Tarifas de electricidad y agua para la agricultura: las acciones continúan

De acuerdo con autoridades del Minag y de la Unión Eléctrica, las preocupaciones persisten sobre el alto importe de las penalizaciones a los clientes que están en la tarifa de metro de triple registro, así como en el precio del kilowatt hora

f0205987
Se redujo la tarifa del agua para los organopónicos y huertos intensivos conectados al sistema de acueducto y alcantarillado.» Foto:» Miguel Febles Hernández

Aunque desde el inicio de la Tarea Ordenamiento, la disminución de la tarifa eléctrica ha sido una medida esencial y analizada sistemáticamente para estimular la producción de alimentos en el sector agropecuario, aún quedan muchas inconformidades de los productores relacionadas con este aspecto.

De acuerdo con autoridades del Ministerio de la Agricultura (Minag) y de la Unión Eléctrica (UNE), las preocupaciones persisten sobre el alto importe de las penalizaciones a los clientes que están en la tarifa de metro de triple registro (m3b), así como en el precio del kilowatt hora (kWh), aun cuando este último se ha reducido como promedio a 1,80 pesos por cada kWh consumido.

Como respuesta a esas insatisfacciones, la UNE se ha concentrado en acciones que, una vez el productor vaya a contratar el servicio, tendrá carácter inmediato, explicó Carlos Misael Rodríguez Martes, director comercial de la entidad.

En ese sentido, informó este lunes en conferencia de prensa, la actualización de la contratación de la demanda por el productor, que antes se realizaba dos veces en el año, se realizará ahora cuatro veces, lo que permite no tener penalidad por exceso de la máxima demanda registrada, que puede representar entre un 10 % y un 15 % del importe de la factura.

Además, añadió, una de las estrategias es actualizar las capacidades de los bancos de transformadores siempre que el productor lo solicite, ajustándolo, según el equipamiento que tenga instalado, lo cual posibilita una reducción de un 3 % del importe.

Rodríguez Martes refirió que se separa el consumo para alumbrado de los cultivos del bombeo durante el horario pico. Mientras, se actualiza la demanda contratada y el consumo que se facturará a todos los productores que se facturan por promedio, al tener la medición defectuosa.

Al respecto, argumentó que los clientes tendrán la posibilidad de acercarse a la empresa eléctrica para reportar su gasto real, y que se conforme su facturación desde esa perspectiva, en aras de que no tenga que pagar por un consumo que no está acorde con el gasto real de ese periodo.

Igualmente, recordó que el consumo en el horario de 11:00 a.m. a 1:00 p.m. forma parte del consumo registrado entre las 5:00 a.m. y  las 5:00 p.m. de la tarde, por lo que no se considera horario pico para el productor y se factura según el precio de la tarifa del día.

Por otro lado, José Suárez León, director general de Ingeniería del Minag, reconoció que entre las preocupaciones del campesinado, dos aspectos aún no han podido resolverse. En primer lugar, expuso que las penalizaciones por factor de potencia no se eliminan, pues si bien en algunos servicios el impuesto es alto, no es lo general.

Al respecto, señaló que la premisa es buscar la estrategia para que los productores puedan, mediante inversiones, mejorar la eficiencia de sus bombeos y, de esa forma pasen de ser penalizados a ser bonificados.

El segundo tema, aclaró, tiene que ver con el criterio del precio del kWh, pues el actual ya cuenta con un nivel de subsidio aprobado, de ahí que sea imposible reducirlo más, ya que conllevaría a una mayor participación del presupuesto del Estado.

SOBRE LAS TARIFAS DEL AGUA, OTRA INQUIETUD

Una novedad se presenta ahora con el servicio del agua para el sector agropecuario, de acuerdo con Rafael Cuenta Osorio, jefe del departamento de Riego, Drenaje y Abasto de agua a los animales, del Minag, y es el cambio de la tarifa del agua para los organopónicos y los huertos intensivos conectados al sistema de acueducto y alcantarillado.

En específico, detalló que la modificación, del pasado 20 de julio, está en la reducción de los 10,85 pesos por metro cúbico a 7,35, así como el consumo por encima de la norma de 21 pesos se rebajó a 14,30 pesos.

De forma general, Rigoberto Morales Palacios, vicepresidente del grupo empresarial de Gestión de Aguas Terrestres, del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (inrh),  recordó las acciones que desde hace unos meses se centran en la incidencia del costo del agua, aun cuando este recurso no sobrepasa el 5 % de los gastos totales del cultivo de una hectárea.

Señaló que la contratación del servicio ya está al 100 % en siete provincias del país, a tono con las nuevas indicaciones.

Entre otras, resaltó la Resolución 419 de 2020, del Ministerio de Finanzas y Precios, que establece que se dejará de cobrar a los productores el agua planificada y no consumida; así como la Resolución 65, de 2021 que elimina el cobro automático, o sea, sin aceptación previa, por el servicio de provisión de agua a las formas productivas y efectuar dicho cobro a cada productor. Por otra parte, destacó la aplicación de tarifas diferenciadas para el servicio de agua.

El Director General de Ingeniería del Minag insistió en que todas estas medidas están diseñadas para que cada productor tenga conocimiento de sus gastos reales y, pueda aplicarlos, de manera consciente, en la concertación de sus precios.

En ambos aspectos tratados, concluyó, una meta esencial es el uso de fuentes renovables de energía, que con las nuevas decisiones al respecto podrán sumarse paulatinamente, sobre todo en la actividad de bombeo y abasto de agua a los animales.

Informaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *