Cuba lamenta la muerte del trovador Vicente Feliú (+ Video)

Concierto 1

Instituciones de la cultura cubana lamentan el fallecimiento del trovador Vicente Feliú, a causa de un infarto.

«€œCréeme, nos será muy difícil acostumbrarnos a que no estés. Créeme, te agradeceremos siempre todos los años que le dedicaste a la música, a Cuba», publicó el Centro Nacional de la Música Popular.

Gracias, Vicente Feliú, por todo. Hoy la música, la patria pierden a uno de sus mejores hijos. «€œGracias a ti trovador, que guitarra en mano fuiste haciendo melodías de la vida»€.

«€œYo soy un soldado de la Casa»€, así solía decir de sí mismo Vicente Feliú. Y es cierto, eres nuestro compañero, nuestro amigo, nuestro hermano. Aquí estarás siempre. Esta será siempre tu Casa. Buen viaje hermano, publicó Casa de las Américas.

vicente epd
«€œEstaba en un escenario. Empezaba a cantar La Bayamesa»€

familia vicente 03

Vicente Feliú en concierto junto a su familia. Foto: Iván Soca

La hija del trovador publicó en su cuenta de Facebook que antes de fallecer, Vicente Feliú estaba en un escenario.

«€œEmpezaba a cantar La Bayamesa. Se fue en toda su estatura y con el corazón más grande que el pecho. Te amo, papá. Te amo!!!»€, escribió.

https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Faurora.delosandes%2Fposts%2F10228388361798241&show_text=true&width=500

Vicente Feliú: Apuntes para mi muerte

vicente feliu en la casa del alba 7

Vicente Feliú en la Casa del Alba. Foto: Iván Soca

Así le cantaba Vicente Feliú a la muerte en 1971. Sirva hoy de testamento.

Como cualquier hombre común
amo la vida en su esplendor
viviendo en su interior.
Pero la posibilidad
de dejar de vivir está
como el amanecer.
Si un día muero irremediablemente,
sin terminarlo todo,
o al menos lo que me corresponde,
quisiera que lo poco que tenga
se utilizara al máximo.
No espero ver mi cuerpo estacionado
en esa hora en que acabó
el movimiento de sus huesos
hundan sus manos en mi piel
y experimenten con mis vísceras.
No espero verme en un ataúd
cubierto de trapos y luego de cal.
Quisiera un cuerpo picado en mil trozos
por hombres dignos de hallar el vivir,
por hombres dispuestos a no sucumbir,
llevando la vida al límite mayor.
He amado mucho.
Nada pedí y nada pretendo pedir para mí.
Lo que resulte será para ustedes
que seguirán renaciendo por mí.
A quien me amó más acá de la luz
guarde mi foto en el bolso de andar,
llore en el día del aniversario,
en la hora en que no diré el último adiós.
A quien haya llegado hasta el fondo de mi hombre,
sencillamente olvídeme.
A mis amigos les pido vivir
toda la vida que quede ante mí,
toda la muerte que no haya podido matar
con mis manos, mi sueño y mi voz.
Que no haya canciones, ni duelo, ni adiós,
que nadie se pare a contar que me vio
arrastrando el alma hacia encima de dios,
mordiendo una flor y pidiéndole amor.
A quien no entendió mi forma de estar
recomiendo mirar hacia el fondo de sí.
Mire bien, pues quizás hubo alguna que otra presencia
que no se advirtió por temor.
Que nadie se calle todo lo que fui,
lo hermoso y lo triste que engendra un perfil
centrado en los años mediados del cerdo
y del hombre que un día esperamos nacer.

«€œLa Cuba que está por venir depende de la que ha sido»€

«€œCreo que la Cuba que está por venir depende de la Cuba que ha sido y la que está siendo. Por lo tanto, me parece que cabrían todos los acordes»€, dijo Vicente Feliú en una entrevista hace un par de años.

Tomado de Cubadebate

Tomado de Cubadebate

Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba. Publica noticias y análisis con un tratamiento objetivo de los hechos. Muestra los intereses que el poder global oculta para mantener sus privilegios. UCI, La Habana, Cuba. editor@cubadebate.cu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *