Caibarién: Solo nos queda CRECER (+Audio)

Casi finalizando el año, la presidenta de la Asamblea Municipal del Poder Popular compartió con los jóvenes varios datos interesantes de Caibarién. Quiero recordarlos hoy, para reflexionar sobre los caminos de nuestra ciudad en el año veinte del siglo XXI.

Los que habitamos pegados al mar del centro norte de la isla, propensos a vivir una media de 79 años, tenemos que crecer desde el suelo que hoy pisamos, bastante fértil, por cierto, si contamos de las fortalezas que exponía la presidenta a la cantera de estos tiempos, que es la juventud.

En nuestros más 350 kilómetros cuadrados, con un elevado 87 por ciento de urbanización, radican importantes industrias, que ahora se abocan a la cooperación internacional. Cuenta esta villa con más de 400 capacidades de alojamiento, y 300 edificios multifamiliares. Sumémosle la amplia red extrahotelera, un polo productivo de 1500 hectáreas y dos Fuerzas Constructoras radicadas aquí. Sin dudas, impulsos para crecer, por encima de todo.

Hasta aquí vienen buscando otros cubanos los beneficios, por ejemplo, de una Sala de Hemodiálisis, dos bases de ómnibus y un laboratorio de microbiología. Fortalezas para la economía y la salud del pueblo.

Pueblo que disfruta, a veces sin cuidar, de obras hechas para ellos, como un Complejo Educacional de nuevo tipo, una Escuela Provincial de Velas, y su emisora y canal comunitario, donde pueden contar sus realidades y trabajar por perfeccionarlas.

Los valores culturales, patrimoniales y históricos también cuentan, y esas riquezas no faltan tampoco en esta ciudad. Por eso, en el nuevo año, no podemos creer en lamentaciones, sueños pospuestos o despropósitos.

Barajar todas estas ventajas y ponerlas en función del supremo, que es el pueblo, es algo en lo que hay que trabajar en los doce meses que siguen.

Responsabilidad de las autoridades, pero también de los caibarienenses, a los que les sobra el orgullo de ser de esta tierra, que tiene que convertirse no en vanagloria vana, sino en sentido de pertenencia por lo nuestro.

Así, visto otra vez en la cuartilla manuscrita donde copié todas estas ventajas de la ciudad costera que habitamos, y que claro, también tiene manchas… “Solo nos queda CRECER”.

Foto tomada de Internet

Alejandra Rojas

Alejandra Rojas

Periodista, locutora y guionista en la emisora Radio Caibarién

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...