Elsa pasa, pero la COVID-19 sigue siendo un peligro

ttelsa covid reunion gtt 0507 foto er portada

El escenario epidemiológico del país y el paso de la tormenta tropical Elsa, que durante las últimas jornadas han mantenido mucho más en alerta a los cubanos, fueron temas examinados este lunes, detalladamente, durante la reunión conjunta del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento a la COVID-19 y el Órgano Económico Social del Consejo de Defensa Nacional, que encabezó el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

El exhaustivo análisis se inició con una actualización del Instituto de Meteorología, seguida por informaciones referidas a la situación de la energía, el agua y los alimentos, tres sectores que son claves en las acciones para enfrentar las afectaciones que se derivan de un fenómeno meteorológico como este ciclón tropical.

En el encuentro -realizado en el Palacio de la Revolución y donde también participaron el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular Esteban Lazo Hernández y el Vicepresidente de la República Salvador Valdés Mesa- el Doctor Francisco Durán García, Director Nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, ofreció datos que ilustran la complejidad sanitaria que vive el país, marcada por el diagnóstico de más de 38 mil casos de la COVID-19 en los últimos quince días.

El experto precisó que al cierre del mes de junio Cuba reportaba como promedio, mil 687 contagios por día. Hasta este lunes, subrayó, se mantenían ingresados más de 19 mil pacientes activos con la enfermedad y Matanzas, con la situación más complicada, mantenía la mayor tasa de incidencia de casos positivos por cada cien mil habitantes.

Justamente desde el territorio matancero, provincia también donde tocó tierra la tormenta tropical Elsa, el gobernador Mario Sabines Lorenzo explicó que se extreman las medidas de control para preservar la vida de las personas, ante el incremento de la transmisibilidad de la COVID-19.

Por otra parte, en La Habana, cortar la transmisión del virus y solucionar con rapidez cualquier afectación que pudiera dejar la tormenta tropical Elsa, son hoy las prioridades. Esa indicación, principalmente en el sector de la vivienda, fue dada por el Presidente cubano a las máximas autoridades de la capital.

Fue una reunión extensa y minuciosa, tomando el pulso a la realidad de cada provincia de Cuba y el municipio especial Isla de la Juventud, territorio que muestra el más favorable comportamiento epidemiológico del país, con una tendencia al control frente a la COVID-19.

Al resumir las jornadas vividas por los cubanos, entre el peligro de la enfermedad y el acecho de la tormenta tropical, el Primer Ministro calificó este momento como un ejercicio de unidad nacional.

«€œSe ha hecho un buen trabajo, pero no podemos confiarnos, hay que concentrarse en el combate a la COVID-19«€, afirmó Marrero Cruz.

El escenario sigue siendo difícil. Con la misma experiencia, prontitud y responsabilidad con la que Cuba enfrenta y vence los embates de la naturaleza, también tendrá que ganar la batalla frente a esta enfermedad peligrosa y mortal.

Puede» escuchar y descargar» el audio desde el canal de» iVoox:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete la operación *