La respuesta de Fidel a Bobby Fischer

En agosto de 1965 estaba por celebrarse en Cuba el cuarto torneo internacional de ajedrez «€œCapablanca in memoriam»€ con la participación de 22 ajedrecistas y la del Gran Maestro Robert Fischer, por aquel entonces campeón de su país

fidel castro fishcher habana 580x394 1
Fidel conversa con Bobby Fischer en el Hotel Habana Libre, en 1966.

En agosto de 1965 estaba por celebrarse en Cuba el cuarto torneo internacional de ajedrez «€œCapablanca in memoriam»€ con la participación de 22 ajedrecistas y la del Gran Maestro Robert Fischer, por aquel entonces campeón de su país.

Pero desde bien temprano el bloqueo económico comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba hacía daño a un evento deportivo al negarle la participación a Fischer de visitar la Isla.

Bobby Fischer buscó alternativas para intervenir en el Capablanca y por primera ocasión en un torneo internacional de tal envergadura, un jugador utilizaría la línea telefónica o teletipo, donde solo las partidas del norteamericano se efectuarían por esa vía.

Luego de hacerse las coordinaciones entre La Habana y New York y bajo el auspicio de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) todo estaba dispuesto para la participación de Fischer, una noticia que creó expectativas no solo en Cuba, sino a nivel Internacional.

Sin embargo, surgió algo inesperado. Fischer desde New York, envió un cable al entonces primer ministro, Fidel Castro Ruz, amenazando con retirarse del torneo. Era el 11 de agosto de 1965, cuando Fidel recibió el cable del norteño, donde entre otros temas, Fischer decía que Fidel tenía que asegurarle que ni él ni el gobierno buscaban beneficios políticos con su participación, una falacia infundada por la prensa en los Estados Unidos.

El Comandante en Jefe le envió una respuesta categórica a Bobby Fischer y cito: «€œAcabo de recibir su cable. Me sorprende que usted me atribuya algún tipo de manifestación referente a su participación en el torneo. A este respecto no he dicho ni hablado una sola palabra con nadie. Solo tengo sobre ello noticias que he leído en cables de agencias norteamericanas. Nuestro país no tiene necesidad de tan efímera propaganda. Es suyo el problema de participar o no en dicho torneo. Sus palabras son, por tanto, injustas. Si usted se ha asustado y arrepentido de su decisión inicial, sería mejor idease otro pretexto y tuviese el valor de ser honesto»€.

El intercambio de cables duró bien poco pues Bobby Fischer se apresuró en anunciar desde New York su ratificación de jugar el Capablanca.

En el torneo finalmente, jugado por teléfono o teletipo, Fischer se ubicó del segundo al cuarto lugar, empatado con el yugoslavo Ivkov y el soviético Efim Gueller.

Evento ganado por Vasili Smyslov. El cubano y Maestro Internacional Eleazar Jiménez, logró tablas contra el fuerte jugador norteamericano.

Imagen: tomada de Cubadebate.

Oneldys Santiago

Oneldys Santiago

Periodista de la emisora Radio Caibarién

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *