Con más aguas que vientos, Elsa recorrió casi toda Cuba

La tormenta tropical Elsa continuó este lunes su paso por el territorio nacional, con efectos variables en las diferentes zonas de la geografía cubana

f0201959
A su entrada por Ciénaga de Zapata, la lluvia fue ligeramente intensa y se sintieron vientos de aproximadamente 70 kilómetros por hora.» Foto:» Annia Díaz Báez

La tormenta tropical Elsa continuó este lunes su paso por el territorio nacional, con efectos variables en las diferentes zonas de la geografía cubana.

En horas de la mañana, y ante la cercanía del evento meteorológico a la región occidental, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil estableció la fase de Alarma ciclónica para las provincias de Mayabeque y La Habana, sumándose a la condición del resto de los territorios al este del país. En la tarde, Artemisa fue declarada también en la fase de Alarma.

Posteriormente, a partir de las informaciones del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología que indicaron el alejamiento de Elsa de la región oriental cubana, se decidió pasar a la normalidad a las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Holguín, Las Tunas, Camagüey y Ciego de Ávila.

Los territorios de Pinar del Río y la Isla de la Juventud se mantuvieron en fase Informativa, atentos a la trayectoria de la tormenta tropical.

LA HABANA EN GUARDIA ANTE ELSA

Luego de conocerse el establecimiento de la fase de Alarma ciclónica en la capital del país, y ante el riesgo potencial de sufrir afectaciones por las bandas de lluvias y vientos asociadas a la tormenta tropical Elsa, el Consejo de Defensa Provincial dictaminó una serie de medidas, con el objetivo de proteger la vida humana y salvaguardar los bienes materiales, de acuerdo con un reporte del sitio web del Canal Habana.

En una reunión que contó con la presencia del primer ministro Manuel Marrero Cruz, el vicepresidente del Consejo de Defensa Provincial, Reinaldo García Zapata, orientó, entre otras medidas, comenzar la protección de la población, fundamentalmente en las zonas costeras; prohibir la movilidad y todo tipo de actividad comercial a partir de las 12:00 horas del lunes; restringir el transporte público desde las 14:00 horas; prestar atención a las zonas de inundaciones; reforzar la custodia de los eventos de aislamiento, debido a la covid-19; así como mantener el control riguroso en el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias en centros de protección y de aislamiento.

Durante el encuentro, el máster en Ciencias Gabriel Trujillo informó que el evento meteorológico comenzaría a afectar a la capital desde la noche y madrugada, con vientos de tormenta tropical (60-75 km/h). De acuerdo con el experto, su salida al mar debía producirse en un punto entre Mayabeque y la región este de La Habana, con posibilidad de marejadas en las zonas costeras habaneras.

Por su parte, la Dirección General de Transporte Provincial de La Habana, en apoyo a los planes de evacuación de los consejos de Defensa, puso en función del cumplimiento de las misiones de transportación 41 equipos rígidos, fundamentalmente de la Empresa Provincial de Transporte de La Habana, aunque también participaron ómnibus de empresas locales del propio territorio.

Leandro Méndez Peña, director General de Transporte Provincial de La Habana, expresó a Granma que, hasta la tarde del lunes, se habían trasladado un total de 2 091 pasajeros, y se estaban incorporando más ómnibus en apoyo a la tarea, por lo que la cifra de evacuados aumentaría.

VULNERABLES A BUEN RESGUARDO EN ARTEMISA

Ante las posibles inundaciones costeras que se previeron al paso de Elsa por el territorio artemiseño, 187 pobladores de Bahía Honda, de los consejos populares Pablo de la Torriente Brau y Silvio Caro, se evacuaron hacia casas de familiares y amigos, mientras 30 residentes de Playa Cajío, en Güira de Melena, permanecieron a salvo en la escuela Sitón Comadán.

Este es uno de los más de 60 centros laborales habilitados para la protección del pueblo, señaló Gerardo Jorge Lugones Ávila, especialista del Centro de Gestión de Reducción de Riesgo del Gobierno, quien agregó que, en Alquízar, parte de sus habitantes se resguardaron también en viviendas seguras.

MAYABEQUE NO SE CRUZÓ DE BRAZOS

Minimizar los posibles daños de la tormenta tropical Elsa, en medio de una situación compleja debido a la pandemia, fue el propósito de cada una de las acciones desarrolladas en Mayabeque durante este lunes, las que fueron constatadas por el vice primer ministro Ricardo Cabrisas Ruiz, junto al vicejefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido, Roberto Montesinos Pérez, y las máximas autoridades del territorio.

En los municipios de Santa Cruz del Norte, Madruga, Jaruco, Nueva Paz y San Nicolás, los dirigentes desarrollaron una exhaustiva valoración de las medidas de protección, e insistieron en la seguridad y el cuidado de la población y de los recursos en toda la provincia, así como en el cumplimiento del protocolo sanitario frente a la COVID-19.

Con este objetivo, la evacuación en el territorio incluyó a más de 5 000 lugareños residentes en comunidades aguas abajo y en zonas costeras, mientras se mantuvo el monitoreo del llenado de los embalses, que antes de Elsa estaban al 27 % de su capacidad, y dos se encontraban aliviando al paso de la tormenta.

ELSA «HIZO TIERRA»» EN LA CIÉNAGA DE ZAPATA

Pasadas las dos de la tarde de este lunes, Elsa «hizo tierra»» en suelo nacional, por el municipio matancero de Ciénaga de Zapata. A su entrada, la lluvia fue ligeramente intensa y se sintieron vientos de aproximadamente 70 kilómetros por hora, de acuerdo con Bienvenido Roig Chirino, presidente del Consejo de Defensa Municipal.

Explicó el directivo que el organismo hidrometeorológico tocó suelo cenaguero en un punto entre Cayo Largo y Punta Palmilla, a unos 25 kilómetros de la cabecera municipal, Playa Larga.

En el sureño territorio se evacuaron 1 095 personas, 284 de ellas en centros estatales. La mayoría de los evacuados son residentes en zonas bajas como los asentamientos de Cocodrilo, Guasasa, Caletón y Santo Tomás.

Aseguró Roig Chirino que el territorio se preparó para enfrentar este fenómeno atmosférico y, sobre todo, para evitar pérdidas de vidas humanas.

AFECTACIONES ELÉCTRICAS EN CIENFUEGOS

Desde la propia tarde del lunes, poco después de adentrarse Elsa en tierra cubana, dos brigadas de la Empresa Eléctrica de la Perla del Sur comenzaron a solucionar las averías ocasionadas en la línea de alta tensión Cienfuegos-Trinidad, como consecuencia de las intensas precipitaciones caídas y el azote de los vientos en ese enlace correspondiente al Circuito Sur.

Otras fuerzas de la estructura se dirigieron al Macizo de Guamuhaya, también con perjuicios en el tendido eléctrico debido, fundamentalmente, a la caída de árboles.

Al momento de redactar esta nota, se encontraban sin energía eléctrica populosas zonas de la ciudad de Cienfuegos, como Punta Gorda, Cuatro Caminos, Junco Sur, T-15, Universidad, Zona Industrial, Paraíso y Petrocasas, según indicó Dasiel Caraballo, jefe del Despacho de Cargas de la Empresa Eléctrica del territorio.

Avanzado el lunes, permanecían evacuadas 18 000 personas en la provincia, 1 100 en albergues y el resto en casas de familiares y amigos.

LLUVIAS SIGNIFICATIVAS EN MONTAÑAS DE VILLA CLARA

A pesar de que hasta las cuatro de la tarde de este lunes las lluvias asociadas a la tormenta tropical Elsa no habían sido significativas en la mayor parte de Villa Clara, el Consejo de Defensa se mantuvo atento al comportamiento de las precipitaciones en la zona montañosa, donde sí llovió de manera consistente, provocando la incomunicación del poblado de Jibacoa.

Fuentes consultadas vía telefónica señalaron que los pluviómetros registraron en ese lugar unos 112 milímetros de lluvia, al tiempo que se encontraban evacuadas allí 361 personas, cifra que en la provincia acumuló poco más de 45 000 villaclareños.

A las escasas lluvias se adicionó el hecho de que tampoco hubo vientos de consideración que dañaran las viviendas, la agricultura, la infraestructura eléctrica ni las comunicaciones, lo que facilitó el trabajo de atención a las personas que se mantienen ingresadas en hospitales a causa de la COVID-19, y en los 107 centros de aislamiento con que cuenta la provincia, donde fueron creadas 5 000 capacidades previstas.

MÁS ROLLO QUE PELÍCULA EN SANCTI SPÍRITUS

La crecida de algunos ríos, acumulados puntuales de significación «€“105,8 milímetros en la Derivadora Sur del Jíbaro y 99,7 en la localidad montañosa de Méyer»€“ y rachas de no más de 50 kilómetros por hora constituyeron las señales más notorias del paso de la tormenta tropical Elsa por el sur de la provincia de Sancti Spíritus, donde para muchos el suceso fue más rollo que película.

Los embalses de la provincia se mantuvieron con niveles similares a los de ayer, y hasta el mediodía de este lunes solo acumulaban el 57 % de su capacidad; incluso la presa Zaza, la mayor del país, había asimilado 1 340 000 metros cúbicos de agua, prácticamente insignificante.

En relación con la presa Santa Clara, una obra ubicada en territorio villaclareño cuyos vertimientos inciden en la crecida del río Agabama, los especialistas confirmaron que almacenaba unos 29 millones de metros cúbicos de agua, de los 44 millones que puede recibir en su vaso, y se continuaba monitoreando.

Hasta el mediodía de este lunes, los más de 3 000 evacuados de las comunidades pesqueras de Tunas de Zaza y el Médano, que habían sido llevados a casas de familiares o a centros de la capital provincial, aguardaban en sus puntos de protección a la espera de la evolución de Elsa sobre territorio nacional.

f0201957
Además de las lluvias ocasionadas a su paso por Cienfuegos, la tormenta tropical provocó averías eléctricas en la línea de alta tensión Cienfuegos-Trinidad. Foto: Jorge Torres Toledo.

UN «CHIN CHIN»» EN CIEGO DE ÁVILA

Lluvias ligeras y moderadas, bautizadas en el argot popular como «chin chin»», sin ráfagas de aire de consideración, fue lo que trajo a la provincia la tormenta tropical Elsa, a su paso por los mares al sur de Ciego de Ávila.

Las estaciones meteorológicas de Júcaro y Venezuela, las más cercanas a Elsa, reportaron 14 y 11 milímetros, respectivamente. Sin embargo, en zonas como El Jíbaro, en Sancti Spíritus, la estación meteorológica enclavada allí reportó 127 milímetros entre las cinco y las ocho de la mañana de este lunes; y en Topes de Collantes, en el Escambray, la lluvia acumulada en las últimas tres horas (hasta las 8:00 a.m.) fue de 98 milímetros, según el aviso número 22 de ciclón tropical.

Al cierre de esta información no se reportaban datos de posibles afectaciones en la provincia.

AL PASO POR CAMAGÜEY, NINGÚN ESTRAGO

Tras una jornada dominical de tensa espera ante la posible trayectoria y evolución de la tormenta tropical Elsa, que finalmente pasó de manera paralela al litoral sur de esta provincia, no se reportaron hasta el momento afectaciones de ningún tipo relacionadas con el evento meteorológico.

Desde finales de la tarde hasta entrada la madrugada del lunes, esa zona costera solo recibió chubascos aislados y breves rachas intermitentes de viento, que en nada incrementaron las marejadas ni la penetración de las aguas en las áreas más bajas, donde se ubican poblados y comunidades.

En recorrido por Santa Cruz del Sur, el integrante del Secretariado del Comité Central del Partido, Jorge Luis Broche Lorenzo, destacó la oportunidad, destreza e inteligencia con que las autoridades locales actuaron para proteger a la población y los recursos de la economía, que es el momento crucial del enfrentamiento a cualquier fenómeno climatológico.

EL PUEBLO RESPONDIÓ EN LAS TUNAS

Manuel René Pérez Gallego, presidente del Consejo de Defensa Provincial, destacó la disciplina con que el pueblo de Las Tunas cumplió las medidas de seguridad ante el paso de la tormenta tropical Elsa por los mares al sur de este territorio.

En particular elogió la responsabilidad de los habitantes del poblado costero de Guayabal, en el municipio de Amancio, que se evacuaron a tiempo, lo que evidencia el incremento de la percepción del riesgo en una comunidad que ha sido fuertemente golpeada por eventos anteriores de este tipo.

En su periplo por Guayabal, las autoridades constataron la seguridad de los almacenes de la terminal de azúcar a granel, donde se resguardan 350 toneladas del grano dulce, así como las condiciones de los centros habilitados para los evacuados, entre ellos las escuelas Pedro Plaza y Abel Santamaría.

En dichos planteles se resguardaron más de 60 pobladores de la región, mientras que otros 200 permanecen a salvo en casas de familia, fundamentalmente en la comunidad José Martí, construida justamente para mitigar el impacto de los eventos climatológicos de esa zona del litoral sur tunero.

De manera preliminar, la provincia no registró afectaciones. Más de 8 000 tuneros fueron evacuados, fundamentalmente en casas de familiares y vecinos, y en todos los casos se exigió el cumplimiento de las medidas sanitarias orientadas por las autoridades epidemiológicas para prevenir contagios por la COVID-19.

GRANMA SIN DAÑOS SIGNIFICATIVOS

Tras el paso cercano de la tormenta tropical Elsa por el litoral sur del territorio granmense, la provincia retornó a la normalidad, sin reportar daños económicos significativos ni altos volúmenes de precipitaciones acopiados en sus embalses.

Alexander Rojas Pérez, delegado del Ministerio de la Agricultura en Granma, dijo que, preliminarmente, solo se cuantificaba la caída de más de 3 200 matas de plátanos en el municipio costero de Pilón, pequeñas pérdidas en algunos cultivos agrícolas de Bartolomé Masó, y la existencia en la comunidad de Cayo Largo, en el territorio de Yara, de unas 150 hectáreas de arroz acamado y otras 65 inundadas, que pertenecen a la Empresa Agroindustrial de Granos Fernando Echenique.

Por su parte, Geider Mompié Rodríguez, director de la Empresa Eléctrica de la provincia, explicó que de los más de 14 300 granmenses que sufrieron afectaciones al servicio eléctrico durante el paso de la tormenta tropical, solo quedaban pendientes «€“hasta el momento de redactar esta nota»€“ poco más de 2 700 clientes de los municipios de Pilón, Bartolomé Masó y Media Luna, donde se laboraba de forma ininterrumpida para restablecer las averías en el menor tiempo posible.

En Granma, las lluvias asociadas a Elsa tampoco fueron notables, al acumularse apenas 26 milímetros de precipitaciones como promedio en toda la provincia, y un ligero incremento de 10,4 millones de metros cúbicos en los embalses del territorio, que ahora se encuentran al 69 % de su capacidad de llenado.

HOLGUÍN, SANTIAGO Y GUANTÁNAMO SIN AFECTACIONES

El paso de Elsa por las provincias orientales de Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo representó, apenas, escasas precipitaciones y rachas de vientos débiles en la mayoría de los territorios.

Como parte del paso a la normalidad, que incluye a tales provincias, el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil indicó prestar especial atención al cumplimiento de las medidas previstas en los planes de prevención y control del coronavirus, y a las orientaciones que en tal sentido emitan las autoridades locales, así como evaluar las afectaciones que se hayan originado en lugares puntuales y cumplimentar las acciones de restablecimiento de los servicios vitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *