La Tierra es un préstamo, no una herencia

«No recibimos la Tierra en herencia de nuestros antepasados, sino en préstamo de nuestros hijos»»»€¦una sentencia para reflexionar este 22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra.

tierra

El origen de esta celebración se remonta a la década de 1970 y a partir del año 2009 la Organización de las Naciones Unidas, ONU, oficializó la efeméride. Este año se encuentra en el marco del Decenio de la ONU para la restauración de ecosistemas, en el que se establece la urgencia de restaurar los entornos dañados en un plazo de 10 años. El término del decenio se adapta con el vencimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030, año que será crítico para la humanidad.

La reflexión que hace António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas en el informe «€œHacer las paces con la naturaleza»€ es clave; «€œAl transformar nuestra percepción de la naturaleza, podemos reconocer su auténtica valía. Al reflejar dicha valía en las políticas, planes y sistemas económicos, podemos canalizar las inversiones hacia actividades que permitan restaurar la naturaleza y sean objeto de recompensa por ello. Al reconocer a la naturaleza como una aliada indispensable, podemos desatar el ingenio humano en favor de la sostenibilidad y garantizar tanto nuestra salud y bienestar como los del planeta»€.

La visión de cuidado y mejora del medio ambiente ha evolucionado de la generación de acciones directas como recolección de residuos, reciclaje, limpia de ríos y océanos, reforestación, y disminución en el consumo de los recursos naturales, a políticas públicas de los gobiernos y la participación de todas las empresas e instituciones financieras en la consecución de metas comunes como lograr las cero emisiones netas de carbono.

El informe «€œHacer las paces con la naturaleza»€ plantea desde los argumentos yevidencias científicas, las presiones a las que se está sometiendo a la tierra, pero también señala las acciones transformadoras que se pueden realizar para asegurar los recursos necesarios para la subsistencia y el bienestar de todas las personas.

Lecciones de la pandemia

La pandemia de coronavirus nos ha demostrado, sin lugar a dudas que, la salud de la especie humana está íntimamente relacionada con la salud del planeta. El maltrato de los humanos a la Tierra, la pérdida de biodiversidad, la deforestación, la producción agrícola y ganadera intensiva, son factores que pueden aumentar la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos.

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA, cada cuatro meses surge una nueva enfermedad infecciosa en los humanos. Y de ellas, el 75 % proviene de los animales. De ahí la relación tan estrecha entre salud humana, animal y ambiental.

¿Qué más necesitamos para reflexionar? Solo nos resta resistir y continuar la lucha por defender nuestro planeta, porque»€¦»No recibimos la Tierra en herencia de nuestros antepasados, sino en préstamo de nuestros hijos.»»

Fuente: Portal de Naciones Unidas

Imágenes y videos tomados de Internet

Yudith Delgado Rodríguez

Yudith Delgado Rodríguez

Periodista, directora, locutora y guionista en CMHS Radio Caibarién.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *