Su misión más alta: proteger al pueblo

diaz-canel
Foto: Estudios Revolución

«Lo que más hemos comprobado en este tiempo es el patriotismo de nuestra gente, del personal de Salud, de los científicos, de todos los involucrados en la operación milimétrica del oxígeno, personas que están trabajando a tiempo completo en situaciones complejas. «¡Gracias a todos!»», compartía, desde Twitter, el Primer Secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Cuando se trata de la vida, Cuba no escatima en esfuerzos. Cuando se trata de sobrevivir a una pandemia, de crecerse ante la crueldad de un bloqueo y de medidas impuestas y mantenidas por un Gobierno que nos quiere de rodillas, a esta Isla irredenta tampoco le faltan ni inteligencia, ni creación, mucho menos coraje.

De eso habla la respuesta que dan los hijos de esta tierra ante la situación excepcional con las coberturas de oxígeno, a partir de una rotura en su industria principal, y el aumento de los casos de la COVID-19 por la circulación de cepas muy contagiosas. En el Centro de Dirección del Gobierno para asegurar el abastecimiento de oxígeno a las instituciones de Salud de todo el país, no se descansa.

Ayer el Presidente recorrió la planta productora de oxígeno del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), ubicada en la Base Aérea de San Antonio de los Baños, y la unidad empresarial de base Gasificadora de La Habana, la mayor de su tipo en el occidente del país.

Por eso, el temor cede ante la certeza de que hay mucha gente haciendo y arriesgando.

La misión de comenzar a producir oxígeno para apoyar a las redes hospitalarias de las provincias de Artemisa y de Mayabeque llegó en mayo a la Unidad de Aviación de la Guardia Playa Girón, Orden Antonio Maceo, de San Antonio de los Baños.

Una vez más, las FAR protegen al pueblo. De eso sabe el coronel Sergio Marco Herrera Pérez, jefe de Departamento del Minfar, quien explicó a Granma, en una visita reciente, que al recibir la tarea de parte del miembro del Buró Político y ministro de las FAR, general de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera, se desconservaron las productoras de oxígeno con las que cuenta la técnica militar del país.

En la Unidad de Aviación de la Guardia Playa Girón, el proceso productivo «€“en el que intervienen oficiales de la unidad y de otras provincias del país, así como reservistas»€“ dura ininterrumpidamente 20 días, las 24 horas y en varios turnos de trabajo, luego de lo cual hacen una revisión técnica.

Por las propiedades inflamables y explosivas del oxígeno esta instalación se considera de alto riesgo. «Nuestra función principal es solucionar cualquier problema en la planta en el menor tiempo posible, así como velar y cumplir con todas las medidas de seguridad estrictamente establecidas para que no ocurra ningún accidente»», acotó el primer suboficial José Roberto Abad Guilbuaux, técnico de Gas y Electricidad, perteneciente a la brigada de mantenimiento y reparación.

Cada cual a lo suyo, a su tarea, que saben importante. No es de extrañar que el teniente coronel Boris Portuondo Tartabull, jefe de Gas y Electricidad, diga que se seguirá apoyando a las redes hospitalarias siempre que se necesite. «Estamos entregándole vida a nuestro pueblo, esta unidad está clara de la misión que tiene»». Como ellos, muchos más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *