Vacunación anti-COVID-19 en Cuba, avances (actualización)

Cuba eleva por día su cifra de vacunados, a la vez que se enfrenta a nuevos retos como el creciente aumento de casos con la variante ómicron a nivel global

vacuna dosis refuerzo

El mundo, tras la crisis epidemiológica, busca acelerar la vacunación anti-COVID-19 y recuperar la normalidad. Sin embargo, persisten las desigualdades en el acceso a los inmunógenos, lo cual impide frenar totalmente los contagios. Según datos de Our World in Data del 22 de febrero de 2022, el 63,3% de la población global ha recibido al menos una dosis de alguna vacuna contra la enfermedad, de ellos solo el 11,4 % pertenece a naciones de bajos ingresos.

Ante esta realidad, Cuba ha sido de los países que ha apostado por garantizar la inmunización de su pueblo con vacunas propias. Actualmente, cuenta con tres vacunas con Autorizo de Uso en Emergencias (AUE) por parte de la entidad reguladora nacional, el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos.

Estas son Soberana 02 y Soberana Plus, desarrolladas por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV), y Abdala, creada por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB). Todas cuentan con los requisitos y parámetros exigidos en cuanto a calidad, seguridad y eficacia.

Cuba destaca por ser el único país de América Latina y el Caribe con vacunas con AUE. Fue, además, el primero en el mundo que inició la vacunación masiva de su población pediátrica y el único que desarrolló exclusivamente una vacuna para los pacientes convalecientes, la Soberana Plus.

El ritmo de vacunación ha sido intenso en 2021 y comienzos de 2022. Hoy podemos estar orgullosos de que nuestra nación sea la tercera con mayor porcentaje de vacunados de acuerdo a su población en el mundo, solo por debajo de Emiratos Árabes Unidos y Portugal.

AVANCES DE LA VACUNACIÓN EN CUBA

Los dos esquemas de vacunación más empleados en el país son el de tres dosis de la vacuna Abdala, y el esquema heterólogo de dos dosis de Soberana 02 y una dosis de Soberana Plus. Ambos han confirmado su seguridad y eficacia mediante ensayos clínicos. El primero demostró una efectividad del 92,28 % frente a la enfermedad sintomática en un ensayo de Fase III. Mientras que el segundo esquema obtuvo una efectividad del 92,4%.

Los resultados preliminares de los ensayos clínicos y otros estudios permitieron que el CECMED aprobara el Autorizo de Uso de Emergencia (AUE) para la vacuna Abdala, y Soberana 02 y Soberana Plus. Esta última se utiliza también para reforzar la inmunidad de los convalecientes de la enfermedad.

Posteriormente, se inició en el país el 29 de julio de 2021 la vacunación masiva contra la COVID-19. Se comenzó por la población mayor de 19 años y después cuando se demostró la seguridad en menores de edad, con la población pediátrica de 2 a 18 años.

En total, según datos del» Ministerio de Salud Pública (MINSAP), al cierre del 19 de febrero de 2022 se acumulan en el país» 34 870 616 dosis administradas» con las vacunas cubanas SOBERANA 02, SOBERANA Plus y ABDALA.

Además, tras evaluar los informes presentados por el Instituto Finlay de Vacunas (IFV) y el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), el CECMED autorizó una dosis de refuerzo con Abdala o Soberana Plus a partir de los 6 meses de completado el esquema de inmunización.

Al cierre del 19 de febrero de 2022, el MINSAP informó que habían recibido las vacunas de refuerzo unos 857 903 personas. de ellas 278 081 como parte del Estudio Clínico y 5 579 822 como parte de la vacunación de refuerzo que se está aplicando a población de territorios seleccionados y grupos de riesgo. Esta campaña de vacunación ya estaba prevista antes de aparecer ómicron, y mejorará la inmunidad de la población cubana ante la nueva variante.

En general, hasta esa misma fecha, el MINSAP indicó que han recibido al menos una dosis de una de las vacunas cubanas,» 10″ 599 501″ personas. » De ellas ya tienen segunda dosis» 9″ 367 535″ personas y tercera dosis» 9 045 389″ personas. Actualmente,» el 89,1 % de la población cubana tiene el esquema completo de vacunación.

PREPARACIÓN DE CUBA ANTE VARIANTE ÓMICRON

La variante ómicron ha aumentado la preocupación en un mundo y la comunidad científica. Aunque su descubrimiento es reciente, los primeros estudios indican que es altamente contagiosa, lo que hace que frenar la transmisión de la COVID-19 se complique aún más, sobre todo en países con bajos índices de vacunación.

«€œEn los últimos días han aparecido informaciones con base científica sobre el comportamiento de la nueva variante, y se puede asegurar que es altamente transmisible, que incluso supera el nivel de transmisibilidad de la variante Delta. Ya se encuentra en más de 80 países y se estima que pudiera convertirse en la variante dominante»€, explicó al diario Granma el presidente del Grupo Empresarial de las Industrias Biotecnológicas y Farmacéuticas (BioCubaFarma), doctor Eduardo Martínez Díaz.

Consulte además: Variante ómicron, situación actual y datos preliminares

Sin embargo, resaltó como aspecto positivo que Ómicron es menos letal que la Delta, y la gravedad que provoca en los contagiados también es menor. No obstante, advirtió que, al ser más trasmisible, aunque sea menos letal, sí constituye un riesgo para las personas vulnerables, por lo que es una preocupación para el país.

Todavía se evalúa si esta variante disminuye o no la capacidad de neutralización de los anticuerpos inducidos por las vacunas cubanas. Recientemente, la jefa del Centro de Investigación, Diagnóstico y Referencia del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) informó sobre resultados alentadores con respecto en ese sentido.

En un ensayo clínico de neutralización viral realizado por el IPK en el que participaron personas inmunizadas con el esquema básico de Soberana 02 y Abdala, en el 90 por ciento de casos se apreció seroconversión de anticuerpos a la variante Ómicron. En cuanto a quienes estaban reforzados con una cuarta dosis, con Soberana 01o Abdala, el 100 por ciento mostró seroconversión de anticuerpos frente a la variante.

Además, el director de BioCubaFarma informó que se diseñaron los antígenos específicos de esa variante y ya se están sintetizando en la Mayor de las Antillas y que, si fuera necesario, se desarrollarán las vacunas específicas contra ómicron.

MAMBISA Y SOBERNA 01, ¿CUÁLES SERÍAN SUS POTENCIALIDADES CONTRA LA COVID-19?

Aunque ya el país cuenta con tres vacunas anti-COVID-19, se continúan ensayos clínicos e investigación científica sobre las potencialidades de los candidatos vacunales Mambisa y Soberana 01. Y es que todavía quedan áreas en que estas pudieran ayudar. Por ejemplo, una debilidad que tienen las vacunas en el mundo es que, si bien protegen contra formas graves de la enfermedad, no tienen la suficiente efectividad para evitar la infección por SARS-CoV-2. Por lo tanto, no se logra cortar del todo las cadenas de transmisión.

Es por ello que los estudios ahora se encaminan a mejorar esa efectividad mediante inmunógenos contra la propagación del virus. «€œLa comunidad científica internacional está trabajando en cómo lograr una vacuna que permita la inmunidad esterilizante. Una de las formas es a partir de una vacuna de aplicación intranasal, o sea, usar la vía mucosal para inducir la respuesta por donde entra el virus al organismo (mucosa nasal). Esta podría neutralizar muy rápidamente al virus en la propia entrada y no permitir que se replique»€, explicó al respecto el director de BioCubaFarma, Eduardo Martínez Díaz.

En ese sentido Martínez Díaz resaltó recientemente que Mambisa ha demostrado en los estudios clínicos, la inducción de una alta respuesta inmunológica mucosal contra el SARS-COV-2. De ahí que, si las evaluaciones finales dan resultados positivos, este candidato a futuro pudiera ser una vacuna que ayude a cortar la transmisión del virus en Cuba.

El directivo expresó que es posible que ya en 2022 esté lista Mambisa y se pueda administrar, si fuese necesario, para minimizar los contagios.

Por otra parte, continúan las investigaciones con Soberana 01, centrados principalmente en su papel como refuerzo. El 12 de noviembre de 2021 el CECMED autorizó un estudio clínico con trabajadores de la salud y BioCubaFarm. Este está dedicado a «€œdemostrar la no inferioridad de este candidato vacunal con respecto a la vacuna Soberana Plus, en relación a su capacidad de reactivar la respuesta inmune entre 5 y 6 meses después de la primo vacunación»€, señaló la entidad reguladora cubana. 

Cuba avanza en la vacunación, a la vez que se enfrenta a nuevos retos como el creciente aumento de casos con la variante ómicron a nivel global. Es ante todo necesario mantener las medidas de prevención de contagios en esta nueva normalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *