Cuba continuará abogando por la solidaridad, la cooperación y la integración del Caribe

La VI Conferencia Internacional de Cooperación de la AEC dejó establecidas alianzas para la integración económica de la región, fundamentalmente en las esferas del comercio, del transporte, del turismo sostenible y de enfrentamiento a los desastres naturales

f0316951

«Cuba pone a disposición de los países de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) su potencial científico e investigativo y la experiencia de nuestros expertos, y reitera su voluntad de participar activamente en los proyectos que se han expuesto», afirmó ayer el miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, en la clausura de la VI Conferencia Internacional de Cooperación de la AEC.

Valoró que el evento concluyó con positivos intercambios y resultados centrados en la reactivación de las acciones colectivas de cooperación, y la reafirmación de la solidaridad como elemento indispensable para enfrentar los obstáculos y desafíos que no solo persisten, sino que se acrecientan en el actual escenario internacional, con un impacto considerable en nuestra región.

«América Latina y el Caribe enfrentan un panorama económico y social muy complicado. Crecieron la pobreza y la inseguridad alimentaria. Se desaceleró el crecimiento económico y cayó la inversión extranjera; al mismo tiempo que aumentaron la deuda y el empleo informal y precario. Todo ello agudizó los graves problemas que enfrenta nuestra región, la más desigual del planeta», alertó el Canciller.

Igualmente, denunció que los países de la región tienen grandes desafíos, resultantes de la precaria seguridad alimentaria, los desastres naturales, las presiones inflacionarias y, muy especialmente, los asociados a la condición de pequeños Estados insulares.

A ello se añade que algunos deben sortear las medidas coercitivas, unilaterales y contrarias al Derecho Internacional, impuestas por grandes potencias, lo que atenta contra el desarrollo, la estabilidad y la prosperidad del Gran Caribe.

En tal sentido, agradeció a todos los representantes de los países presentes que votaron a favor de la Resolución que pide poner fin al bloqueo contra Cuba, aprobada el pasado 3 de noviembre, en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Rodríguez Parrilla manifestó que aún se aprecia distante, y muy difícil de alcanzar, la creación de un entorno favorable e inclusivo para el crecimiento y, especialmente, para el desarrollo de nuestros países.

En esta VI Conferencia –detalló– se ratificó la relevancia de la ciencia, la tecnología y la innovación en los procesos de integración en torno al mar Caribe, que necesita convertirse en una zona especial de desarrollo sostenible. 

Resaltó que los países miembros de la AEC participaron, de manera activa, en las dos jornadas de trabajo, en las cuales demostraron su compromiso de laborar en las áreas claves para la Asociación, y confirmaron su voluntad de seguir fomentando el desarrollo de las capacidades nacionales y regionales, así como de replicar experiencias avaladas por buenos resultados.

«Creemos firmemente que, junto con la solidaridad y la cooperación de la comunidad internacional, la cooperación Sur-Sur, incluso triangular o en diversos formatos, será esencial en los esfuerzos para la recuperación de los efectos sistémicos y devastadores de la pandemia, y en el enfoque multidimensional para la erradicación de la pobreza, la exclusión y la inequidad», detalló.

Rodríguez Parrilla expresó que, pese a las dificultades, Cuba comparte las expectativas con relación a la cooperación Norte-Sur en las áreas claves de la AEC, reconociendo que resulta, además, mutuamente ventajosa. En este contexto, la Mayor de las Antillas apoya el justo reclamo de los hermanos países de Caricom, de recibir un trato justo, especial y diferenciado.

Dijo que las acciones colectivas, incluidas en los proyectos presentados, demandarán la articulación de mecanismos financieros, regionales, nacionales y locales, con una intensa y fructífera presencia de las diversas contrapartes de la cooperación.

«Cuba reconoce y encomia la función esencial de la AEC como un ámbito indispensable de consulta, concertación y cooperación», aseveró.

Recordó que los objetivos y progresos de la Asociación de Estados del Caribe son también una valiosa contribución a la observancia y aplicación de los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los jefes de Estado y de Gobierno, en la segunda Cumbre de la Celac, en el año 2014.

Saludó a los directivos de la AEC y reconoció el significativo aporte de la Presidencia de Costa Rica en el Comité de Cooperación y Movilización de Recursos.

«Continuaremos abogando por la solidaridad, la cooperación y la integración para el fortalecimiento de los vínculos fraternales entre las naciones de la cuenca del Gran Caribe», concluyó el Ministro cubano.

La cita –que finalizó este viernes en La Habana, con la participación de representantes de los 25 países miembros de la organización, y de otras naciones asociadas y observadoras– dejó establecidas alianzas para la integración económica de la región, fundamentalmente en las esferas del comercio, del transporte, del turismo sostenible y de enfrentamiento a los desastres naturales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *