Una nueva lógica de vida

El feminismo cubano tiene sus peculiaridades. Logros sociales con los que no cuentan estos movimientos en otros países. Pero: ¿cuáles son los retos del feminismo en Cuba en la actualidad?

f0222104

Mirando otras realidades, sin llegar a un análisis exhaustivo, no estamos tan mal. Habría que ver la lucha desgarradora que llevan algunas para legalizar en su país el aborto, por solo poner un ejemplo en el cual las cubanas somos dueñas de nuestro cuerpo y fertilidad.

Yo me siento feliz de recibir el mismo salario que un hombre; aquí se premia capacidad no si eres hombre o mujer para recibir remuneración por el trabajo realizado. Bien sabemos que en otras partes del mundo no es así. Eso sí: llegar a los espacios de poder puede ser difícil, pero se llega, porque supone esfuerzos extras (cuidado de la casa, hijos, padres, etc.). Algo que me molesta, y seguro nos pasa a muchas, es que para una entrevista de trabajo nos preguntan: ¿Tienes hijos?; como si le fueran a preguntar lo mismo a mi esposo, por ejemplo. (Es que si a mi esposo le preguntan tienes hijos para un puesto de trabajo seguro la respuesta iba a ser risas y, ¿y eso a qué viene?).

El movimiento femenino a lo largo de la historia ha estado representado por la Federación de Mujeres Cubanas, FMC, fundamentalmente. No pongo en dudas todo lo alcanzado por esta organización, por supuesto, pero habría que oxigenarla para que exista un acercamiento mayor en ambas direcciones.

La sociedad cubana sigue siendo muy machista. La cultura patriarcal se produce y reproduce a nivel individual y social y más aún en zonas de campo donde las mujeres viven para atender la casa, cuidar a los niños y ser feliz al marido («¡todavía hay familias así!).

¿Cuáles serían los retos?

  • La gran carga doméstica junto a la vida laboral. Las mujeres llevamos la carga de la casa y eso no lo vamos a cambiar de un plumazo. Pero desde nuestras interioridades y saberes podemos ir cambiando este panorama (de ahí lo bueno, lo necesario de contar con esta visión de género).
  • El cuidado de familiares invisible y no remunerado. Se necesitan políticas flexibles y visiones diferentes.
  • Especial cuidado a las violencias domésticas y al autoritarismo. Las mujeres necesitan educación para entender en muchos casos que esas manifestaciones no son amor, están muy lejos de serlo. (He oído varias veces, incluso amigas, que me dicen: «como tú trabajas, yo no puedo trabajar fuera de casa porque mi marido no quiere, él prefiere cuidarme y que yo esté para él).
  • La familia como nicho fundamental de la sociedad. Esperemos que el reciente Código de las familias sea un punto a favor.

El feminismo pone en su centro de atención una nueva lógica de vida porque lucha en contra de la exclusión y las desigualdades. No ve dificultades en ser mujer para que estas muestren sus potencialidades, tengan derechos y libertades civiles. Busca justicia, equidad y valor social para los más discriminados.

Es una nueva lógica de vida porque promueve la igualdad de género en cualquier aspecto de la vida. Si nos vamos al tema de los Juegos Olímpicos solo mencionar que tendrían que pasar 114 años (en el 2012) para que hombres y mujeres compitieran en casi todas las categorías por igual.

Y es que en distintos momentos históricos las mujeres se han planteado una serie de reivindicaciones en busca de una vida mejor y de ocupar el mismo nivel en el podio que los hombres. La historia del feminismo comienza por reivindicar los derechos civiles de las mujeres, el reconocimiento necesario como parte integral de la humanidad. Las primeras mujeres de la primera Ola del Feminismo comenzaron a imaginar relaciones sociales y de género diferentes desafiando la dominación masculina y dotando de nuevas ramas el significado de ser mujer.

Digamos que la historia del feminismo es la historia de la supervivencia, la historia de la ola que desgasta la piedra y ambas permanecen allí: la ola que rompe e impulsa, la piedra que frena y se aferra.

Le puede interesar:

Feminismo

Cuba: los hombres y el feminismo

El socialismo como condición para mayores derechos en Cuba (+ Video)

CUBA: 8M. POR UN FEMINISMO DE HISTORIAS

Feminismo en las redes, otro reto al silencio

Imagen: tomada de Granma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *