Tomado de Cubadebate

Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba. Publica noticias y análisis con un tratamiento objetivo de los hechos. Muestra los intereses que el poder global oculta para mantener sus privilegios. UCI, La Habana, Cuba. editor@cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *