Hoy Cuba cuenta con un marco normativo superior

constitucion 0

De unos años hacia acá, Cuba ha venido actualizando, modernizando y poniendo su marco normativo a tono con los tiempos. La entrada en vigor de la actual Constitución en 2019 puede asumirse como un punto de partida.

A partir de entonces, desde distintas instancias del Estado y el gobierno han dimanado normas jurídicas, de disímiles jerarquías, que han tendido a beneficiar a diferentes segmentos de la sociedad. Ha ocurrido tanto en el ámbito político, en el social como en el económico. 

La propia carta magna, en su condición de ley suprema, es un ejemplo por excelencia. Viene a ser la norma sombrilla dentro de la cual debe encontrar cobija el resto de las normas, sean completamente nuevas o actualizaciones de otras precedentes. En tal sentido, la actual Constitución resulta superior a su antecesora de 1976. Si bien existen ciudadanos discrepantes con determinados artículos ─lo cual es lógico en cualquier sociedad─, la vigente incorpora más derechos y garantías. 

Sin pretender ser exhaustivos, otras disposiciones de impacto político pueden citarse de 2019 a la fecha. La Ley del Presidente y el Vicepresidente de la República de Cuba, la del Servicio Exterior y la de Revocación de los elegidos a los órganos del Poder Popular, aprobadas por la Asamblea Nacional el 28 de octubre de 2020, constituyen ejemplos de normativas que refuerzan la institucionalidad y perfeccionan el sistema político de la nación. 

En el ámbito social basta mencionar la reciente aprobación popular del Código de las Familias. No exento de polémicas, es evidente que este garantizará derechos que su antecesor no otorgaba a todas las personas. De tal modo, su entrada en vigor supone otro adelanto jurídico para los cubanos.

Ganó el Sí. Se ha hecho justicia. Aprobar el #CódigoDeLasFamilias es hacer justicia. Es saldar una deuda con varias generaciones de cubanas y cubanos, cuyos proyectos de familia llevan años esperando por esta Ley. A partir de hoy seremos una nación mejor. #ElAmorYaEsLey pic.twitter.com/O5o0Hi2cm1

— Miguel Díaz-Canel Bermúdez (@DiazCanelB) September 26, 2022

Desde el punto de vista de la economía también se han observado avances legislativos en los últimos años. Si bien el efecto práctico de muchas disposiciones de los últimos tiempos no ha sido el esperado por la ciudadanía, algo no se debe soslayar: el actual marco regulador resulta más favorable a los diversos actores económicos.

marco_juridico.jpg
Imagen tomada de internet.
 
Un claro ejemplo de lo anterior es la ampliación de las actividades realizables por formas no estatales. Antes de 2021 solo se permitían 127. A partir de febrero de ese año quedó establecido que podían realizarse cualquiera de las más de 2 000 que conforman el Clasificador Nacional de Actividades Económicas, excepto 124 limitadas total o parcialmente. En la misma dirección, representantes gubernamentales dieron a conocer, hace pocas semanas, un paquete de medidas que favorece el necesario impulso del comercio interior y exterior. 

Que queda más por hacer… ¡desde luego! El entramado jurídico debe parecerse cada vez más a los requerimientos del desarrollo social, a la gente de hoy, a sus anhelos y potencialidades, a la Constitución… Sin embargo, una afirmación es cierta: lo que se ha avanzado en el último trienio no es desdeñable.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *