Camagüey da primero en la montaña rusa del Latino

Alegría de los toros de Camagüey al concluir el partido. Foto: Ismael Francisco

El primer partido de la fase semifinal de la pelota cubana, entre los equipos de Camagüey e Industriales, fue una verdadera montaña rusa de emociones y no se olvidará por mucho tiempo; aunque el primero lo recordará mejor, con su disputadísima victoria de 9 carreras por 8.

Lo de este viernes en el estadio Latinoamericano, de La Habana, es también para enmarcar con su lleno total, algo que no se veía desde hace mucho tiempo, para el esperado duelo entre Lázaro Blanco, por los Toros, y Vladimir Baños, por los Azules.

Blanco volvió a ser el de casi siempre y se llevó la mejor parte, pues dominó a los anfitriones durante cinco entradas, en las que solo le marcaron una por jonrón de Frederich Cepeda. Baños, un lanzador muy inestable, se fue a las duchas en el quinto inning, con tres anotaciones a su cuenta, par de ellas por bambinazo de Leslie Anderson.

Su relevo, Pedro Álvarez, puso las cosas peor para los capitalinos en el sexto rollo, cuando le anotaron dos y el marcador parecía definitivo para la visita, 5-1, con Lázaro Blanco en el box. Nada más lejos de la verdad.

En la parte baja de ese episodio, el granmense permitió un doble de Yosvany Peñalver, sin outs, y el alto mando agramontino reemplazó a Blanco demasiado rápido por el veloz Yariel Rodríguez, que no lo pudo hacer peor esta vez.

Yordanis Samón le pegó vuelacerca de tres carreras a Yariel, que puso la pizarra 5-4. En el séptimo, Leslie Anderson, de ¡4-4 con 4 impulsadas!, colocó el score en 6-4, mas Stayler Hernández le ligó doblete con bases llenas a Rodríguez, que empató el desafío a 6 para hacer del Latino un “manicomio”.

El joven tirador fue sustituido por el ganador, Frank Madan, que sofocó la rebelión y mantuvo el juego igualado a 6. Madan vio cómo sus compañeros le hicieron un trío al derrotado Andy Rodríguez, en el octavo capítulo, la última por error en tiro de Peñalver, tras el cañonazo del imparable Anderson.

Sin embargo, los Industriales siguieron apretando y explotaron a Madan y a Yadián Martínez, que dio paso a Isbel Hernández con el pizarrón en 9-8, las bases llenas y el peligroso Yordanis Samón al bate. No obstante, Isbel dominó a Samón en fly al torpedero y hasta allí llegaron los Azules, pues el pinareño pasó el cerrojo en el noveno para su salvado trece de la temporada.

Con esta crucial victoria, los Toros de Miguel Borroto irán este sábado por la noche en busca de un segundo éxito, que les ponga en bandeja de plata su boleto a la final de la pelota cubana, pues la serie es de tres a ganar dos.

Antes, a la una de la tarde, comienza la otra porfía entre Matanzas y Las Tunas, en el estadio Julio Antonio Mella. Se espera un duelo entre el zurdo Yoanni Yera, por los Cocodrilos, y Carlos Juan Viera por los Leñadores.

Tomado de CMHW

Ernesto Arsenio Hernández Palencia

Ernesto Arsenio Hernández Palencia

Ernesto Arsenio Hernández Palencia: periodista, fotoreportero, Ingeniero Civil. Amante de mi familia y de Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...