La Tierra: Herencia y préstamo

¡Vendrán días terribles!… Hambrunas y epidemias masivas… Bosques convertidos en desiertos.

– Miles de especies vivas desaparecerán de la faz de la tierra. En aquellos días, el calor será tan insoportable que los casquetes polares se derretirán y el nivel del mar subirá, subirá…

– Muchas islas del Pacífico y del Caribe se borrarán del mapa. Naciones enteras quedarán sumergidas bajo el agua.

– Los países pobres sufrirán la peor parte, pero las naciones ricas tampoco escaparán. Venecia y Ámsterdam, Miami y Nueva York quedarán bajo las aguas.

No, no son profecías del fin del mundo, ni predicciones de Nostradamus. Tampoco se trata de amenazas terroristas. Son voces de científicos que alertan desde hace años sobre la destrucción del medio ambiente.

El informe de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático es aterrador. El calentamiento global está ocurriendo a un ritmo mucho más acelerado de lo que se había previsto.

A fines de este siglo 21, nuestros nietos y nietas estarán viviendo en un mundo abrasador e irrespirable.

Petróleo y carbón. Al quemarlos, los vehículos y las industrias vierten cada año en la atmósfera 7 mil millones de toneladas de dióxido de carbono.

El dióxido de carbono y otros gases contaminantes, van cubriendo el planeta como si fuera una manta de lana gruesa. Es lo que se conoce como “efecto invernadero”.

La Tierra se está recalentando. La temperatura mundial podría subir en este siglo hasta 6 grados. Es terrible. Cien años de calor creciente, cien años de sequedad. Se necesitan acciones urgentes para evitar una catástrofe mundial.

Y mientras tanto, Estados Unidos, el mayor contaminador del planeta, se niega a firmar el Protocolo de Kioto para disminuir los gases de invernadero.

Este, 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, conviene recordar el antiguo proverbio de los indios norteamericanos:

“No hemos heredado la Tierra de nuestros antepasados. La tenemos en préstamo de nuestros hijos.”

Versionado de Radialistas

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...