Neumonía: ¿Qué es y cómo nos afecta? (+ Video)

La neumonía es la causa principal individual de mortandad infantil en todo el mundo

sospecha de neumonia

El 12 de noviembre de 2009 fue establecido como el Día Mundial de la Neumonía con el propósito de llamar el interés en relación a esta enfermedad -la más importante causa de fallecimientos de pequeños menores de cinco años a nivel planetario-, así como organizar intervenciones para preservar contra la neumonía, preverla y tratarla y asimismo para crear acciones para luchar contra ella.

Esta enfermedad es la principal razón individual de mortalidad infantil a nivel mundial. Se calcula que le causa la muerte cada año a unos 1,4 millones de niños menores de cinco años, lo que significa más que el paludismo, el sida y el sarampión juntos. Esto presume el 18% de todos los fallecimientos de niños menores de cinco años en todo el planeta.

La neumonía aqueja a niños y a sus parientes de todo el mundo, aunque su prevalencia es mayor en el África subsahariana y Asia meridional.

QUÉ ES LA NEUMONÍA

La neumonía es un tipo de sepsis respiratoria aguda que concierne a los pulmones. Ellos están conformados por unos pequeños sacos, conocidos como alvéolos, que en los sanos al respirar se llenan de aire. Los alvéolos de los pacientes con esta enfermedad se llenan de líquido y pus; eso provoca dolorosa a la respiración y restringe la absorción de oxígeno. Varios agentes infecciosos como bacterias, virus y hongos generen neumonía.

La enfermedad puede diseminarse por vías diversas. Las bacterias y los virus presentes de manera común en la garganta o nariz de los niños, pueden infectar los pulmones al momento de inhalar. También se pueden diseminar por vía aérea, en pequeñas gotas producidas por la tos o los estornudos. Además, los gérmenes de la neumonía pueden circular por la sangre, sobre todo en el parto y en la etapa inmediatamente posterior. Es preciso investigar más sobre los variados agentes patógenos que provocan la neumonía y sobre sus maneras de transmisión, pues esta información es esencial para la prevención y el tratamiento de la misma. Las manifestaciones clínicas de la neumonía de causa viral y los de la bacteriana son análogos, aunque los de la primera pueden ser más numerosos en relación a los de la bacteriana.

La enfermedad puede diferenciarse en gravedad desde suave a teóricamente mortal. Es más seria en bebés y niños pequeños, aquellos mayores a 65 años, e individuos con problemas de salud o con debilitados sistemas inmunitarios.

MANIFESTACIONES CLÍNICAS DE LA NEUMONÍA

Las manifestaciones clínicas de la neumonía pueden ser tos flemosa, dolor en el pecho al toser o incluso respirar, desorientación o cambios de percepción mental en adultos de 65 años o mayores de esa edad, fiebre, fatiga, sudoración y escalofríos con temblores, temperatura corporal más baja de lo normal en adultos mayores de 65 años y personas con un sistema inmunitario débil, vómitos o diarrea, náuseas o dificultad para respirar. Puede que los recién nacidos y bebés no demuestren signos de estar padeciendo la infección; o bien, pueden tener fiebre y tos, vomitar, parecer inquietos o cansados y sin energía o presentar dificultades para comer y respirar.

FACTORES DE RIESGO

Uno de ellos es estar hospitalizado. Se tiene un riesgo mayor de contagiarse de neumonía quien se encuentre en la unidad de cuidados intensivos de un centro hospitalario, sobre todo, si se está conectado a una máquina que ayuda a respirar llamado ventilador. También los enfermos crónicos pues se es más proclive a contagiarse de neumonía quienes sufren de enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma o una enfermedad cardíaca. Otros factores de riesgo es el fumar y el alcoholismo pues esto daña las defensas naturales que el cuerpo presenta contra las bacterias y los virus capaces de provocar neumonía. Asimismo, el sistema inmunitario debilitado o suprimido pues las personas que se han sometido a un trasplante de órganos, que tienen VIH/SIDA o que reciben quimioterapia o esteroides a largo plazo se encuentran en riesgo.

NEUMONÍA EN CUBA

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicados en relación al año 2020 los fallecimientos provocados por influenza y neumonía en Cuba han alcanzado la cifra de 8,564 personas que representa el 8,55% de todos los fallecidos. La tasa de mortalidad por edad es de 36,59 por 100,000 habitantes. Cuba ocupa en el mundo el lugar número 76. En el país ocupaba la tercera causa de fallecimientos solo precedida por la enfermedad coronaria y los accidentes cerebrovasculares.

Para prevenir una neumonía en nuestro país, entre otras cosas, hay que protegerse de los fríos invernales y evitar los factores de riesgo de esta enfermedad.

https://if-cdn.com/qHVzRip

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *