BioCubaFarma prioriza el desarrollo de 14 productos innovadores

Consultado por Granma, el doctor en Ciencias Biológicas Rolando Pérez Rodríguez, director de Ciencia e Innovación de BioCubaFarma, expresó que en el transcurso de las investigaciones y en las diferentes etapas de los ensayos clínicos, un alto porciento de los productos en desarrollo presentan potencial para convertirse en resultados únicos, y han generado patentes de invención en Cuba y en el exterior.

Las Tunas-Aplicación del Heberprot-P al pie diabético.  Foto: Misleydis Gonzalez Avila Publicada: 01/05/2012 Sapu3854
Con el Heberprot-P se trabaja en la búsqueda de nuevas formulaciones para el tratamiento de la úlcera del pie diabético. Foto: Misleydis González Ávila

Pese a concentrar la labor de sus instituciones durante casi dos años en el enfrentamiento a la COVID-19, el Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológica y Farmacéutica (BioCubaFarma) mantiene en su agenda la ejecución de 14 proyectos  investigativos priorizados, vinculados, principalmente, a la inmunoterapia del cáncer, al tratamiento de enfermedades neurológicas, del sistema cardiovascular, autoinmunes, degenerativas y a nuevas vacunas.

Se trata de lograr fármacos innovadores que, al actuar de manera diferente a los ya existentes para esas dolencias, amplíen las opciones de lograr tratamientos más efectivos encaminados a favorecer su control de forma estable, mejorando la calidad de vida de los pacientes.

Consultado por Granma, el doctor en Ciencias Biológicas Rolando Pérez Rodríguez, director de Ciencia e Innovación de BioCubaFarma, expresó que en el transcurso de las investigaciones y en las diferentes etapas de los ensayos clínicos, un alto porciento de los productos en desarrollo presentan potencial para convertirse en resultados únicos, y han generado patentes de invención en Cuba y en el exterior.

NUEVAS APLICACIONES DE PRODUCTOS EXISTENTES

Si bien en la lista de proyectos de alta prioridad aparecen productos conocidos como el Heberprot-P y la vacuna contra el cáncer de pulmón de células no pequeñas, CIMAVAX-EGF, en ambos casos los estudios en marcha apuntan a ampliar el campo de aplicaciones.

Así, con el Heberprot-P se trabaja en la búsqueda de nuevas formulaciones para el tratamiento de la úlcera del pie diabético, mientras hay un nuevo ensayo clínico en etapa de preparación para la neuropatía simétrica bilateral. Las perspectivas contemplan el diseño de nuevas generaciones del producto, utilizando sistemas nanotecnológicos.

Cuenta, además, con registro sanitario en 24 países, incluida Cuba, y patentes conferidas en Australia, China, Corea del Sur, Cuba, Europa, Estados Unidos, Hong Kong, India, México, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Malasia, Ucrania, Indonesia, Argentina, Canadá y Japón.

Primer producto en el mundo con la referida finalidad, la vacuna CIMAVAX-EGF»® es objeto en estos momentos de un ensayo clínico para el tratamiento de pacientes con lesiones premalignas (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), y otro retrospectivo encaminado a la selección de nuevos biomarcadores de eficacia clínica.

También se presentó la propuesta de un ensayo clínico enfocado en tratar las secuelas respiratorias posinfección por SARS-COV-2.

PROMISORIAS CREDENCIALES

Bajo el nombre de CIGB 500, péptido con acción citoprotectora cardíaca, este novedoso proyecto culminó los ensayos clínicos fase I (en voluntarios sanos) y fase I B (en pacientes con infarto agudo de miocardio), en los cuales quedó demostrada la seguridad y la tolerabilidad del producto.

Actualmente está en curso un ensayo clínico fase II en 15 hospitales del país, cuyo periodo de inclusión-seguimiento de pacientes ya concluyó.

Según precisó el doctor Pérez Rodríguez, el CIGB-500 es un péptido sintético de seis aminoácidos, dirigido a la reducción de la extensión del infarto del miocardio y a la protección de tejidos epiteliales de los daños ocasionados por los eventos de isquemia-reperfusión, sin presentar incompatibilidad con los medicamentos de uso común para tratar esa dolencia.

Desarrollado por científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), está considerado el primer producto de su clase centrado en ese propósito. Tiene patente concedida en Cuba, Estados Unidos, Turquía, Rusia, China y Europa.

En el área de la oncología, subrayó el doctor Pérez Rodríguez, tenemos, por ejemplo, el proyecto Savax de Inmunoterapia activa, del CIGB, enfocado en la obtención de un producto innovador con efecto antiangiogénico (reduce la formación de vasos sanguíneos en el carcinoma y, por tanto, inhibe su crecimiento), concebido, fundamentalmente, para el tratamiento de tumores sólidos y con posible repercusión en otras enfermedades crónicas, como la degeneración macular asociada a la edad.

Su vía de aplicación es subcutánea y dispone de patente concedida en China, Irán, Sudáfrica, Canadá, Cuba, Corea del Sur, Rusia, Australia, Estados Unidos (dos), Japón y la India.

Liderado por el Centro de Investigaciones y Desarrollo de Medicamentos (CIDEM), en la lista de novedades figura el compuesto químico JM-20, para uso en la Neurología. Presenta potencialidades terapéuticas para emplearse en desórdenes cerebrales, incluidos el Parkinson y el Alzheimer.

De acuerdo con los estudios, el JM-20 preserva la función mitocondrial y posee acción antioxidante, anticálcica y antinflamatoria. Puede atravesar la barrera hematoencefálica y ha mostrado efectos favorables en diferentes modelos animales relacionados con la enfermedad de Alzheimer y otras demencias.

Inmerso en la fase final de desarrollo farmacéutico para el posterior avance a los ensayos clínicos, desde el punto de vista de la propiedad intelectual está protegido por dos patentes, la primera autorizada en Cuba, EE. UU., Canadá, Sudáfrica, Indonesia, India y Pakistán, y la segunda en México, EE. UU., China, Europa, Australia e Indonesia.

Destaca, además, el desarrollo de una vacuna conjugada que proteja a la población infantil cubana del principal agente patógeno causante de enfermedades infecciosas bacterianas, Streptococus neumonía.

A cargo del Instituto Finlay de Vacunas, el candidato vacunal antineumococo ya transitó por tres ensayos clínicos fase I en jóvenes sanos de 18 a 35 años, niños sanos entre cuatro y cinco años y lactantes sanos de siete a 11 meses, aportando evidencias de seguridad, al no reportarse ningún evento adverso grave relacionado con su administración.

Como indicó el doctor Pérez Rodríguez, también culminó un ensayo clínico Fase II/III en población pediátrica, cuyos  resultados completan la conformación del expediente para solicitar el registro sanitario del fármaco y poder emplearlo en ese grupo etario.

Otros productos innovadores en desarrollo son el péptido CIGB-814, cuya esfera de aplicación es la terapia de enfermedades autoinmunes, el péptido CIGB-845 (tratamiento de enfermedades neurológicas), y la obtención de nanopartículas para la modulación del compartimento de células mieloides en pacientes con cáncer (proyecto VSSP-IMOD).

Los proyectos Amylovis. Tratamiento de la Enfermedad de Alzheimer (Centro de Neurociencias de Cuba), Muteínas de IL2. Inmunoterapia de cáncer (Centro de Inmunología Molecular), NeuroEpo. Tratamiento de enfermedades neurodegenerativas (Centro de Inmunología Molecular) y Nasvac. Inmunoterapia activa para la Hepatitis B crónica (CIGB), completan la lista de las 14 investigaciones priorizadas por BioCubaFarma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *