Basta de politizar el origen del virus

671789c879d14bab483c4eceab3143fe

El gobierno chino instó hoy a Washington a que cese la politización del tema del origen del virus, considerando que se trata de una «herencia legada por la anterior Administración» del presidente republicano Donald Trump.

En una llamada telefónica, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo a su homólogo estadounidense, Antony Blinken, que Pekín «se opone firmemente al llamado informe de investigación del origen del coronavirus elaborado por las agencias de inteligencia estadounidenses» y sobre el que habló el pasado viernes el presidente Joe Biden, lamentando «información esencial sobre el origen de la pandemia» negado por Pekín.

Wang pidió a Washington «que detenga la presión sobre la OMS».

El pasado 27 de agosto, la comunidad de inteligencia de Estados Unidos, una federación de 16 agencias de todo el país, divulgó un informe sobre los orígenes del nuevo coronavirus, después que el presidente Biden ordenara una investigación al respecto.

Según ese informe, las dos teorías predominantes son si el virus surgió como resultado de una fuga de laboratorio o si se transmitió de manera natural de animales a humanos, tesis que tienen consenso entre los investigadores.

El documento reconoce que las autoridades chinas no tenían conocimiento antes de surgir el brote del virus, pero acusa a Pekín de obstaculizar las investigaciones sobre el origen del nuevo virus.

Por su parte Blinken, nuevamente sobre la base del mismo informe, respondió que Estados Unidos no tiene intención de culpar a ningún país por la trazabilidad del virus. Estados Unidos y China son responsables de proporcionar toda la información necesaria, investigar a fondo el origen del virus y prevenir la recurrencia de una pandemia. Y Washington, en este sentido, está dispuesto a mantener los contactos con China.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *