QUIC, el estándar que busca una internet más rápida, estable y segura

QUIC podría ser el siguiente gran estándar de internet por las ventajas que ofrece.

Seguridad, estabilidad y velocidad. Estos son los requisitos primarios que todos los usuarios de internet demandan. Especialmente los dos últimos, porque el primero todavía tiene muchos agujeros en cuanto al uso de la red de redes.

Y hasta hoy, uno de los pilares de la red de redes ha sido el protocolo TCP. Desde 1974, cuando el internet que conocemos estaba en formación, surgió un protocolo de conectividad llamado Transmission Control Protocol (TCP, por sus siglas en inglés), que permite establecer una conexión entre dos puntos terminales en una red informática para el intercambio mutuo de información.

Según detalla el sitio web Infotecs, «el protocolo TCP es una forma segura de intercambio de datos, al requerir de la conexión y autorización entre el emisor y el receptor, o el cliente y el servidor, antes de producirse la transferencia; una vez ambas partes hayan autorizado la transmisión, podrá iniciarse el envío y recepción de datos. En este sentido, se considera orientado a la conexión»».

Las unidades de transmisión básicas que emplea el TCP son paquetes que, aparte de los datos transmitidos, también pueden contener información de control. El establecimiento y la interrupción de las conexiones, que se pueden catalogar como de terminal a terminal, así como la transmisión de datos en sí, lo realiza el protocolo TCP.

El funcionamiento de esta tecnología se activa mediante distintas aplicaciones de red, como los navegadores o los servidores. Cada conexión se debe identificar siempre claramente mediante dos puntos terminales definidos (cliente y servidor).

Y con ese estándar de conectividad ha funcionado la mayoría de internet durante décadas. Sin embargo, esto parece que podría cambiar en el futuro, pues ha nacido un nuevo protocolo de conectividad desarrollado por Google que fue declarado como estándar el pasado 31 de mayo.

Les presento a QUIC

En los últimos años Google ha trabajado en QUIC, un protocolo diseñado para transmitir datos entre varios equipos conectados a la red, con mejoras importantes en seguridad y velocidad.

Este protocolo tiene el potencial de poder ser un sustituto de TCP. De acuerdo con fuentes especializadas, QUIC puede lograr una mejora importante en el rendimiento, cuando los usuarios son cada vez más exigentes a la hora de buscar conexiones rápidas y estables. Lógicamente no es algo que de la noche a la mañana lo remplace, ya que son muchos los equipos que tendrían que adaptarse al nuevo cambio.

Google trabajó durante ocho años en QUIC, y el pasado lunes lo presentaron oficialmente como un nuevo estándar reconocido por el Grupo de Trabajo de Ingeniería de Internet, o IETF, por sus siglas en inglés. El IETF es una organización internacional abierta de normalización, que contribuye a la ingeniería que sostiene a internet, y actúa en áreas como transporte, enrutamiento y seguridad.

El nuevo protocolo QUIC está preparado para convertirse en un punto muy importante para nuestras conexiones en los próximos años. Esta tecnología de Google permite utilizar IPv6 para poder conectar una gran cantidad de dispositivos, HTTPS (conexión segura) para lograr una mayor fiabilidad en todo momento, así como cifrado capaz de hacer frente a los desafíos más extremos.

QUIC ha sido diseñado para llevar a cabo el mismo trabajo que TCP, pero todo mejor. Mayor seguridad, velocidad y fiabilidad. Justo lo que más demandan los usuarios particulares, además de empresas y organizaciones, a la hora de conectarse a internet.

El nombre de este protocolo viene de Quick UDP Internet Connection, que podríamos traducirlo al español como Conexión rápida a Internet UDP. Y UPD es la sigla en inglés de Protocolo de datagramas de usuario, otro estándar de comunicación.

En un artículo de investigación de 2017 sobre QUIC, Google dijo que esta tecnología redujo la espera de resultados de búsqueda web en un ocho por ciento en ordenadores, y en un cuatro por ciento en teléfonos. El tiempo que las personas perdieron en el almacenamiento en búfer de YouTube «€”esperando que el video se pusiera al día con la reproducción»€”, disminuyó un 18 por ciento para los usuarios de PC y un 15 por ciento para los usuarios móviles.

En la actualidad, QUIC se usa a menudo para aplicaciones y servicios que necesitan conexiones rápidas, como los jugadores en línea, streamers o cualquier persona que cambie regularmente entre redes wifi y de datos celulares.

Y aunque sus desarrolladores afirman que falta mucho camino por recorrer, un mejor estándar de conectividad de seguro comenzaría a ser adoptado por todos, lo cual redundará en mejoras para el usuario final. Sin embargo, no es una tarea fácil, pues son innumerables los servicios que hoy están diseñados en la red de redes para trabajar con el protocolo TCP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *