El cangrejo blanco de Caibarién

cangrejo

El caibarienense Mario Braña cuenta que en cierta ocasión fue a cazar cangrejos al monte, cuando se había adentrado en la maleza vio a lo lejos un hombre impecablemente vestido de blanco y se preguntó a sí mismo: ¿Qué hará este señor en medio de tanto monte, agua y fango vestido así?

En eso pensaba Mario todo el camino mientras se acercaba al hombre, cuando la distancia que los separaba era menos de ocho metros el señor vestido de blanco comenzó a meterse en el lodazal hasta que se hundió y desapareció como un cangrejo.

A pesar del tiempo que ha pasado Mario Braña no olvida que después de ver al hombre corrió tan rápido de regreso que sus pies casi le daban en la cabeza y cuando encontró a su hijo este le aseguró que su rostro estaba más blanco que un papel, claro del susto.

Desde ese día Braña jamás comentó que no creía en apariciones porque a él le salió un señor que desapareció como por arte de magia en el lodazal, y bien pudiera llamarse el cangrejo blanco.

Esta es otra leyenda contada por un hombre de mar que ha pasado de una generación a otra para enriquecer la oralidad de Caibarién.

Fuente:

-Tesis de grado de la Lic. Alicia Noa López. Centro Universitario Municipal de Caibarién.

-Imagen tomada de Internet.

Yudith Delgado Rodríguez

Yudith Delgado Rodríguez

Periodista, directora, locutora y guionista en CMHS Radio Caibarién.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *