Recetas para beneficiar la fertilidad masculina (+ Video)

Recetas para beneficiar la fertilidad masculina  (+ Video)

El hombre está fabricando nuevos espermatozoides constantemente, alrededor de cada diez semanas va a generar nuevos gametos. Por ello, todo lo que haga, bueno o malo, al menos en los dos meses anteriores tendrá consecuencias en el semen que eyaculará con posterioridad.

A la hora de conocer en qué estado se halla la fertilidad de un hombre existen una serie de marcadores que son indicativos claros de la salud del esperma. Estos marcadores incluyen su recuento, su calidad «€”referida a la concentración de las diferentes células espermáticas en una muestra»€”; otro es la morfología del espermatozoide, tanto el tamaño como la forma promedio de las células espermáticas. También influye la motilidad del esperma, es decir, su movimiento, pues para poder fertilizar un óvulo los espermatozoides deben ser capaces de nadar lo suficiente y, para eso, tener una buena motilidad es algo fundamental. Además, también se valora el volumen de semen, ya que con el fin de transportar los espermatozoides a través del tracto reproductivo femenino es necesario un volumen mínimo, aunque tampoco es adecuado tener una cantidad excesiva.

¿PUEDE MEJORARSE LA CALIDAD DEL ESPERMA?

Ciertos nutrientes juegan un papel vital en el sistema reproductivo, y lo que comemos es una forma importante de obtener esos nutrientes, especialmente si los alimentos saludables reemplazan los aspectos no saludables de otros comestibles, y sobre todo si sustituir los alimentos no saludables ayuda a mantener o lograr un peso saludable. Seguir una alimentación sana no solo es fundamental a la hora de mantener una buena salud pues también influye en la fertilidad, afectando o beneficiando la calidad del esperma; tener espermatozoides sanos es un factor importantísimo en la fertilidad masculina. Y, para quien está tratando de concebir, es posible mejorar la calidad de su esperma eligiendo los alimentos correctos.

NUTRIENTES Y ALIMENTOS PARA UNA BUENA FERTILIDAD

En relación con los mejores nutrientes, el zinc se ha mostrado como uno de los esenciales en la fertilidad masculina al desempeñar un papel fundamental en la regulación del conteo y la calidad de los espermatozoides. Se puede aumentar la ingesta de zinc añadiendo carnes rojas y aves, habichuelas y otras legumbres, productos lácteos, etcétera.

La vitamina B12 también es un nutriente básico para la salud general del esperma, pues es capaz de mejorar la movilidad de los espermatozoides y reducir el daño del ADN de las células espermáticas, además de aumentar el conteo de estos. Se puede aumentar la ingesta de vitamina B12 comiendo pescados, carnes y aves, en especial el hígado, productos lácteos, huevos, etcétera.

El folato es una vitamina B que está relacionada con la salud del esperma y cuando sus niveles se encuentran bajos se asocia a daño en el ADN espermático, a una menor densidad del esperma y también a un bajo recuento de espermatozoides. Es posible aumentar la ingesta de folatos en la dieta consumiendo verduras de hoja verde, como las espinacas, coles, lechuga, frutas»€¦; y jugos de frutas, en especial cítricos como la naranja, judías y guisantes, etcétera.

La vitamina C es un nutriente con cualidades antioxidantes y juega un papel fundamental en la fertilidad del hombre. El aumento de su ingesta se ha mostrado útil para mejorar diferentes aspectos de la fertilidad masculina, como la motilidad, el conteo y la morfología de los espermatozoides. Se puede aumentar la ingesta de vitamina C comiendo cítricos y jugos de frutas naturales, pimientos rojos y amarillos, verduras como tomates, brócoli, col, papas y boniato, etcétera.

La vitamina E, al igual que la vitamina C, es otro micronutriente con cualidades antioxidantes, y, particularmente en lo que se refiere a la fertilidad masculina, también puede ayudar de manera positiva a la hora de mejorar la calidad del esperma y gracias a esas mismas propiedades antioxidantes es capaz de proteger las células espermáticas de variados daños. Es posible aumentar la ingesta de vitamina E en la dieta comiendo aceites vegetales como el de soya, verduras verdes, como los pimientos, brócoli y espinacas, etcétera.

El licopeno está presente en los tomates y comidas basadas en esta verdura. Los radicales libres del oxígeno pueden entorpecer la fertilidad masculina y el licopeno los neutraliza. Tomar un suplemento de vitamina D se ha vinculado al aumento de la testosterona, una hormona producida por los testículos, la cual desempeña un papel vital en la producción del esperma y es esencial para el buen funcionamiento del organismo. Así que, es posible aumentar la ingesta comiendo pescados grasos, hígado, queso, yemas de huevo, etcétera.

Se sabe que los ácidos grasos omega-3 son grasas saludables con muchos beneficios para la salud, particularmente para la salud cardiovascular, aunque también puede ser útil a la hora de mejorar la calidad del esperma. En concreto, mejora el conteo de espermatozoides, la motilidad y la morfología. Se puede aumentar la ingesta de omega-3 comiendo pescados grasos, en especial atún, jurel o sardinas, aceites de origen vegetal, como el de soja, etcétera.

Los investigadores también han descubierto que los hábitos alimenticios poco saludables pueden dañar la fertilidad, aunque un alimento en particular no resolvería una infertilidad, si la hubiera.

OTROS CONSEJOS PARA LA FERTILIDAD MASCULINA

Quien desea tener un bebé, debe tener relaciones sexuales en el momento de la ovulación. Los estudios de investigación han encontrado que la salud del semen es mejor cuando el sexo ocurrió menos de dos días antes de producirse. Descubrieron que, en los hombres con bajo recuento de espermatozoides, sus espermatozoides nadan mejor después de un día de abstinencia y la forma del espermatozoide fue superior a continuación de uno o dos días de abstinencia. Para mantener su esperma en óptimas condiciones debe intentar tener relaciones sexuales al menos dos veces por semana, y no solo en el momento de la ovulación.

Se deben evitar químicos tóxicos en el lugar de trabajo pues los agricultores, pintores y barnizadores, como grupo, tienen una probabilidad mucho mayor de infertilidad y recuentos de espermatozoides significativamente más bajos en comparación con los hombres que trabajan en otros menesteres. Los trabajadores con metal y los soldadores, como grupo, tuvieron una menor motilidad pues podría haber un problema con el sobrecalentamiento, que puede reducir el recuento de espermatozoides. Es posible que los productos químicos que se encuentran en la pintura, el barniz, la metalurgia y la agricultura, como los pesticidas, por ejemplo, puedan dañar los espermatozoides.

El sentido común dicta que evitar el contacto con toxinas en el lugar de trabajo tanto como sea posible sería vital, ya sea usar máscara, guantes o simplemente mantener el cuerpo bien cubierto y limpio de productos químicos. La temperatura es otro importante factor a considerar pues los órganos reproductivos masculinos están fuera del cuerpo por una razón y es para mantenerlos a temperaturas inferiores a 98,6 F, nuestra temperatura corporal normal; las altas temperaturas pueden dañar los espermatozoides.

También, sentarse durante largos períodos de tiempo aumenta las temperaturas escrotales. Quien tiene un trabajo de escritorio debe asegurarse de levantarse y caminar de vez en cuando, además de no sentarse con su computadora portátil en su regazo, pues mantener ambas piernas juntas para equilibrar la computadora portátil y el calor generado por ella puede llevar a temperaturas escrotales más altas de lo normal. En su lugar, se debe colocar la computadora portátil en un escritorio o mesa.

El peligro de los teléfonos celulares para la fertilidad todavía está en estudio, pero pudieran ser responsables de conteos de esperma más bajos e inactivos o menos móviles en quienes antes de quedarse dormidos lo hacen utilizando su celular, el cual reposa a su lado en la almohada durante toda la noche, pues pudieran afectarse por la energía de radiofrecuencia (RF) emitida por estos equipos.

Una forma de aumentar la fertilidad es llevar el peso corporal a un nivel más saludable, pues tener exceso o insuficiencia de peso puede alterar el equilibrio hormonal y reducir el conteo de espermatozoides. El tratamiento de afecciones médicas subyacentes como la diabetes puede ayudar a aumentar la fertilidad y una infección no tratada del sistema reproductivo o del tracto urinario puede causar infertilidad en los hombres. Por ejemplo, las enfermedades de transmisión sexual pueden reducir la motilidad de los espermatozoides y la infección repetida de ellas puede provocar cicatrices que bloqueen el paso del semen.

Cuanto más alcohol se bebe, menor cantidad y calidad de esperma se tiene. Su consumo excesivo no solo es malo para la salud en general, sino que también tiene efectos negativos sobre la fertilidad en los hombres. Las borracheras esporádicas no parecen influir sobre el semen, aunque los investigadores destacan que es difícil distinguir los resultados, pues la mayoría de los hombres que las sufrían solían ser además grandes bebedores. Muchos hombres que beben habitualmente pero no se emborrachan no son conscientes de cómo puede afectarles el alcohol, pues consumen mucho mayores cantidades de lo que admiten. El exceso de alcohol puede provocar cambios en las hormonas y en otras sustancias químicas, como el cortisol, la glucosa, la insulina y las hormonas masculinas. Todo ello afecta la calidad del esperma y perjudica la fertilidad.

Fumar es una de las peores cosas que se puede hacer por la fertilidad a largo plazo. La impotencia, los desequilibrios hormonales y la drástica disminución de la calidad de los espermatozoides son causados por el tabaquismo. Quien comienza a tratar de concebir debe asistir a la consultar de su médico de atención primaria para un chequeo general y si sospecha que algo no está bien en su organismo debe expresar estas preocupaciones.

RECETAS QUE FAVORECEN LA FERTILIDAD DE LOS HOMBRES

Ensalada de col y zanahoria

Ingredientes:

-1 col blanca pequeña

-2 zanahorias grandes

-2 cucharadas de mayonesa

-2 cucharaditas de mostaza

-Vinagre al gusto

Preparación:

-Se corta la col en rodajas muy finas, eliminado el tronco central.

-Se cortan en juliana también las zanahorias y se juntan con la col picada.

-En un recipiente apropiado se mezcla la mayonesa, la mostaza y el vinagre.

-Se bate con un tenedor hasta obtener una crema homogénea y se aliña con esta crema la ensalada y se deja reposar en el refrigerado por lo menos por una hora.

– Al momento de servir se cuela el líquido en exceso que puedan haber soltado las hortalizas.

Bistec de hígado de cerdo

Ingredientes:

-1 hígado fresco de cerdo

-4 dientes de ajo

-1 limón

-Sal y pimienta al gusto

-1 cebolla blanca

-Aceite de la mejor calidad posible

Preparación:

-Lo primero es cortar todo el hígado en forma de bistecs.

-Luego se les añaden solamente los dientes de ajo ya machacados y la pimenta.

-A continuación, se pone a fuego medio una sartén con solo un poco de aceite, no mucho para que no quede demasiado graso.

-Se echan los bistecs de hígado en el aceite caliente y se cocinan por ambos lados, y si se tapa sería ideal para que no se evapore tan rápido el jugo que va soltando.

-Se añade la sal y luego el jugo de limón y se remueve para que se integren bien.

-Se agrega la cebolla picada en aros, se retira la sartén del fuego y se tapa unos cinco minutos.

Ya está listo para servir caliente, con arroz, viandas y ensaladas, según las preferencias.

Lo ideal es cocinar el hígado lo más fresco posible para que conserve su textura suave, pero si no se puede conseguir el mismo día, quien sigue estos pasos tal y como se describen en la receta le quedará igual de tierno y sabroso y si no hay limón puede usarse vinagre, también quedará delicioso.

Espinacas con huevo

Ingredientes:

-Hojas de espinacas

– 6 huevos

-«¼ de taza de leche

-2 dientes de ajo

-1 cebolla fileteada

-Sal al gusto

-Aceite vegetal de la mejor calidad posible

Preparación:

-Lavar y desinfectar las espinacas, escurrirlas y secarlas con toallas de papel absorbente.

-Calentar el aceite en una cacerola y freír la cebolla y los ajos hasta que la primera esté transparente y los ajos comiencen a dorar.

-Mezclar la leche con el huevo, sazonar con sal y reservar.

-Agregar las espinacas a la cacerola, cuando estén suaves incorporar la preparación de huevo, revolver y cocinar hasta que cuaje.

Bonito con verduras

Ingredientes:

-«½ kg de bonito fresco

-800 gramos de calabaza

-2 tomates maduros

-1 pimiento rojo asado

-«½ cebolla

-5 cucharadas tomate frito

-5 cucharadas aceite de la mejor calidad posible

Preparación:

-En una sartén antiadherente asar las rodajas de bonito con un chorrito de aceite y sal. A continuación, quitarle el pellejo y cortar en cuadraditos.

-Lavar bien el pimiento y la calabaza y cortarlos en trozos más bien grandes.

-En una sartén con tres cucharadas de aceite sofreír el pimiento y la calabaza a fuego lento durante unos minutos, y cuando empiecen a dorarse echar tres cucharadas de agua y dejar cocinar sin que se pegue unos quince minutos más, hasta que estén blandos. Poner en un plato y reservar.

-En la misma sartén, poner dos cucharadas de aceite y sofreír la cebolla muy picadita. Cuando empiece a dorarse, añadir los tomates cortados en trozos grandes y sin las semillas. Dejar cocinar durante cinco minutos, aplastando los tomates con el canto de una espumadera.

-Finalmente, añadir en la sartén la calabaza y el pimiento, ya cocinados, el tomate frito y el bonito, y dejar cocinar todo junto a fuego lento otros 15 minutos.

Boniatos asados con especias

Ingredientes:

-2 boniatos

-Especias al gusto

-Hierbas aromáticas al gusto

-Aceite de la mejor calidad posible, tres cucharadas

Preparación:

-Se lavan bien los boniatos bajo la llave del agua para eliminar la tierra que suelen traer en la piel. Luego, se pelan y cortan en trozos irregulares, mientras precalentamos el horno a 200ºC.

-Se colocan los pedazos de boniato en una fuente y se añade un chorro de aceite, mezclando bien para que todos los trozos se impregnen. A continuación, se espolvorean con la mezcla de especias y hierbas aromáticas elegidas.

-Después añadimos medio vaso de agua y los metemos en el horno para que al principio se vayan cociendo en el agua y después, cuando esta se haya evaporado y en parte haya sido absorbida por el boniato, se doren gracias a la presencia del aceite. En total estarán unos 40 minutos, pero conviene probar a ver cómo están de punto. Los boniatos asados quedarán bien blanditos.

Se puede utilizar para acompañar un asado de carne o de pescado que se cocine en el horno aprovechando que está encendido.

Pollo asado al horno

Ingredientes:

-1 pollo entero o 4 muslos completos (cuartos traseros)

-4 papas medianas

-4 cebollas medianas

-Aceite de la mejor calidad posible

-Sal y pimienta al gusto

-Tomillo seco

Preparación:

-Se comienza pelando las papas. Una vez peladas, se cortan en rodajas finas, de no más de un centímetro de grosor. Después, se ponen como base en una bandeja para horno. Se pelan también las cebollas y se cortan en tiras finas, se ponen sobre las papas y todo se salpimienta.

-A continuación se ponen los muslos encima de las papas y la cebolla. Se le añade a todo un vaso de agua y un chorrito de aceite. Así quedará más jugoso mientras se hornea. Asegurar que, en el fondo de la fuente, haya siempre humedad. Así la guarnición no se va a quemar. Salpimentar y añadir un buen pellizco de tomillo seco a cada muslo o al pollo completo, si se ha elegido la pieza completa.

-Se pone el pollo en el horno a 220ºC y si se utilizan muslos, con calor arriba y abajo. Se deja hornear unos 30 minutos, hasta que se dore bien. Quien utiliza un pollo entero, hornear a 190ºC.

-Cuando esté bien dorado, sacar la bandeja del horno, y se les da la vuelta a las piezas. Así, se cocinarán ambos lados.

-Inmediatamente después, se vuelve a poner la bandeja dentro del horno dejándola cocinar por el mismo tiempo, hasta que todo quede bien cocinado.

Como resultado de poner la guarnición abajo del pollo, se pueden aprovechar los jugos que destila el durante el horneado y estos se mezclan con la guarnición y se tendrá una mezcla de sabores exquisitos.

Para evitar que el pollo quede muy reseco es aconsejable pintarlo con aceite o agua justo antes de introducirlo en el horno, de este modo, el pollo retendrá más la humedad y se conseguirá una carne más jugosa. El secreto para un pellejo crujiente está en sazonarlo.

Cuando se retire la bandeja del horno, dejarlo reposar unos diez minutos antes de cortarlo y, de este modo, los jugos del pollo se asentarán mejor.

Tomates aliñados

Ingredientes:

-4 tomates grandes

-2 dientes de ajo

-3 cucharadas soperas de perejil fresco

-2 cucharadas soperas de orégano fresco

-2 cucharadas soperas de tomillo fresco

-1 pizca de pimienta negra molida

– Aceite de la mejor calidad posible

-Vinagre

-1 pizca de sal

Preparación:

-Antes de empezar a elaborar el aliño para el tomate es aconsejable meter los tomates en el refrigerador durante un par de horas para que estén bien fríos.

-Teniendo esto en cuenta, empezar a preparar el aliño con un mortero y macerar los dientes de ajo junto con las hierbas aromáticas y la pimienta negra. Machacar bien hasta conseguir que todo se mezcle lo mejor posible.

-Mezclados estos primeros ingredientes, incorporar el aceite junto con el vinagre. Se sigue removiendo y macerando todo. Se tapa el mortero con un poco de papel film y se mete en la nevera durante un par de horas.

-Cuando se vayan a servir los tomates aliñados, se lavan y se cortan en rodajas gruesas. Se colocan en el plato donde se servirá.

-Sacar el aliño del refrigerador y regar un poco sobre los tomates, teniendo cuidado de no pasarse con el aliño, pues quedaría demasiado aceitoso. Poner un poco de sal al gusto y servir inmediatamente.

Tazón de batido de plátano

Ingredientes:

-2 plátanos medianos

-1 taza de yogur

-2 cucharaditas de jengibre fresco

-1 cucharadita de miel

-1 cucharadita de extracto de vainilla

-1 cucharadita de canela

Preparación:

-Picar los plátanos y el jengibre en trozos grandes.

-Combinar todos los ingredientes en una batidora. Mezclar durante 2 a 3 minutos o hasta que la mezcla esté completamente homogeneizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *