Siempre nuestro el canto de la Patria (+ Video)

Siempre nuestro el canto de la Patria
Abril por el centro y vuelve siempre 1961; aquellos días pudieron ser aciagos para la historia de la Isla. Sin embargo, pese al dolor que trae consigo la muerte, quedó perenne la sangre numerosa de Eduardo García Delgado, esa sangre con la que escribió «Fidel»», la sangre que es el símbolo de la Patria que vive.

Quedó, sobre la metralla, la decisión del socialismo adoptada por un pueblo humilde, decidido a construir por y para los humildes, y dispuesto a dar la vida en pos de preservarlo. Quedó, frente a la cobardía de la invasión, la heroicidad de aquellos casi niños de las «cuatrobocas»», que se arrancaron los juegos de un tirón para cortar el paso al enemigo.

Y quedó, en oposición al mercenarismo, el coraje de los que avanzaron por la carretera estrecha, de frente al fuego, sin más escudo que el propio cuerpo. «¡Y quedó, a la par de los zapatos agujereados de Nemesia, tanta infancia nunca más abandonada!

Quedó, en suma, la victoria de Playa Girón, como un monumento latinoamericano a la resistencia, y como la prueba palpable de que el imperialismo estadounidense no es invencible. Lo dijo Fidel: «Los mercenarios estaban bien entrenados, tenían buen armamento; pero nosotros atacando, atacando, atacando, de día y de noche, derrotamos la agresión»».

El plan de establecer una cabeza de playa entonces, para desde ahí hacerse fuertes, emplazar un gobierno provisional y derrocar la Revolución, les falló; como lo ha hecho sucesivas veces después, cuando han pretendido replicar el mismo modo de hacer en el plano ideológico.

Plantar el descontento, crear una fisura y por ahí «colar»» la restauración capitalista, sigue siendo el objetivo. Frente a ello, no hay más que invocar a Peralejo; lo que supone, además de recordar que llegado el caso no faltarán manos para las armas, avanzar sin descanso: trabajar, producir.

En la Ciénaga de Zapata, a pesar de que todo lo construido lo ha hecho el gobierno revolucionario, se sigue haciendo; 61 años después de aquel abril, se pondrá en marcha, en Playa Larga, un círculo infantil con capacidad para 80 niñas y niños. En Playa Girón, una posta médica prestará servicios las 24 horas, y una planta desalinizadora surtirá de agua potable a la localidad.

Allí, en el municipio de mayor extensión territorial del país, y a la vez el de más baja densidad poblacional, donde mantienen la tasa de mortalidad infantil en cero desde hace tres años, se hace muy evidente que la Revolución, si bien es una obra magna, es también, y sobre todo, cada pequeña parte que se hace para mejorar la vida de la gente.

El canto de la Patria es nuestro canto, lo dijo el trovador, y aunque cada día de Cuba, ante las amenazas que no cesan, parece preludio de Girón, cada jornada lo es también de su victoria.

f0262094
Foto: Archivo de Granma
f0262088
Foto: Archivo de Granma
Informaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *