El HeberFERON podría usarse contra tumores cerebrales y renales

Heberferon.

Cuba evalúa la efectividad y seguridad del HeberFERON en el tratamiento de tumores cerebrales y renales, estos últimos en los grados más agresivos, informó a Granma la doctora Marta Ayala Ávila, miembro del Buró Político del Partido y directora general del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), desarrollador del fármaco.

Si los resultados son los esperados por el equipo involucrado en los estudios, entre finales de 2022 y el primer semestre de 2023 podría estar listo el registro sanitario para esas indicaciones en nuestro país, aseveró el doctor en Ciencias Iraldo Bello Rivero, líder científico del proyecto.

Agregó que también se investiga la utilización del producto como alternativa terapéutica en carcinoma escamoso de cabeza y cuello.

Ponderó, asimismo, las ventajas de contar con el HeberFERON para la calidad de vida de los pacientes aquejados por carcinoma basocelular, pues aproximadamente el 90 % de las lesiones surgen en el rostro, y la primera opción terapéutica indicada es la cirugía, lo cual puede dejar secuelas estéticas.

El medicamento, resaltó, es aplicable a esa dolencia maligna de la piel de cualquier subtipo, tamaño y localización, lo mismo en una persona joven o adulta, sin generar efectos adversos significativos. Hasta el presente más de 4 000 pacientes de todo el país se han beneficiado de su empleo, con resultados favorables en el control y mejoría de esa neoplasia.

Según puntualizó el doctor Bello Rivero, la respuesta antitumoral fue más rápida y completa en la regresión de las lesiones, algo que también se evidenció en carcinomas que no habían respondido a tratamientos previos, incluido el quirúrgico.

Recordó, igualmente, que en los momentos de mayor alza del número de contagiados con la COVID-19 en Cuba, el HeberFERON pasó a formar parte del protocolo de tra»­tamiento establecido por el Ministerio de Salud Pública para su administración en pacientes de alto riesgo, embarazadas y niños.

Las evidencias observadas pusieron de manifiesto su notable efectividad en negativizar a los enfermos  por el coronavirus SARS-COV-2, a pocos días de aplicar la primera dosis, y en potenciar la respuesta antinflamatoria, elemento clave en la disminución de la cifra de pacientes en estadios graves y críticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *