La universidad debe formar seres humanos de bien, no solo mano de obra

Durante cinco días de intensos debates, intercambios de experiencias en el enfrentamiento a la covid-19, firmas de convenios de colaboración, conferencias de académicos y actividades colaterales, Universidad 2022 permitió incorporar nuevos argumentos y proveer herramientas al propósito nacional de afianzar la ciencia y la innovación como base del desarrollo cubano

f0246612

A la universidad le urge repensar su rol social, a fin de que sus compromisos trasciendan cada vez más el propósito de formar mano de obra calificada para el mercado «€“como ocurre en el capitalismo»€“, sino que deben educar en valores y principios éticos. 

Tales valoraciones las ofreció el intelectual y teólogo brasileño Frei Betto, al dictar su conferencia Desafíos de la universidad en tiempos de la transición de la pandemia al mundo pospandemia, colofón de la jornada de clausura del Congreso Internacional Universidad 2022, a la que asistió el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, doctor Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Betto afirmó que las instituciones de la enseñanza superior tienen que ser centros de investigación para ser sostenibles, que incluyan y no que excluyan, y que a la par de estar comprometidas con la objetividad científica y tecnológica, también deben estarlo con la subjetividad humana.

Las universidades cubanas, dijo, están comprometidas con ese ideal, herederas del pensamiento y la obra de personalidades a quienes calificó como «artífices de la liberación»», entre las cuales mencionó a Félix Varela, Ignacio Agramonte, los estudiantes de Medicina, Martí y Fidel Castro.

El amigo de Cuba se refirió a dos grandes desafíos actuales: la

covid-19 y las redes digitales. Sobre la primera, advirtió que el fenómeno podría haberse evitado, pues aseguró que informes de inteligencia de Estados Unidos alertaron, con suficiente antelación, sobre la posible presencia de un virus altamente contagioso, y, sin embargo, «actualmente se ha llegado a cinco millones de muertos»», lamentó.

Sobre las redes sociales, recomendó aprovechar la tecnología de las redes digitales para establecer criterios altruistas, y al valorar cómo en lo adelante la enseñanza será híbrida, mezcla de lo digital y lo presencial, consideró importante incluir en los currículos el manejo de las redes digitales.

Durante cinco días de intensos debates, intercambios de experiencias en el enfrentamiento a la covid-19, firmas de convenios de colaboración, conferencias de académicos y actividades colaterales, Universidad 2022 permitió incorporar nuevos argumentos y proveer herramientas al propósito nacional de afianzar la ciencia y la innovación como base del desarrollo cubano.

En la jornada de clausura trascendió también que, del 5 al 9 de febrero de 2024, otra vez en La Habana, sesionará la edición 14 de este Congreso Internacional.

Informaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *