El Bloqueo sigue a 90 millas para el home (+Audio)

La Habana.-“Este un deporte donde participan muchos atletas y es eminentemente caro. Nosotros todo lo tenemos que importar y comprar los recursos a través de terceros países”. Estas fueron las primeras palabras del Tesorero de la Federación Cubana de Béisbol, Luis Daniel del Risco, al abordar el tema del bloqueo, una política que incrementa su velocidad de hostigamiento y represión a más de 90 millas por horas.

La 60 Serie Nacional de Béisbol, la cual tuvo características atípicas por la COVID-19, demandó cerca de 15 mil pelotas de la marca italiana Teammate, las mismas fueron compradas en China y con el concepto de trasportación salió en el orden de los 12 dólares cada una. Si se hubieran comprado en el área, saldrían entre 5 y 7 dólares. “Aquí la pudiéramos adquirir en ese precio sin embargo tenemos que buscarlas en lugares bien alejados y encarece bastante su compra, esto no ahorraría sobre los 5 dólares por cada pelota”.    

Otro de los implementos imprescindibles para un juego de béisbol son los bates y por el hecho de ser de madera, provoca que se partan con frecuencia. “En el mercado América nos saldría entre los 120 y 150 dólares, al comprarlo a través de terceros países aumentan exorbitantemente los precios, sobre todo por el flete”.

Este enemigo, que además cuenta con un amplio repertorio sobre el montículo, pretende neutralizar el desarrollo de nuestro deporte nacional en la base y ponernos out, incluso sin llegar al cajón de bateo. “La Industria Deportiva ha tenido dificultades con la materia prima para la producción de las pelotas, que se utilizan sobre todo en la áreas en cada una de las provincias. Anualmente nos entregaban 100 mil pelotas y conjuntamente con las que tomábamos de la Serie Nacional, nos permitía que llegaran algunas a los territorios, algo que ha sido difícil cumplir”.

Escuche y descargue la versión radial en nuestro Canal TeVeo

El convenio entre la Major League Baseball (MLB) y la Federación Cubana de Béisbol (FCB) que se firmó el 19 diciembre del año 2018, permitía que de una manera ordenada y segura los peloteros de la isla pudieran jugar en la principal Liga del mundo, sin perder su residencia en Cuba, ni su vínculo con la pelota cubana. Ese sueño duró menos de 4 meses, pues en abril del 2019 el Gobierno de los Estados Unidos decidió anular dicho acuerdo.

El robo y fuga de talentos en el béisbol, solo lo sufren los cubanos. “Esto tiene que ver sobre todo por el tema económico. Algunos han decidido abandonar una delegación, los familiares buscan la forma para que ellos vayan a probarse en ese nivel y esto se evitaría si la administración de Donald Trump no hubiera roto dicho acuerdo”.

Bajo estas circunstancias, con la presión de un pitcher que nos quiere mantener cerca de la almohada de primera base, en esta Isla se sigue priorizando un deporte que es pasión para los cubanos. “Hemos adquiridos las mallas para las jaulas de bateo, las máquinas de pitcheo, las pistolas para medir la velocidad, todo esto de los 16 estadios del país. Además de los spikes, guantes kits de receptores, entre otros recursos, que han permitido sobre todo mejorar las condiciones de la Serie Nacional, para esto se ha invertido más de 870 Mil dólares”.

El bloqueo sigue lanzando más de 90 millas contra el béisbol cubano y cada día su impacto es más palpable.     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *