Los escenarios más bellos de Cuba

cuba turismo lasterrazas

La recuperación del turismo en Cuba pese a la Covid-19 constituye paso importante para el desarrollo económico de la nación, apoyado por escenarios muy bellos, respetuosos del medio ambiente.
Este criterio lo sustentan tanto científicos, guías, investigadores como especialistas del Ministerio de Turismo (Mintur) de este archipiélago.

Algunos de los destinos más atractivos para los viajeros impactan por su belleza, protección de la naturaleza y amabilidad de los pobladores en muchas regiones rurales.

Cuba tiene maravillas, a las que en la actualidad no son ajenos quienes ponen sus ojos en ella, y constantemente -mediante enlaces electrónicos- preguntan por sus escenarios, en previsión de pasar vacaciones aquí cuando las condiciones sanitarias lo amerite.

Es bueno considerar, que aparecen en el paisaje de este archipiélago 14 Parques Nacionales, seis Reservad de la Biosfera, seis Sitios Ramsar, dos Patrimonio Mundial Natural, y 28 Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBAs).

Pinar del Río, en el extremo occidental, constituye toda una región mágica, ideal para paseos vinculados con la naturaleza, se trata de un área donde el verde resalta por encima de cualquier otro color.

Tiene sitios verdaderamente espectaculares, como Cayo Levisa, La Bajada, Guanahacabibes o el Centro Internacional de Buceo de María La Gorda, por solo mencionar estos espacios.

Por demás, tiene el atractivo superlativo de encontrarse allí las mejores tierras para el cultivo del tabaco, con hojas que permiten los habanos, considerados los mejores puros Premium del mundo.

La Habana, sin lugar a dudas, es el destino de predilección de quienes llegan a Cuba, y además de ser su capital (con 501 años) tiene elementos como su parte añeja o colonial, y una variedad de lugares particularmente atractivos.

Sin embargo, los territorios con relación directa a la naturaleza son los más reclamados por muchos viajeros como es el caso de la Ciénaga de Zapata, en la provincia de Matanzas, o el de Lanier en la Isla de la Juventud, también en la porción oeste.

Cayo Largo del Sur, por su parte (occidente) fue en su momento un rincón apartado de Cuba. Dotado de un colorido particular, sus playas y escondrijos significaban un espacio digno para el turismo y la protección ambiental, con instalaciones bien engarzadas con el entorno.

Y en materia se serranías el paseo pude conducir al Macizo de Guamuhaya y su Escambray, sitio verdaderamente maravilloso, con un clima particular en medio del calor siempre latente de Cuba.

Las montañas de Guamuhaya, también denominadas Escambray, están localizadas hacia el sur de la región central insular, y muestran un vigoroso relieve, sólo superado por el de la oriental Sierra Maestra. Muy cercano de esos montes se encuentra la ciudad de Trinidad, la que mejor conserva en toda la nación la arquitectura colonial.

Sin embargo, el mayor reclamo de los viajeros se corresponde con la región de Jardines del Rey (centro-norte) y en particular con Cayo Coco.

Este cayo mencionado es casi mágico, con 370 kilómetros cuadrados, playas solitarias y la memoria de cómo pudo ser Cuba en sus orígenes.

Completarían un viaje perfecto de naturaleza Jardines de la Reina (Camagüey), el Pico Turquino (1974 metros sobre el nivel del mar), la oriental Baracoa (primera ciudad fundada en Cuba, 1511) y por supuesto, el famoso balneario de Varadero (occidente) al que todos quieren ir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *