¿Por qué van los cubanos y cubanas a las plazas el Primero de Mayo?

plazas

Armandito fue pescador la mitad de su vida y el resto lo pasó mecaneando lanchas a la orilla del río. inventando piezas, adaptando mecanismos que otros habían desahuciado, en suma, como él mismo dice «la vida entera trabajando».

«Entonces mi’ja ¿qué tú crees que pueda hacer yo el primero de mayo? Irme pa’ la Plaza! Ya no puedo ir con la gente de mi sindicato, porque uno se va poniendo viejo y le cuesta andar solo, pero me engancho con mis nietos y desfilo con ellos, oye, y te digo la verdad, no hay nada más lindo que desfilar con ellos, me tranquiliza verlos ahí, en la pelea. Por eso voy, por ellos, pero también para que nadie se vaya a figurar que aquí nos vamos a rendir, ni a cansar», afirma y la determinación llega con una sonrisa confiada.

¿Por qué van los cubanos y cubanas a las plazas el Primero de Mayo? Las razones de Armandito emocionan, las de Yeni también, aunque de otro modo:

En el hospital donde yo trabajo llevamos unos años que no paramos, con un estrés altísimo, preocupados todo el tiempo por cuidar a los pacientes, a nuestras familias y a nosotros mismos, siempre al borde, corriendo riesgos, yo creo que nos merecemos una fiesta, nos merecemos una conga bien sabrosa todos juntos, abrazarnos, ver a la gente unida otra vez, con ganas de seguir adelante a pesar de todo y, mira, nos merecemos celebrar el proyecto socialista que hemos defendido en medio de todo y que, es mi opinión, fue lo que nos salvó en los momentos más difíciles».

La Directora de la agrupación femenina Canela de Cuba, Zoe Fuentes, también nos contó por qué van a desfilar este Primero de Mayo en la Plazas:

Canela siempre está en el desfile del Primero de Mayo porque somos un grupo de mujeres trabajadoras que nacimos en Cuba y siempre estamos presentes. La motivación especial en esta ocasión es que es un momento de reencuentro después de dos años de pandemia, que va a tener una energía particular, porque ya estamos saliendo de una etapa tan fuerte, con logros como las vacunas cubanas, que son cosas que hay que celebrar y, bueno, con este impulso y energía positiva del pueblo de Cuba, seguiremos a una etapa superior».

Yuliet Teresa, una joven comunicadora asegura que va a la Plaza cada año con la misma demanda: «En principio, voy porque dentro de la vida del mundo del trabajo en latinoamérica, en Cuba se respetan los sindicatos y los derechos laborales; sin embargo no me cansaré de exigir dentro del espíritu de la marcha del Primero de Mayo, el cese del bloqueo que impide que, como trabajadores, tengamos mejores condiciones, salarios, acceso a determinadas necesidades básicas». 

Otra voz desde el arte, Yoel Martínez respondió de muy Buena Fe:  «Sí, cómo no, claro que estaremos en el desfile. Por todo, por lo que representamos, por lo que somos, porque es Cuba, es el día de los trabajadores y es lo que somos, los artistas también somos obreros, obreros de la cultura».

Y para que la tranquilidad de Armandito sea mayor, hay adolescentes como Sofía, que a los doce años ya tiene buenas razones para desfilar el Primero de Mayo:

«Voy primero que todo por rendir tributo a todos los trabajadores, en estos momentos en especial a los científicos y al personal de la salud, pero en general a todos los trabajadores que tanto se esfuerzan por sacar este país adelante. También por aportar mi granito de arena al desfile y porque creo que todos los estudiantes deberíamos ir, pues seremos los trabajadores de mañana y creo que es un poco prepararnos para ese yo futuro y para seguir a la vanguardia luchando por nuestros ideales».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *