Por un mundo de Paz (+Audio)

Este 10 de diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos, una fecha que nos recuerda que la paz, la dignidad e igualdad son metas en un planeta sano.

dentro 5

¿Alguna vez ha soñado con un planeta sano? ¿Un mundo sin guerras, sin pobreza extrema, sin discriminación? Parece utópico, pero es el anhelo de muchos y el desvelo de otros.

https://cdn.teveo.cu/media/w7/yw/68HpJJTfnqjY/artifact/ymc5FpfxFHPRBy8m.mp3

Y aunque exista un documento rector en esta materia como La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), firmada en 1948, lejos estamos de cumplirla en toda su dimensión.

Todos los seres humanos son libres e iguales con independencia de su sexo, color, creencias, religión u otras características, señala el texto que ha sido traducido a más de 501 idiomas.

Por ello, en pleno siglo 2020, esas manifestaciones de odio nos denigran como seres humanos. ¿Por qué mirar con recelo a aquel con un color de piel diferente? ¿O desdeñar a alguien porque practique un credo?

En Cuba, vivimos en una sociedad inclusiva. Aquí se camina tranquilo por las calles, sin miedo a que un arma te robe la vida. La educación y la salud, más que un derecho es un deber de todos, deber que compartimos con innumerables países del Mundo.

Pero claro, estos derechos exigen responsabilidades, se debe respetar al otro sin llevar a cabo ningún acto que vulnere a los demás. No puedo dejar de mencionar el injusto bloqueo impuesto por Estados Unidos contra nuestra Isla; ese latido presente que se cuela en cada corazón del cubano y que, sin dudas, es contrario al derecho internacional.

En estos dos últimos años las regulaciones y disposiciones del Gobierno de EE.UU. contra Cuba alcanzaron niveles de hostilidad sin precedentes. Según el más reciente informe de Cuba en virtud de la Resolución 74/7 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, este cerco ha provocado durante casi 6 décadas de aplicación de esta política hostil, perjuicios cuantificables por más de un billón 98 mil ocho millones de dólares.

1 billón 98 mil ocho millones. El número es hasta difícil de escribir. Imagine, entonces, cargarlo sobre las espaldas. Y lo hemos sentido. Lo sentimos a cada rato, en cada momento, en cada dificultad. Un obstáculo que siempre está ahí pero que no ha impedido que Cuba se levante hoy y siempre, enarbolando banderas de paz, dignidad, justicia y libertad.

Imagen tomada de Escambray

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *