El indio del río Guaní

El río Guaní es más caudaloso en  esa  zona de Caibarién, y antes de contaminarse solía tener varias pozas de transparentes y frescas  aguas donde los vecinos del lugar acostumbraban a refrescarse en los calurosos días de verano.

Este río era muy bueno para la pesca, por la gran cantidad de  biajaca, guabina, anguilas, y camarones que habitan sus aguas. Esto lo hacía un sitio muy concurrido por los pescadores en las distintas horas del día incluyendo la  noche y la madrugada.

De esas visitas nació la leyenda del indio de Guaní entre pescadores y vecinos del lugar. Cuenta la historia que en las noches de luna, sentado justo sobre una roca en la aguada próxima al camino solía verse un genuino aborigen cubano.

Sí, tal y como se lo cuento un indio con arco y fechas en las manos. Las personas que lo vieron  jamás intercambiaron palabra alguna con él, ya que se esfumaba ante sus ojos con la misma sobrenaturalidad con que aparecía.

Eso sí, todos los testigos coinciden  en la   descripción de esta aparición, y dicen que se trata de  un hombre, de piel cobriza, cuerpo semicubierto, descalzo  y que lleva en sus manos un arco y sus flechas.

Cierta o no la historia del indio del río de Guaní ha pasado de una generación a otra entre los caibarienenses de este sitio rural hasta convertirse en una leyenda de Caibarién.

Fuente: Investigación del periodista Máximo Luz Ruíz

Imágenes tomadas de Internet

Yudith Delgado Rodríguez

Jefa del Grupo de Periodismo de Hipermedia, periodista, directora, locutora y guionista en CMHS Radio Caibarién.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *