Trasplantes de órganos en Cuba, altruismo por la vida

En un mundo donde las intervenciones quirúrgicas son altamente costosas, nuestra nación realiza trasplantes de órganos de manera gratuita, incluido el seguimiento médico posterior

quirofano1
Hasta 2021 sumaban más de 6000 las operaciones quirúrgicas de ese tipo en el territorio nacional» (MINSAP).

Si preguntamos por Víctor Blanco Conde seguramente no tenga la menor idea de quién y es que, aunque pasó a la historia como el hombre al que realizaron el primer trasplante de riñón exitoso en Cuba con el órgano de un donante cadáver, su nombre es uno más de los que se pierden en la lista de logros de la salud cubana.

A sus 23 años sobrevivió cerca de dos décadas más con el nuevo riñón, mérito del Instituto de Nefrología en La Habana que para el 24 de febrero de 1970 realizó la intervención.

En este año se lograron trasplantar 16 personas y también se realizaron los primeros trasplantes en edad pediátrica a cuatro niños. Para 1973 se hicieron 25 trasplantes en el país y en el 1974, se lograron hacer 22 de estos procederes.

Cifras que significaban devolverles la vida y las esperanzas a familias. En un inicio estas intervenciones solo se realizaban en la capital y para el año 1974 se extendió a Santiago de Cuba.

El 9 noviembre de 1985, Cuba se convirtió en el primer país del tercer mundo en realizar un trasplante cardiaco gracias a un grupo de especialistas del Hospital Docente Clínico Quirúrgico «€œHermanos Ameijeiras»€ dirigido por el profesor Noel González Jiménez.

Fue el Comandante en Jefe Fidel Castro quien logró que por primera vez en Cuba y en el mundo fuera prioridad del país el tema de la donación de órganos, como una necesidad vital a desarrollar.

Programa de trasplantes en Cuba

En un mundo donde las intervenciones quirúrgicas son altamente costosas, nuestra nación realiza trasplantes de órganos de manera gratuita, incluido el seguimiento médico posterior.

Hasta 2021 sumaban más de 6000 las operaciones quirúrgicas de ese tipo en el territorio nacional, según declaraciones realizadas a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) por el doctor en Ciencias Jorge Pérez-Oliva, presidente de la Sociedad Cubana de Nefrología.

Cuba es el segundo mejor país en Latinoamérica según la tasa de trasplantes por millón de habitantes. Esto es posible gracias al Programa Nacional de Trasplantes, el cual está integrado por 32 Hospitales acreditados para el proceso de donación de órganos y tejidos.

programa nacional trasplantes

El programa incluye todas las estructuras involucradas en el proceso, desde la donación, recepción, posterior cirugía y seguimiento. El doctor Antonio Enamorado Casanova, su coordinador nacional, explicaba al diario Granma que «€œlos pacientes en espera de recibir un órgano o tejido continúan el seguimiento en los centros hospitalarios de todas las provincias del país, mantienen sus estudios para determinar el grado de aptitud y reciben tratamientos enfocados en las enfermedades de base»€.

La decisión de donar los órganos es responsabilidad de la familia cuando se trata de algún fallecido, sin importar la información recogida en el carné de identidad, pues alguien puede cambiar de criterio en distintos momentos, explicó el especialista.

«€œCuando alguien fallece por muerte encefálica y la familia está de acuerdo en donar los órganos se realiza un examen de compatibilidad inmunológica, el cual se coteja con los pacientes de la lista de trasplantes de la ONT y se determinan los más compatibles sin importar el lugar de procedencia, porque el sistema de salud garantiza la transportación desde cualquier punto de la geografía cubana»€, destacó.

Por otra parte, en el caso de personas que deseen donar estando en vida el procedimiento se rigen por el «€œReglamento para la dación y trasplantes de órganos y tejidos en donantes vivos»€. Este especifica que «€œson considerados dadores potenciales aquellas personas que aceptan extraer de su cuerpo un órgano o tejido sin que ello resulte incompatible con su vida, al poder ser compensada esa función por el propio organismo humano de forma adecuada y suficientemente segura»€.

La decisión de donar es una muestra de alto altruismo, ya que contribuye a que otra persona aumente su tiempo de vida, lo cual no podría ser posible sin los órganos recibidos.

En Cuba los centros dedicados a los trasplantes están dotados de los recursos necesarios y de equipos multidisciplinares de experiencia. A partir de 2016 se activó la Oficina de Coordinación Nacional de Trasplantes, la cual unifica los registros de donantes y receptores, listas de espera, y la asignación y distribución de órganos y tejidos durante las 24 horas.

Trasplantes en tiempos de Covid-19

La llegada del nuevo coronavirus al archipiélago cubano impuso nuevos retos para todos los sectores del país. Aislamiento físico, suspender todas las actividades, posponer otras y replantearse nuevas maneras de hacer fueron algunas de las características de esa etapa.

Y en todo ese tiempo de cuarentena donde el pensamiento común era que todo acabara y regresar a la normalidad había otras personas que seguían dependiendo de una máquina que filtrara tres veces a la semana su sangre, la limpiara de toxinas y la devolviera al cuerpo para los próximos tres días más, hasta la próxima «€œdesinfección»€.

En Cuba no se detuvo el proceso de hemodiálisis y el trasplante de órganos continuó siendo prioridad para el país. La enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2 ha obligado a reorganizar el sistema de salud en su totalidad, concentrar esfuerzos y recursos, readecuar funciones en instituciones completas, pero manteniendo como premisa fundamental que todos los servicios que impliquen un compromiso para la vida humana se han mantenido.

Historias como la de Yahíma Puente Trujillo» quien nació con solo con el riñón derecho y le realizaron en Cuba el trasplante del izquierdo o la historia de» Raider Pascual Martínez, a quien una hipertensión que no cuidó a tiempo, le provocó tener que ir a hemodiálisis y finalmente realizarse un trasplante demuestran la valía de estos y el gran humanismo de quien realizan la tarea.» 

En 2020 el Ministerio de Salud Pública reportó que se lograron en el país 154 trasplantes, de ellos 64 renales, dos hepáticos, 13 de células hematopoyéticas y 75 de córnea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *