Cuba en carrera contra reloj debido a la Covid-19

coviddc

Cuba vive hoy una carrera contra reloj debido a la Covid-19, ante el agravamiento de la situación por el incremento de casos y fallecimientos, lo cual obliga a cambiar la estrategia de inmunización del país.
Así lo indicó la víspera el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien llamó a atender diferenciadamente la vacunación en los territorios con mayor complejidad en el manejo de la epidemia.

Según datos del Ministerio de Salud Pública de la isla caribeña (Minsap), hasta el 5 de agosto el 24,9 por ciento de la población ya había recibido el esquema completo de las vacunas nacionales, y más de cuatro millones 597 mil personas tenían al menos una primera dosis.

En un análisis efectuado en el grupo gubernamental de trabajo para el enfrentamiento a la pandemia, el mandatario insistió en la necesidad de estudiar lo que sucede actualmente con el aumento de los decesos, además de profundizar en el alza de los casos pediátricos.

Esta semana el primer ministro, Manuel Marrero, realizó visitas de control y ayuda a las provincias de Guantánamo y Holguín en el oriente del país, y estuvo en dos ocasiones en Ciego de Ávila (centro), acompañado por el titular del Minsap, José Angel Portal.

Dichos territorios se encuentran entre los cinco más afectados por la Covid-19 en Cuba, pues lideran las tasas de incidencia debido al alto número de contagios.

Allí el jefe de Gobierno reconoció que existen tensiones con los medicamentos y también con el completamiento de puestos claves en las áreas de salud, pero señaló que hay sobre todo problemas de organización y violación de los protocolos establecidos.

Asimismo, precisó que no se aplican sistemas de trabajo para chequear cuestiones elementales que resultan decisivas, como el rigor del ingreso domiciliario y la solución de los problemas más inmediatos en los hospitales.

Hay que escuchar mucho más lo que dice la población, enfatizó Marrero al resumir los recorridos, porque de otra manera no se van a resolver las dificultades.

En tanto, Díaz-Canel convocó a los principales dirigentes de cada organismo en las provincias a ir a los sitios más complicados y dialogar con las personas, mientras aseguró que varios miembros del secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y viceprimeros ministros reforzarán el trabajo donde es más urgente.

Profesionales de la salud de la isla antillana retornan al país luego de concluir su colaboración en otras naciones y muchos de ellos se incorporan directamente a las labores en los territorios más afectados por la pandemia.

Cuba concluye la semana con saldos negativos en el manejo de la epidemia, fundamentalmente por la propagación de la enfermedad, el alto nivel de incidencia (más de mil casos por cada 100 mil habitantes) y los decesos registrados, con varias jornadas de cifras cercanas a los 100 diarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete la operación *