Destacadas

No se elimina el efectivo, se crean otras posibilidades

image 72
Con el propósito de esclarecer las dudas de la población y ampliar los pormenores del proceso de bancarización de operaciones que tiene lugar en el país, a fin de incrementar el uso de los canales electrónicos de pago y lograr el reordenamiento de los flujos financieros, comparecieron en el espacio televisivo Mesa redonda, el presidente del Banco Central de Cuba (BCC), Joaquín Alonso Vázquez, y el vicepresidente de esa institución, Alberto Quiñones Betancourt.

El Presidente del BCC explicó que la bancarización es un proceso gradual, en el que se ha venido avanzando en los últimos años, y en el cual participan todos los organismos de la Administración Central del Estado y Gobiernos locales, así como los diferentes actores económicos de la sociedad, sean estatales o privados.

Para ello, se ha favorecido el empleo de títulos de crédito e instrumentos bancarios de pago, con prioridad en el uso de los medios electrónicos.

Añadió, además, que a pesar de su gradualidad, se ha estimado desarrollar ese proceso en seis meses, con posibilidades de extenderlo otros tres, y que se espera que cada vez se sumen más personas, sin que ello signifique que vaya a desaparecer el efectivo.

En este sentido, aclaró que quienes usen los canales de pago electrónicos obtienen beneficios como los descuentos.

Señaló que hay que ir empoderando al pueblo, brindándole cada vez más posibilidades de uso de los medios electrónicos de pago y explicándole sus beneficios.

«Este es un proceso demandado por la población, como se pudo apreciar en los debates de la reciente sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular», dijo Joaquín Alonso.

El Presidente del BCC expresó también que el proceso de bancarización contribuirá a fortalecer la economía y favorecerá las posibilidades que tiene el sistema bancario para contribuir al desarrollo del país, haciendo que el dinero circule a mayor velocidad.

Sobre este punto, advirtió que el efectivo que se quede fuera del sistema no sirve para financiar la economía.

VENTAJAS DE LA BANCARIZACIÓN

Respecto a las condiciones tecnológicas de la nación para emprender un proceso tan complejo como este, Alonso Vázquez reconoció que no todos los comercios tienen la tecnología necesaria para efectuar las operaciones comerciales por vías digitales y tampoco existe el número de cajeros automáticos que demanda la población, por lo cual se buscan las vías para avanzar en ese terreno.

Dijo que se trabaja con todos los organismos de la Administración Central del Estado para crear esas condiciones.

Por ejemplo, el Ministerio del Comercio Interior está avanzando en la utilización de pasarelas de pago electrónicas, al igual que el Ministerio de Comunicaciones, y distintas empresas y cooperativas, entre otros actores, emplean esas vías.

Alonso Vázquez reconoció que el incentivo para el uso de los canales electrónicos de pago lo da, por un lado, el sistema bancario y, por otro, el ahorro, además de facilitar una mayor transparencia en la circulación monetaria.

Respecto al actual proceso inflacionario y sus causas, el Presidente del BCC apuntó que hoy muchas de las transferencias solo se realizan entre personas naturales, es decir, hay una cantidad importante de dinero que no circula en los circuitos lógicos de la economía, que está fuera del sistema bancario, lo cual no favorece al país y ha contribuido a la subida de los precios.

«Lo que sucede hoy es que los trabajadores vemos cómo los precios en el mercado suben, llegando incluso a ser abusivos», aun con las medidas implementadas por el Ministerio de Finanzas y Precios, afirmó el directivo, quien reconoció que las transacciones en nuestra economía tienen que ser bajo actividades lícitas, según establece la Constitución, por lo cual, en la medida en que se transparenten las operaciones y transacciones con el proceso de bancarización, estaremos dejando menos margen a las ilegalidades.

Otras ventajas de la bancarización, según Alonso Vázquez, son que las plataformas o pasarelas de pago ofrecen servicios los siete días de la semana y las 24 horas del día; además de reducir el costo en la impresión del dinero físico, que requiere la erogación de divisa que pudiera ser empleada en otras prioridades del país.

Mencionó, igualmente, que cuando se emplea el efectivo en las distintas transacciones, pueden cometerse más errores en los ejercicios de cobros y pagos, que cuando se hace por medios electrónicos.

DISTORSIONES QUE AFECTAN LA ECONOMÍA

En su explicación sobre el tema, Joaquín Alonso abundó en las causas que han llevado al actual exceso de circulante en nuestra economía y la importancia de emprender el proceso de bancarización, como un paso más hacia la estabilidad financiera en la nación.

En ese sentido, explicó que, como parte de la tarea ordenamiento, iniciada en enero de 2021, y como consecuencia del incremento salarial para crear capacidad de compra en la población, hubo necesidad de rotar una mayor cantidad de dinero.

Los primeros meses (enero, febrero, marzo y abril) se comportaron según lo esperado. Es decir, se produjo una inyección de dinero y luego una retirada paulatina por el efecto de las ventas a los nuevos precios, explicó el directivo, quien añadió que a partir del mes de abril empezó a moverse de manera distorsionada el efecto de salida de efectivo y su reducción, lo cual no es lo lógico en el funcionamiento de la economía.

Ya en el año 2022, con el crecimiento de los nuevos actores, se produjo una curva similar a los primeros meses de 2021, sin inyección monetaria alguna, produciéndose un incremento exponencial del dinero que estaba fuera de los bancos.

En el año en curso lo que creció fue el efectivo, no las operaciones bancarizadas, lo que quiere decir que la población acumula su efectivo fuera del banco, mucho más allá de lo que necesita la economía, explicó el Presidente del BCC.

Respecto a algunos criterios de la población, en especial de sectores menos diestros en el uso de los canales de pago electrónicos, Alonso Vázquez señaló que «siempre van a existir operaciones con efectivo, pues comprendemos que no toda la población tiene acceso a los medios digitales, o sabe utilizarlos, para realizar las operaciones comerciales», y agregó que el servicio de caja extra es un beneficio que se continuará ampliando en las bodegas, mercados y otros establecimientos.

Mencionó entre los canales electrónicos de pago que la población cubana tiene a su disposición, los cajeros automáticos, las terminales de puntos de venta, la banca telefónica, la banca remota, Transfermóvil, Bolsa Mi Transfer y Enzona, entre otros, para los cuales hace falta una cuenta bancaria asociada a una tarjeta.

Dijo, asimismo, que en estos momentos existe un abanico grande de medios de pago electrónicos y puso como ejemplo al turismo, que ha decidido que todos los pagos en los hoteles sean sin utilizar efectivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *